Tecnología
Fecha de publicación: 2018-05-03

10 usos de la inteligencia artificial que nadie se hubiera imaginado

Aunque a Elon Musk no le guste demasiado la inteligencia artificial (IA), hay casos como los de Google o Facebook que ya están utilizandola para hacer la vida más sencilla.

Por Computer Hoy

Estos son 10 usos de la IA que nadie hubiera imaginado y que ya están a nuestro alcance para hacernos la vida más sencilla:

1. Ayuda a la hora de hacer fotografías. Quizá es uno de los usos de la IA que tenemos más a mano. Los fabricantes de móviles están apostando por la inteligencia artificial de diversos modos y Huawei, por ejemplo, ha incorporado la IA al software fotográfico para ayudarnos a hacer mejores fotos con el Huawei P20. Simplemente, la IA del teléfono nos permite sacar mejores fotografías en condiciones de baja luz. Huawei sabe que no tenemos un pulso demasiado firme y, por eso, nos ayuda a tomar fotografías con una larga exposición con una IA que va recomponiendo la imagen y ''enderezando'' la foto cuando nosotros temblamos. Hay otros usos, claro está, como el enfoque automático de objetos con una mayor precisión.

2. Conducción autónoma. Los vehículos autónomos están de moda y son los que más están probando la validez (actualmente) de la inteligencia artificial en la vida diaria. En concreto, los vehículos autónomos se apoyan en el deep learning, la rama ''compleja'' de la inteligencia artificial para aprender sobre la marcha por dónde circular y los objetos y señales que se encuentran a su paso. Todo eso se procesa y se comparte en una especie de mente colmena para que el coche se vuelva más ''listo''.

3. IA en videojuegos. Si sois jugones, seguro que os habéis encontrado con una IA. Pero una IA de verdad, no la de los simples bots. Electronic Arts ya está probando una inteligencia artificial avanzada, pero Microsoft la incluyó en 2013 en Forza Motorsport 5 y la ha ido desarrollando desde entonces. Los vehículos del juego toman ''patrones'' de jugadores reales para que, cuando juguemos offline, vivamos carreras más realistas con comportamientos erráticos en los vehículos y fallos ''humanos''. Valve también utilizó una IA en Left 4 Dead para analizar el comportamiento de los jugadores humanos y crear hordas de zombis en consecuencia.

4. Adelantarse a nuestros gustos. Amazon, Microsoft, Google y los otros gigantes tecnológicos utilizan la inteligencia artificial para analizar nuestros gustos y recomendarnos objetos que puedan interesarnos. Es un uso muy básico y lo veis cada vez que entráis en Internet. Así se logra una publicidad personalizada.

5. Colorear imágenes. ''Qué fácil'', diréis, pero no, no es tan sencillo. Una inteligencia artificial, concretamente uno de los usos del deep learning, es el de colorear imágenes en blanco y negro. Esto es importante, ya que nos permite disfrutar de fotografías y vídeos en blanco y negro, documentos históricos, con una paleta de colores realista. La digitalización de vídeos de la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, y su nueva paleta de color es algo que lleva mucho trabajo a un humano, pero que una IA usando deep learning puede hacer más rápido. Analizan los patrones, reconocen objetos y saben qué tono de color debe llevar cada elemento basándose en lo que conocen y la intensidad monocroma de la imagen.

6. Encontrar malware. Esto es algo que utilizamos a diario sin darnos cuenta. Gracias al aprendizaje de las máquinas, o al machine learning, Google filtra el correo para saber cuáles son los que llevan SPAM o algún tipo de malware. Con cada acción, el sistema aprende, toma decisiones y hace predicciones para permitirnos navegar de forma más placentera y segura por nuestro correo.

7. Recuento de especies. Hay decenas de usos a nivel profesional para los diferentes tipos de inteligencia artificial, pero uno de los más interesantes es el que permite controlar la población animal. Para contar los especímenes de cierta especie, antes era necesario contar con decenas de científicos y voluntarios que contaran ''a mano'' a cada animal. Ahora, simplemente se tienen que colocar cámaras, recoger las imágenes y vídeos de las mismas y subir los datos a la nube, donde una IA (machine learning) se encarga de llevar la cuenta de la población. Esto, por ejemplo, lo hace Microsoft con la asociación Snow Leopard Trust.

8. Traducir de otros idiomas. Los traductores, tanto textuales como orales, utilizan la IA para aprender. Aunque les falta mucho por mejorar, poco a poco se van cargando de más expresiones humanas, una semántica más correcta y hasta de frases hechas que solemos utilizar en el día a día. Gracias a las acciones que introducimos los humanos, estas IA van aprendiendo para mejorar y darnos resultados más precisos.

9. Automatización en fábricas. Y, hablando de máquinas que aprenden, las fábricas también están incorporando la inteligencia artificial para la automatización de procesos, como puede ser la construcción de un vehículo. No solo eso. Como podemos ver en CNET, en la fábrica de cucarachas de China, en la ciudad de Xichang, una IA se encarga de controlar la población, regular la humedad, la temperatura y el almento para que se repdoduzcan lo más rápido posible.

10. Reconocimiento facial en tiempo real. Este es uno de los usos más polémicos de la inteligencia artificial. El reconocimiento facial del iPhone X está muy bien para desbloquear nuestro teléfono, ¿pero es una violación de la privacidad? La policía china y británica ya utiliza cámaras especiales para reconocer a la población y encontrar delincuentes y, recientemente, la empresa Axon ha presentado sus reglas para la IA de reconocimiento facial, una tecnología que, al parecer, se extenderá en el futuro entre cuerpos policiales. Claro está, hay organizaciones que están en contra de este sistema, ya que la IA de reconocimiento facial tiene mucho que demostrar. Sin embargo, ya se han dado casos positivos de arresto gracias a esta tecnología.

RELACIONADAS