Tecnología & Cultura Digital
2022-09-05

Proyecto científico de Costa Rica viajará al espacio

El dispositivo con el experimento viajará en el vuelo Suborbital Express-3, de la Swedish Space Corporation (SSC).

Por estrategiaynegocios.net

Orbital Space Technologies (OST), una startup formada por estudiantes costarricenses de distintas universidades y carreras presentó este 1.° de septiembre el dispositivo que realizará en noviembre próximo un vuelo suborbital, convirtiéndose en la segunda misión espacial desarrollada en el país y la primera a cargo de una empresa privada.

Puede leer: NASA vuelve a aplazar el despegue de su cohete lunar

“Somos una empresa conformada por jóvenes, en su mayoría mujeres, que es algo importante para resaltar y generar un conocimiento más diverso y amplio. Nuestro objetivo es traer la ciencia a la región y que se pueda desarrollar investigación espacial acá, aprovechando todas las oportunidades y fortalezas que tenemos para llevar valor a la industria”, comentó Valeria Dittel Tortós, jefa ejecutiva de (OST).

Proyecto MUSA es el nombre de esta misión espacial que lanzará el CubeSat, que se ha desarrollado por más de tres años. El vuelo suborbital es la primera fase, después se espera enviar el experimento a la Estación Espacial Internacional (EEI).

¿Cuál es su finalidad?

El Proyecto MUSA tiene una finalidad práctica, que es investigar un tratamiento para el Mal de Panamá, un hongo (Fusarium oxysporum) que ataca a las plantaciones de banano.

En el experimento se enviará al espacio tanto el hongo como su antagonista natural o biocontrolador, el Trichoderma Harzianum. El objetivo es analizar si las condiciones de microgravedad alteran el ADN de estos hongos y cómo se podría aplicar esa información para desarrollar un tratamiento contra la enfermedad.

“Lo que estamos tratando de hacer es enviar dos hongos al espacio, en condiciones de microgravedad. Uno es el que causa la enfermedad del Mal de Panamá y otro es el antagonista. Esto con la finalidad de poderlos estudiar en condiciones diferentes y que tengan expresiones nuevas en su ADN, de forma que lo podamos estudiar aquí en Tierra para encontrar una posible solución novedosa a este problema”, comenta Carlos Rodríguez Delgado, jefe de operaciones de Orbital Space Technologies.

El Mal de Panamá pone en riesgo a la industria bananera global, que se calcula produce US$8.000 millones anuales y genera miles de empleos en Costa Rica. Este mismo hongo ya erradicó la variedad de banano más consumido en la antigüedad, el Gros Michel, y amenaza con hacer lo mismo con la variedad Cavendish. Lo más peligroso de esta plaga, además de que no tiene cura, es que puede mantenerse en el suelo por unas cuatro décadas, haciendo que las plantaciones de banano en las zonas afectadas se vuelvan imposibles.

El Dr. Johan Carvajal Godínez, del SETEC-Lab, explicó que “tener un proyecto con una finalidad práctica hace más pertinente el desarrollo de la industria aeroespacial en Costa Rica. Y poderlo desarrollar en casa, con talento costarricense y tecnología costarricense enriquece más el proyecto y lo hace valioso porque genera nuevo capital humano y nueva propiedad intelectual, que le da valor a la economía”.

¿Cuándo será el vuelo suborbital?

El cohete despegará del puerto espacial de Esrange, en Suecia. Estará en condiciones espaciales por alrededor de 15 minutos, y después regresará a la Tierra, por lo que el equipo científico de OST obtendrá los resultados del experimento rápidamente. Se espera que el lanzamiento se realice en la última semana de noviembre.

En la Fase 1 lo que más busca la empresa es validar el funcionamiento del equipo y detectar oportunidades de mejora, antes de avanzar con la siguiente etapa: un vuelo orbital para llevar el dispositivo a la EEI.

“Este vuelo suborbital, llamado MUSA Suborbital, nos permite probar esa tecnología antes de que vaya en un vuelo espacial a la ISS. Se recupera el experimento, pero la idea es poder codesarrollar la tecnología y validarla”, explicó Carvajal.

De interés: Guatemala llegará a la órbita de la Luna con misión Artemis I

La fecha de la Fase 2 aún no se define. Asimismo, Orbital Space Technologies continúa buscando los canales de financiamiento y cooperación para enviar el experimento a la Estación Espacial Internacional.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE