Tecnología & Cultura Digital
2022-08-24

ESM, un módulo europeo, pieza clave de la misión Artemis hacia la Luna

El ESM (Módulo de Servicio Europeo), estará colocado bajo la cápsula Orion, de la misión Artemis I, que partirá sin tripulantes el lunes.

POR AFP

La Agencia Espacial Europea (ESA), con su módulo de servicio ESM de la misión estadounidense Artemis, participará por primera vez en un sistema clave de la Nasa para una futura expedición tripulada.

El ESM (Módulo de Servicio Europeo), estará colocado bajo la cápsula Orion, de la misión Artemis I, que partirá sin tripulantes el lunes.

Puede leer más noticias en estrategiaynegocios.net

El cilindro, de unos 4 metros de altura y de diámetro y un peso de 13 toneladas, impulsará a Orion hacia su órbita lunar una vez que el dispositivo se desprenda de la fase principal del lanzador SLS, unos ocho minutos después del despegue de Cabo Cañaveral (Florida).

El ESM, no presurizado, también proporcionará la electricidad y, a partir de la misión Artemis 2, abastecerá los servicios esenciales para los futuros astronautas, como agua, oxígeno y control de temperatura.

El módulo permitirá además las maniobras orbitales y el control de actitud (de orientación espacial) de Orion y servirá posteriormente para transportar material hacia la futura estación de órbita lunar Gateway.

ESM, un módulo europeo, pieza clave de la misión Artemis hacia la Luna

La construcción del ESM estuvo a cargo de Airbus Defence and Space, del consorcio europeo Airbus, en la localidad alemana de Bremen, con participación de diez países europeos.

La empresa se basó en su experiencia de constructor del Vehículo Automático de Transferencia Europeo (ATV), que de 2008 a 2015 aprovisionó a las tripulaciones de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Asegurar el buen desempeño del ESM en este vuelo de ensayo de Artemis es “una responsabilidad enorme”, dijo el martes uno de los principales encargados de sistemas espaciales de Airbus, Jean-Marc Nasr.

En Artemis I, al módulo se le exigirá “bastante rendimiento para recuperar un máximo de informaciones” sobre su funcionamiento, explicó el jefe del programa ESM en la ESA, Philippe Deloo.

Esas informaciones permitirán realizar pruebas para “las etapas futuras” del programa lunar, agregó.

En la cuarta misión de Artemis, por ejemplo, la cápsula Orion con su ESM servirá de remolcador para acoplar un módulo de tripulación a la futura estación Gateway, de órbita lunar.

La primera misión durará 42 días.

El costo de la concepción y la construcción del primer ESM se elevó a 650 millones de euros (un monto similar el dólares, al cambio actual).

El pedido de la Nasa para los seis primeros ESM totaliza 2.100 millones de euros, indicaron los directores de la ESA.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE