Portada
2022-03-28

Costa Rica: Campaña electoral entra en recta final sin un pronóstico claro

Las encuestas proyectan un final incierto en la próxima ronda electoral del 3 de abril en Costa Rica, entre tanto los dos candidatos presidenciales se preparan para los tres últimos debates que acontecerán en esta semana

Por La República

Al iniciar este lunes (28.03.2022) la última semana de la contienda electoral, las encuestas de intención de voto pronostican un final incierto.

Y es que las últimas dos mediciones dadas a conocer la semana pasada, por el CIEP de la UCR y la empresa Demoscopía, concluyeron que hay un empate técnico entre José María Figueres del PLN y Rodrigo Chaves de Progreso Social Democrático.

En es sentido, los indecisos, que oscilarían entre el 14% y el 18% de las personas decididas a votar, terminarán definiendo esta semana al nuevo presidente de Costa Rica.

El panorama incierto se debe a que otras encuestas que hicieron las empresas Opol Consultores y Enfoques, así como Idespo de la Universidad Nacional, concluyeron que la ventaja de Chaves sobre Figueres oscila entre 12 y 21 puntos porcentuales.

En estos últimos tres casos, la recolección de datos tuvo como fecha máxima el 18 de marzo anterior, mientras que en las encuestas de la UCR y Demoscopía, la intención de voto se midió entre el 17 y el 23 de marzo.

Esto, en principio, podría explicar el por qué hay una diferencia entre el primer grupo de encuestas, que marca una victoria clara para Chaves, y las últimas dos mediciones que establecen un empate técnico.

En todo caso, esta semana con los debates restantes en Monumental, Teletica y Repretel, muchos votantes podrían terminar eligiendo, o bien, con la llegada del domingo se terminarán de decidir.

Costa Rica: Campaña electoral entra en recta final sin un pronóstico claro

Voto fiel, clave

En todo caso, los analistas concluyen que entre más alto el abstencionismo, más beneficiado podría verse Figueres, ya que el verdiblanco cuenta con un grupo de votantes fieles.

“Partidos como el PAC, el Frente Amplio, Restauración y ahora el Liberal Progresista se han visto beneficiados con el apoyo electoral de los costarricenses en un momento determinado, pero no se puede decir que tengan una base de votantes duros, como sí tiene Liberación. En el PLN, 400 mil personas votaron en la convención interna y para las pasadas elecciones presidenciales en primera ronda lograron 571 mil votos, lo que implica su base, más un sector más del electorado”, dijo José Andrés Díaz, politólogo de la Universidad Nacional Díaz.

Por otra parte, la capacidad organizativa y territorial podrían ayudar al verdiblanco.

“En 2014, en su momento más bajo y con la renuncia de Johnny Araya a participar en debates y otras actividades, los verdiblancos lograron el 25% de los votos válidos; es decir, poco más de 380 mil votos. Cuando se maneja un voto duro muy fuerte, este podría hacer la diferencia cuando se registra una alta abstención, ya que en la práctica, ese voto fuerte se mantiene. Ese es el caso del PLN”, dijo Iván Barrantes, estratega y consultor.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE