Opinion
Fecha de publicación: 2014-02-11

Honduras inicia estudios de la primera "ciudad modelo"

El gobierno hondureño anunció este lunes el inicio de los estudios para crear la primera "ciudad modelo", al estilo Hong Kong, para promover las inversiones y el empleo, que incluye un puerto en el Golfo de Fonseca (Pacífico), en la deprimida zona sur.

El gobierno hondureño anunció este lunes el inicio de los estudios para crear la primera "ciudad modelo", al estilo Hong Kong, para promover las inversiones y el empleo, que incluye un puerto en el Golfo de Fonseca (Pacífico), en la deprimida zona sur.

Por: AFP

"Se va a hacer un estudio en la zona sur y después de eso se va a determinar cuál es la zona para crear una Zona de Desarrollo y Empleo Económico (ZEDE)", afirmó en rueda de prensa Ebal Díaz, asesor del presidente Juan Orlando Hernández.

"Se va a desarrollar la capacidad portuaria del país para convertirse en un polo de desarrollo no sólo del país y de la región, sino de Latinoamérica. Es un proyecto sumamente ambicioso, que inicia a partir de hoy", subrayó Díaz en rueda de prensa con empresarios y en la que también estaba presente el embajador de Corea del Sur, Kim Ray Hyug, cuyo país va a colaborar con Honduras.

Díaz argumentó que "no sólo se trata de crear una zona franca sino de crear un espacio competitivo a nivel mundial bajo un régimen de seguridad jurídica que atraiga las inversiones extranjeras".

Como presidente del Congreso, el actual gobernante, que asumió el 27 de enero, impulsó la aprobación, el 24 de enero del 2013, de una ley para crear las llamadas ZEDE, en medio de una fuerte polémica, puesto que la iniciativa fue originalmente declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

Según la controvertida propuesta original, bajo administración de un gobernador y con sistemas de justicia y seguridad propios, se crearían esas zonas de una extensión de 33 km2 cada una, para ser posteriormente entregadas a inversionistas extranjeros mediante concesiones de hasta ocho décadas.

El Congreso aprobó posteriormente una reforma mediante la cual el sistema de justicia, relaciones exteriores y defensa de las ZEDE pasaron a la jurisdicción del Estado, eliminándose así lo que se consideró inicialmente como la creación de microestados autónomos.

Las llamadas "ciudades modelo" fueron catalogadas como fórmula para generar focos de desarrollo, en un país donde 70% de sus 8,4 millones de habitantes vive en la pobreza, uno de los índices más altos de América Latina.