Opinion
Fecha de publicación: 2020-09-16

¿Cómo ser una empresa de logística urbana en tiempos de covid-19 y no morir de éxito?

El fundador de la startup costarricense Moovin se sincera sobre la situación actual y cuenta su experiencia.

Artículo de Opinión de Moovin

Cuando tu negocio crece a un ritmo más que aceptable del 20% anual, tu cartera de clientes es cada vez más abultada, diversificada y potente, los números y la proyección a futuro se muestran positivos, todo marcha bien.

Un día, de repente, el estado de alerta entra en nuestras vidas y los hábitos de consumo cambian. Literalmente, de la noche a la mañana, el envío a domicilio pasa a ser un servicio esencial, no solo para las personas que, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias aguardan pacientemente en sus hogares, sino también para los negocios que se ven obligados a cerrar las puertas de sus tiendas físicas y urgidos a abrir las puertas de nuevos comercios electrónicos.

La digitalización deja de ser una opción postergable para pasar a ser la salvación: “Digitalizarse o morir”.

Y en esas circunstancias, los que dirigimos un negocio de logística de última milla nos encontramos con que ese amable crecimiento del 20% que mencionábamos antes pasa a ser un terrorífico 300%, es decir, un día envías 10.000 paquetes y al día siguiente 40.000, ¿cómo se gestiona eso? El fundador de la startup costarricense se sincera sobre la situación actual y cuenta su experiencia.

Ni el más previsor sale bien parado de esa situación, todas la empresas de logística (desde las más grandes, hasta mensajerías de barrio) nos hemos visto desbordadas. El truco aquí está en tratar de tener una comunicación fluida con los clientes y contratar personal cualificado a un ritmo frenético.

En nuestro caso, vimos una oportunidad y la aprovechamos asumiendo los múltiples retos que se nos ponían por delante: crecimiento exponencial del equipo y del capital humano, cambio de sede (porque la que teníamos se nos quedó pequeña en solo un año y medio), inversión en nuevas tecnologías y nuevos servicios adaptados a las necesidades de nuestros clientes, como el servicio de Fulfillment, a través del cual ponemos a disposición de nuestros clientes la posibilidad de almacenar sus productos en nuestras bodegas, de forma que una vez realizada la venta, nosotros nos encargamos de poner el producto en manos del cliente en el mismo día o en el transcurso de las siguientes 24 horas, según lo que el cliente elija.

También hemos desarrollado y lanzado al mercado, el nuevo servicio de Mail Room, un espacio en grandes empresas o centros de negocios, donde se realizan las labores de recepción, escaneo de seguridad y distribución de los paquetes y correspondencia que se reciben a diario.

A día de hoy, podemos decir que estamos mucho mejor preparados para las contingencias que puedan presentarse, hemos salido reforzados de esta pandemia, porque como dijo Einstein "Sin crisis no hay desafíos" y los desafíos son grandes oportunidades de mejora.

RELACIONADAS