Ocio
Fecha de publicación: 2015-04-24
Galeria  Ver Fotogalería

¿Qué es un Personal shopper y para qué sirve?

Estos especialistas se las ingenian para cambiar su armario y su estilo. Una asesoría puede costar US$400.

Por Gestión

¿Tiene problemas para elegir su atuendo indicado? ¿Su armario es una colección completa de sus ‘años mozos’? o ¿tiene un ropero donde los colores fúnebres se apoderaron de su estilo? El mercado hoy ofrece una variedad de expertos que podrían darle un vuelco a esta tendencia: los asesores de moda, personal shoppers y otra infinidad de expertos prometen seleccionar el mejor vestido para que logre sorprender en una fecha especial, e incluso existen aquellos que lo motivarán a hacerse un cambio 360°.

En opinión de Ana Rocío Modonese, gerente general de Don’t Panic, “la gente está empezando a ser más accesible y abrir su mente (…) Además, el ingreso de nuevas marcas al país le muestra a las personas que hay más variedad”.

Urgente, un potencial cliente

Según Javier Rojo, asesor de imagen de LPS (Lima Personal Shopper), los principales clientes son aquellas personas que no tienen tiempo y necesitan optimizar este. “Una manera es a través de las rutas de compra que un especialista les arma, pueden adquirir y transformar su guardarropa en tan solo dos horas”, comenta.

Todo cuesta

personal-shopping.1(380x285)

Aunque el mercado es grande y los precios variados, una asesoría puede costar unos US$400, sin incluir el costo de las prendas. Todo depende de la cantidad de días y el tipo de servicio. Si usted prefiere que se le asesore para encontrar un atuendo ideal para un determinado evento, este servicio tendría un precio promedio de US$ 200. “Incluye hasta las medias”, comenta Modonese.

No apriete la billetera

Según Alexandra Jiménez, personal shopper y docente de Tolousse Lautrec, la inversión total por el servicio y las prendas que se compren es variable porque existen clientes que optan por marcas internacionales. “En una compra local con S/ 3,000 (US$957,7) podemos ir empezando por los básicos”, pero el monto es variable, también depende del motivo por el cual desean cambiar de imagen y la complejidad.

La vocero de Don´t Panic explica que el personal shopper no solo se enfoca en adquirir las prendas, sino que en algunos casos, una asesoría puede demandar importar la vestimenta.

“Nosotros hemos vista una fuerte demanda que incluso nos exige asociarnos con especialista en otros países, para que guíen a nuestros clientes en sus compras”.

Ellos son osados

chaparstyling(380x285)
“Los hombres confían más en nosotras” comenta entre risas Modonese, pues sostiene que en muchos casos los varones recurren a ellas para hacer cambios totales de armario. Para Jiménez, el consumidor aún es tradicional y existen algunos prejuicios que pueden motivarlo a no salir de lo habitual.

Rojo agrega que lo recomendable es pedir estos servicios mínimo dos veces al año de acuerdo a los cambios de estación.