Ocio
Fecha de publicación: 2021-02-19
Galeria  Ver Fotogalería

¿Cuál es el impacto del coronavirus en sector turístico en Guatemala?

La aparición de la pandemia causó grandes estragos en el sector. Para inicios de mayo del año pasado, 82% de las empresas manifestó estar cerradas al público y 5% manifestó un cierre definitivo

Por JUAN CARLOS PEÑA, E&N

Hace poco más de un año que llegó la crisis sanitaria del coronavirus a la vida de millones de personas, no solo en la lejana ciudad de Wuhan en China, sino a todo el mundo.

La aparición de esta pandemia ha causado grandes estragos en la sociedad actual, al punto de modificar drásticamente el estilo de vida de prácticamente toda la humanidad, evitando salir de casa para no ser contagiado, acelerando la adaptación del entorno digital en millones de hogares, tanto para realizar trabajo a distancia, como para tomar clases ahora desde una computadora.

Descargue nuestra edición impresa: Con solo click acá

De igual forma, actividades no esenciales fueron cesadas y millones de personas han perdido sus empleos, debido al cierre abrupto de la economía mundial, a causa de la imposibilidad de asistir al lugar de trabajo para realizar labores diversas.

No solo se vieron afectadas actividades laborales y escolares, también la “nueva normalidad” llegó al entorno de esparcimiento, ya que fueron cancelados conciertos, museos, teatros y muchas actividades que involucran una cantidad considerable de personas y el sector turismo no es la excepción.

Turismo en Guatemala

De acuerdo con la encuesta empresarial al sector de viajes y turismo número 19 “El turismo y el Covid-19 en Guatemala”, justamente este sector económico, el turismo tiene un peso importante en la economía de Guatemala, a tal grado que esta actividad ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos años, siendo un pilar importante de la economía nacional, ya que genera un importante ingreso de divisas al país.

Sin embargo, la crisis del coronavirus ha afectado fuertemente al turismo no solo en el país, sino en el mundo entero; no obstante, se estima que será el sector más afectado por la crisis en Guatemala.

turismo guatemala(800x600)

Empleo

Sin lugar a dudas, una de las áreas más afectadas a consecuencia de la disminución del turismo, son trabajos desarrollados en los diferentes sectores económicos.

Sin embargo, realizar una medición exacta es un poco complicado, ya que no se cuenta con un CST.

Asimismo, la cadena de valor del turismo incluye decenas de actividades productivas directas e indirectas, además del hecho de que existe una alta proporción (70.2 %) de la fuerza laboral que opera en el sector informal en Guatemala (INE, 2019), lo que dificulta aún más la medición del empleo turístico.

Por su lado, el INGUAT (2019) realizó un esfuerzo para medir el empleo directo del sector, del cual, brindaría una medición inferior al aporte total. Su estimación fue 177,599 trabajadores, la mayoría de los cuales se encontró en la actividad de restaurantes.

En la referida encuesta, quedarían fuera todas las actividades directas no incluidas, las no registradas en el INGUAT (por informalidad o subregistro), las ubicadas en otros departamentos fuera del área geográfica de estudio y las actividades indirectas del sector turismo.

Más noticias en estrategiaynegocios.net

Impacto del coronavirus en el sector

Cuando comenzó la crisis sanitaria del coronavirus en América, su llegada coincidió con la temporada más alta del turismo en Guatemala, entre los meses de marzo y abril, por la celebración de la Semana Santa.

A medida que el sector se preparaba para recibir a los miles de turistas extranjeros y nacionales, empezaron a emitirse disposiciones gubernamentales para la contención de la propagación del virus, entre ellas, el cierre de fronteras y medidas de confinamiento social. Estas disposiciones tuvieron como consecuencia alteraciones en la actividad productiva y de consumo.

afectacion empresas(800x600)

Turismo interior y exterior, duramente afectado

El impacto fue inmediato, tanto del lado de la oferta como de la demanda. En el lado de la oferta, muchas empresas del sector se vieron limitadas para continuar con sus operaciones.

Las disposiciones presidenciales establecidas con base a la declaración del Estado de Calamidad Pública en el Decreto Gubernativo 05-2020 y las posteriores actualizaciones y reformas de este, limitaron la operación de muchas empresas del sector.

Algunas como las ubicadas en centros comerciales, se vieron obligadas a cerrar, otras no pudieron adaptarse a las restricciones sanitarias y muchas otras vieron altamente reducida su facturación, por lo que cesaron sus operaciones.

En el lado de la demanda, tanto el turismo receptor como el interno se vieron afectados de manera inmediata. En cuanto al turismo receptor, los impactos más significativos iniciaron con la prohibición, establecida el 13 y 14 de marzo de 2020, al ingreso de extranjeros procedentes de varios países europeos, Estados Unidos y El Salvador, entre otros.

La situación se agudizó con el cierre total de fronteras anunciado el 16 de marzo de 2020, que cesó casi en su totalidad, el consumo del turismo receptor en Guatemala.

El turismo interno fue afectado de manera similar con las Disposiciones Presidenciales.

El toque de queda, la prohibición de operación del transporte público, de la movilidad interdepartamental, y el cierre de parques y sitios turísticos, fueron algunas de las medidas que limitaron la movilidad del turista nacional y la operación de varias empresas del sector, disminuyendo significativamente el flujo y consumo del turismo interno.

Daño empresarial

La situación percibida por las empresas a finales de marzo y principios de abril del año pasado, dos semanas después de haberse tomado las medidas de contención por parte del gobierno, mostraron efectos negativos inmediatos.

Las Disposiciones presidenciales redujeron inmediatamente la demanda del sector turismo, lo que afectó la facturación de las empresas. Alrededor de 79% manifestó un impacto mayor al 50% en su facturación en abril, pero esto se intensificó un mes después, cuando el 87% de las empresas turísticas manifestó este impacto.

Como consecuencia, muchas empresas se vieron obligadas a tomar medidas para mantenerse en operación y cumplir sus obligaciones. En su mayoría, optaron por medidas para continuar durante la crisis, incluyendo la ampliación de sus líneas de financiamiento, cierres temporales y el trabajo a distancia.

Sin embargo, esto no fue suficiente, por lo que muchas empresas también optaron por despidos, reducción de salarios y otros costos de mantenimiento. Por la naturaleza de las actividades del sector, muy pocas empresas optaron por la diversificación de sus actividades para ofrecer otros bienes o servicios.

Estas medidas fueron insuficientes para mantener la liquidez y operaciones del sector. Para inicios de mayo, 82% de las empresas manifestó estar cerradas al público y 5% manifestó un cierre definitivo.

Apoyo al sector

Con la finalidad de reactivar el sector turístico, por parte del gobierno se elaboraron varios programas enfocados en apoyar a las personas y empresas guatemaltecas afectadas por el COVID-19.

Se denominaron los 10 programas de apoyo económico, dentro de los que se incluyeron entregas de alimentos, subsidios, fondos para créditos dirigidos a empresas y transferencias monetarias a trabajadores y familias.

Si bien estos programas fueron diseñados para atender las necesidades compartidas de la economía guatemalteca, no se establecieron cuotas o mecanismos para atender a sectores económicos específicos (exceptuando los relativos al MAGA). Tampoco se establecieron mecanismos claros para lograr atender a aquellas personas y empresas que fueron más afectadas por la crisis.

El alto desconocimiento de los programas de apoyo del gobierno, se tradujo en que muchas empresas del sector no solicitaran o se informaran de los programas. Sumado a esto, únicamente 7 % de los empresarios consideró que los programas habían apoyado de alguna manera a sus empresas o trabajadores.

Algunas otras instituciones otorgaron alivios a nivel general. El IGSS, INTECAP e IRTRA otorgaron un diferimiento a las cuotas patronales de las empresas de marzo, abril y mayo. A nivel específico del sector turismo, el INGUAT otorgó un diferimiento al impuesto de hospedaje al mes de julio y el impuesto de salida por vía aérea.