Ocio
Fecha de publicación: 2020-05-20

Mantenimientos mínimos para motocicletas y vehículos en cuarentena

Los especialistas de BMW Group Latinoamérica comparten sus mejores consejos a través de la siguiente guía.

Por estrategiaynegocios.net

Los automóviles y las motocicletas necesitan un cuidado especial, principalmente en un periodo de inactividad, por lo cual, es necesario brindarles atención, para que al momento de volver a rodarlos no se presente algún inconveniente.

En estos días, la mayoría de países han enviado a confinamiento a sus habitantes, por lo tanto, hay menos carros en movimiento, pero eso no significa que se debe dejar de dar un mantenimiento mínimo.

Si bien hay varios cuidados que deben hacerse de manera directa con un experto, algunos de ellos pueden realizarse desde casa.

Los especialistas de BMW Group Latinoamérica comparten sus mejores consejos a través de la siguiente guía:

1. Protección del motor.

Automóviles. Cuando se mantenga la unidad con poca actividad, una de las principales recomendaciones para proteger el motor es encenderlo al menos una vez por semana, durante unos cuantos minutos, ya que de este modo se garantiza que todas las partes móviles se lubriquen.

Puede leer: Nesting, la nueva práctica de ahorro de los millennials

Al realizar el proceso, es deseable dejar que se complete el ciclo de arranque en frío, es decir, hasta que se estabilice el régimen del motor en ralentí (giro del motor mínimo para mantenerse encendido sin necesidad de tener ninguna marcha engranada) y dejarlo andando por unos minutos, esto permitirá que el aceite llegue de manera adecuada a todos sus componentes.

Motocicletas.

Al igual que los automóviles se recomienda encenderlos pero hacerlo cada 15 días es suficiente, debe alcanzarse la temperatura de trabajo, si cuenta con medidor de temperatura superar los 80°C, en este momento se recomienda acelerar hasta alcanzar las 2.500 rpm, por un periodo de 2 a 4 min, con esto garantizamos que la batería está siendo recargada, con seguridad se encenderá el ventilador y será hasta que este se apague cuando se recomienda apagar la motocicleta. Es importante identificar si la motocicleta cuenta con ventilador, ya que en el caso de ser motor Bóxer con refrigeración únicamente por aire, no debe permanecer más de 10 min prendida pues al estar estática la temperatura se elevara sin posibilidad a controlarla. Si cuenta con parador central es recomendable se quede sobre este.

2. Revisión de los líquidos del vehículo.

Automóviles.

De acuerdo con las instrucciones del manual del propietario de las marcas BMW, MINI y BMW Motorrad, es recomendable revisar los niveles de los líquidos de las unidades de manera recuente, en especial antes de volverlo a utilizarlas.

Lo anterior incluye la gasolina, el líquido de los limpiadores, el líquido del sistema de enfriamiento del motor, así como el nivel del aceite, ya sea que la unidad todavía utilice bayoneta, o a través del sistema iDrive para vehículos BMW más modernos.

Motocicletas.

De acuerdo con las instrucciones del manual del propietario de BMW Motorrad, es recomendable revisar los niveles de los líquidos del vehículo frecuentemente en especial antes de volverlo a utilizarlo, desde la gasolina, el líquido del sistema de enfriamiento del motor, así como el nivel del aceite. Para revisar el nivel del aceite hay que recordar que es necesario realizarlo con el motor caliente, dejar pasar 5 minutos después de apagarla para enderezar la motocicleta hasta que quede en modo vertical, y así observar la mirilla de aceite.

3. Carga de la batería.

Automóviles.

La solución óptima para mantener la carga de la batería es utilizar un cargador de baterías autorizado por BMW.

En caso de no contar con un cargador de baterías adecuado, y en la medida de lo posible, lo ideal es realizar un recorrido de unos 30 minutos al mes, para mantener el estado óptimo de la batería con la función “Start/Stop” deshabilitada. Esta acción hará que el vehículo cargue de forma adecuada la batería, garantizando el siguiente arranque del motor.

Como medida de emergencia, y como se mencionó previamente, en caso de que no se haya movido la unidad, encender el motor una vez a la semana, manteniéndolo acelerado entre 2,000 y 2,500 rpm durante 5 a 10 minutos (dando tiempo de que termine el proceso de arranque en frío). Esta acción contribuirá a conservar la carga de la batería, asegurando el siguiente arranque del motor.

Otra recomendación es no desconectar los polos de la batería, pues muchos de los modelos de BMW y MINI cuentan con actuadores eléctricos, como por ejemplo, los que se encuentran ubicados en las cerraduras de la cajuela, por lo tanto, si se desconecta la alimentación y se cierra el portaequipaje, no podrán abrirse de nuevo por la falta de energía.

Motocicletas.

Se recomienda utilizar el cargador de baterías BMW Motorrad, una de las muchas ventajas es que no requiere conectarse directamente a la batería, se conecta al conector de accesorios, el cargador homologado permite que la corriente ingrese a la batería y este mide los requerimientos de carga de forma constante, para así apagarse de forma automática cuando la batería está completamente cargada y volver a enviar corriente cuando la tensión ha bajado. Esto permite dejar el cargador conectado siempre y que cuando se quiera utilizar la motocicleta está siempre cuente con la carga de batería correcta.

Si al momento de intentar encender la motocicleta la batería está baja, no es aconsejable pasar corriente desde otro vehículo, pues puede generar un daño permanente a la unidad, tanto en el sistema eléctrico como en los módulos electrónicos. La recomendación es llamar a asistencia en el camino para que sea trasladada la motocicleta al centro de servicio BMW Motorrad más cercano donde se realizara la revisión necesaria.

Por otra parte, a diferencia de los automóviles no es recomendable mantener el motor encendido de forma constante o más de 10 minutos, puesto que podrían generarse daños en el motor por sobrecalentamiento.

La recomendación óptima es dejar conectada la batería -en carga lenta- de la mano de un cargador autorizado por BMW Motorrad, ya que contará con la tecnología adecuada que la mantendrá en óptimas condiciones para cuando sea el momento de rodar nuevamente.

4. Presión de los neumáticos.

Automóviles.

En la medida de lo posible, cada dos semanas se sugiere verificar la presión de los neumáticos. De acuerdo con las instrucciones del manual de propietario (la presión de inflado recomendada se encuentra en el “pilar B” del vehículo del lado del conductor, es decir, en el poste de la puerta del lado derecho).

Muchos de los modelos de la gama actual de BMW integran un sistema de sensores de presión, por lo que bastará con verificar el Estado del Vehículo en el sistema iDrive.

Si la unidad no cuenta con este sistema de sensores, se puede utilizar un manómetro para neumáticos.

Para prevenir deformaciones en el perfil de los neumáticos, es recomendable mover el automóvil unos centímetros, una vez al mes, para que la sección del neumático que está en contacto con el piso no se quede en una sola posición.

Si el vehículo quedará almacenado por más de 30 días, la recomendación es inflar los neumáticos a 50 psi, es decir un poco más de lo normal. De esta manera se evitan daños en los neumáticos del vehículo. En caso de tomar esta medida, es indispensable que se vuelvan a calibrar los cuatro neumáticos a la presión de inflado establecida por la marca.

Motocicletas.

A diferencia de un automóvil que tiene una más estabilidad por sus cuatro puntos de apoyo, las motos necesitan de una mayor supervisión de la presión de los neumáticos.

Lo ideal es colocarla sobre el parador central para que el peso no altere las llantas o bien, moverla un poco de vez en cuando para que la misma sección del neumático en contacto con el piso no esté todo el tiempo en la misma posición. Esto ayudará a que las llantas no se deformen.

Al igual que los automóviles, se recomienda inflar las llantas al máximo de lo que indica la etiqueta de inflado para evitar deformaciones y calibrarlos a la presión de inflado regular antes de reiniciar su uso.

5. Carga de gasolina.

Automóviles y motocicletas.

Es importante que cualquiera que sea el vehículo del que se trate, debe de tener al menos un mínimo de medio tanque de combustible, lo que evitará que se obstruya el filtro de la gasolina o algún inyector, con la suciedad que pusiera almacenarse en el fondo del tanque de combustible.

Al reiniciar el uso normal, se aconseja cargar combustible “nuevo”, para que se mezcle con el que estuvo almacenado, ya que éste va perdiendo sus propiedades con el paso del tiempo.

6. Mantenimiento del sistema de frenos.

Automóviles y motocicletas.

Asimismo, también se aconseja mover unos centímetros los vehículos cada quince días para evitar que se acumule corrosión en los discos de frenos, se ensucien las pastillas o se peguen los frenos dada la poca actividad de los mismos durante un periodo de tiempo. Si se encuentra en un lugar de alta humedad, es preferible hacerlo una vez por semana.

Al regresar a la rutina, se recomienda un manejo suave, para que con el uso normal del vehículo el óxido de los discos desaparezca.

7. Limpieza.

Automóviles.

Realizar un lavado, una vez por semana, tanto del interior como del exterior, siguiendo las instrucciones del manual del propietario. En la medida de lo posible BMW Group Latinoamérica recomienda utilizar los productos de cuidado originales de la marca.

Motocicletas.

Hacer una limpieza constante de la motocicleta, siguiendo las indicaciones del manual del propietario.

Si la unidad se encuentra a la intemperie, se aconseja no taparla con una funda, a menos de que sea especial para exteriores, pues algunas suelen ser afelpadas y la pintura puede dañarse por la acumulación de humedad.

Limpiarla de forma constante ayudará a mantener en mejor estado los plásticos y gomas, así como de las llantas ya que el sol y el polvo son sus principales enemigos.

En BMW Motorrad se recomienda el uso de productos originales de limpieza como el Shampoo Body and Bike que permite remover fácilmente los insectos o suciedad y no causa resequedad en la piel del usuario.

RELACIONADAS