Ocio
Fecha de publicación: 2019-07-07

Brasil conquistó su novena Copa América

Fue el final de una fiesta para el fútbol sudamericano en la que hubo más polémicas que buen juego: el mal estado de los terrenos de juego, las gradas de los estadios semivacías y, sobre todo, la actuación de los árbitros y del VAR.

Por AFP

Brasil derrotó por 3-1 a Perú este domingo en el Maracaná de Rio de Janeiro y sumó su novena Copa América, reinando de nuevo en el fútbol sudamericano doce años después de su último triunfo, en Venezuela-2007.

Everton, a los 15 minutos, Gabriel Jesus (45+3) y Richarlison (90 de penal) marcaron los goles de la Seleçao. Paolo Guerrero, de penal a los 43, había marcado el empate parcial de un luchado partido ante 69.906 espectadores, entre quienes se encontraba el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

La victoria le permitió a la Canarinha ganar su noveno trofeo de Copa América, aunque sigue lejos de los 15 de Uruguay y los 14 de Argentina.

Fue el final de una fiesta para el fútbol sudamericano en la que hubo más polémicas que buen juego: el mal estado de los terrenos de juego, las gradas de los estadios semivacías y, sobre todo, la actuación de los árbitros y del VAR, ese justiciero tecnológico que debía terminar con las polémicas pero que acabó desquiciando a Lionel Messi, que explotó el sábado tras ser expulsado en el partido por el tercer puesto y cargó contra todo.

"No tenemos que ser parte de esta corrupción", lanzó Messi en referencia a la Conmebol, después de no acudir a recibir la medalla por el tercer puesto.

Y añadió: "La Copa está armada para Brasil".

Unas acusaciones que la Conmebol negó por "injustificadas" e "inaceptables".

¿Sanción para Messi?

Pero las bombas que lanzó Messi marcaron las horas previas a la gran final en el Maracaná. Unas declaraciones que podrían costarle una dura sanción que le impediría comenzar las eliminatorias para el Mundial de Catar-2022 e, incluso, impedirle jugar la próxima Copa América, que se disputará en junio próximo en Colombia... y Argentina.

Fuentes de la Conmebol precisaron a la AFP que esta próxima semana podría conocerse si hay sanción o no para el capitán argentino.

"Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del 'show' y lo arruina un poco", denunció Messi, quien atribuyó su expulsión a las críticas que lanzó a la actuación del árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano en la semifinal que la Albiceleste perdió contra Brasil (2-0) el pasado martes.

"Creo que la expulsión fue por lo que dije. Mis palabras tuvieron repercusiones, pero siempre hay que ser sincero. Soy honesto", dijo el capitán albiceleste, que se negó a asistir a la ceremonia de la entrega de medallas por el tercer puesto.

Sus palabras tuvieron eco en la prensa de todo el mundo.

Con Argentina ya en casa, Brasil celebra este domingo el noveno título -el quinto como local- con un equipo que no extrañó a su estrella Neymar, lesionada en un partido de preparación ante Catar unos días antes del inicio del torneo.

Pinceladas de 'jogo bonito'

Con un portero, Alisson, que solo pudo ser batido de penal en la final, una defensa central firme con el apoyo en la zona media de Casemiro, un Dani Alves, de 36 años, que parece un juvenil y el picante Everton en ofensiva, la Canarinha ganó invicta el torneo, con cuatro victorias y dos empates.

Con pinceladas del 'jogo bonito' que durante décadas enamoró a todo amante del fútbol y que había sido abandonado por la Seleçao en los últimos años, el seleccionador Tite se reivindica con un título tras el fiasco del Mundial de Rusia-2018.

El técnico esperaba en la previa poder conducir a su equipo al éxito guiado por el recuerdo de Mario Lobo Zagallo, el mítico campeón del mundo como jugador con Brasil en 1958 y 1962 y después como primer entrenador en 1970, dirigiendo a uno de los equipos más recordados de la historia.

Por su parte, Perú, dos veces ganador del torneo continental en 1939 y 1975, se quedó a las puertas de un tercer título, pero la Blanquirroja se reconcilió con su país, muy crítico con el equipo y con el seleccionador Ricardo Gareca tras caer 5-0 en la fase de grupos, precisamente ante Brasil.

RELACIONADAS