newsletter
Fecha de publicación: 2020-07-22

Especiales E&N: Negocio que crece con la pandemia

Las apps de delivery crecieron, se multiplicaron y se diversificaron añadiendo a sus entregas todo lo que la nueva normalidad demanda. Los repartidores se convirtieron en héroes del “Quédate en casa”.

Por Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

La coyuntura del COVID-19 aceleró el proceso de digitalización de la economía. Los consumidores usan la tecnología para consumir productos, generalmente, se podían gestionar dentro de un establecimiento.

Encuentre nuestro especial Coronavirus: Entre en este link

“Las empresas de delivery han reportado un aumento en las ventas totales y mayor solicitudes en otras categorías como farmacias y supermercados (no solamente en establecimientos relacionados a comida, como originalmente nacieron)”, dice el reporte de la firma Ernst & Young, titulado: ¿Cuál es la situación actual de las compañías de entrega en la región?

Precios competitivos, promociones, facilidad de uso y congregar en una sola aplicación varios establecimientos de comida, conveniencia y ocio son parte de las ventajas que poseen las aplicaciones de economía colaborativa enfocadas al delivery. En la región tres son los competidores más fuertes, pero hay una nueva generación de jugadores en crecimiento.

Pero desde la perspectiva de los restaurantes que pasaron de vender principalmente en sus locales a concentrarse en enviar comida mediante plataformas de terceros, preocupan los altos márgenes de intermediación que cobran dichas plataformas, equivalentes al 30 % del monto de cada plato, advirtió Christian Vargas, director de Procom, desarrolladora de la App. Biko.cr.

“Muchos dueños de restaurantes veían el exprés como una extra y no les preocupaba la comisión tan alta, ahora que el delivery es su principal fuente de venta están preocupados porque el margen de intermediación es demasiado alto”.

¿Cuál es la situación actual de las compañías de entrega en la región? Previo a la pandemia, ya se veían cambios en el patrón de comportamiento de los consumidores, por el establecimiento de e-commerce por parte de algunas empresas y por la aparición de las empresas de servicios de mensajería bajo demanda (On Demand Delivery Services), las cuales se fundaron en el segundo quinquenio de la década de 2010.

El objetivo de estas aplicaciones es llevar un determinado producto de un lugar a otro, escogido por el usuario, en el menor tiempo posible.

El modelo de negocio es que bajo la prestación de servicios de delivery generan sus ingresos, generalmente se le cobra un porcentaje a los restaurantes u otro comercio por cada envío e incluso se le cobra un porcentaje de cada recorrido al contratista independiente.

De acuerdo con Flipdish, plataforma española de gestión de pedidos en línea, se ha aumentado en un 27% la facturación en los más de 2.000 restaurantes que trabajan con su plataforma.

Este mismo fenómeno sucedió en Centroamérica y en todas las regiones del mundo, debido a la alta demanda de los pedidos a domicilio ocasionada por las políticas gubernamentales para evitar la propagación del coronavirus a escala mundial.

Según explica Daniel Hernández, country manager de Flipdish España, montar un restaurante digital supone entre 2 y 3 horas. Adaptar el menú y establecer la zona de reparto, "es una oportunidad con un riesgo mínimo prácticamente sin inversión, puesto que, si el restaurante ya está operativo, no requiere de otros costes".

Por el lado de los usuarios “quienes descargan una app de compras lo hacen con la determinación de comprar: se registran en menos de 16 minutos, pero también son consumidores reflexivos, por lo que investigan antes de hacer la compra, la cual realizan en menos de 9 horas después de instalar la app”, expone Liftoff, firma especializada en marketing y retargeting móvil, quien, en colaboración con Adjust, presentó el Informe de Aplicaciones Móviles de Compras 2020.

Según el estudio, los productos básicos, como los alimentos, constituyen la mayor parte de las compras en el ámbito digital, mientras que los artículos de belleza y ropa están consolidándose como una nueva categoría con alta demanda.

“Los nuevos y leales consumidores (de este tipo de aplicaciones) pertenecen a la generación millennial y Z”, de acuerdo con Liftoff.

ENTREGAS DISPARADAS EN LA PANDEMIA

Entre marzo y mayo de 2020, por las restricciones de movilidad y de distanciamiento social establecidas por los gobiernos, los negocios de entregas reportaron crecimientos exponenciales en Centroamérica.

Glovo reporta su mayor crecimiento en Panamá, donde registra un 98% de aumento de usuarios durante mayo 2020 en comparación con marzo del mismo año, le sigue Guatemala con un 80%, terminando con Costa Rica y Honduras con 45% y 40%, respectivamente.

Glovo cuenta actualmente con 1.250 usuarios repartidores aliados en Guatemala y 4.800 en toda Centroamérica vinculados a la aplicación, número que crece progresivamente desde la llegada de la empresa a la región en el 2018, aseguraron.

Hasta marzo, Uber Eats sumaba 3.750 socios restaurantes en la región (liderando Costa Rica con 2.100 y Guatemala con 1.000), así como 1,6 millones de usuarios en Costa Rica, Guatemala y El Salvador, y 44 mil socios conductores en los tres países.

DELIVERY APP.2(800x600)

En junio, Uber Eats cumplió dos años en Guatemala, brindando servicios aún en medio de la pandemia de COVID-19.

“Durante esta crisis, Uber Eats ha logrado convertirse en un importante apoyo para los restaurantes, quienes han tenido que innovar en sus operaciones. Además, hemos diversificado nuestro portafolio, que ahora suma más de 1.000 comercios asociados entre restaurantes, floristerías, licorerías y tiendas de conveniencia”, dijo Daniel Monge, Gerente General de Uber Eats para Centroamérica y Caribe.

Por su parte, la aplicación salvadoreña Hugo App vio crecer su demanda desde las primeras semanas de contención social en El Salvador. Ya en la segunda y tercera semana de marzo la app reportaba un crecimiento del 15% en la afiliación de nuevos comercios a nivel regional. En cuanto a los servicios, Hugo registraba un aumento de pedidos aproximadamente del 20% en las primeras semanas de marzo, que incrementó al 40% al cierre de marzo y al 60% en abril.

Hugo refleja que ha crecido 10 veces, si se comparan los números de mayo 2019 y mayo 2020. Tiene presencia además en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana. Procesa más de 10.000 pedidos al día en toda la región.

A mediados de abril, los directivos de la plataforma salvadoreña anunciaron un incremento de hasta un 50% en los ingresos de sus socios repartidores y la apertura de 500 nuevas plazas a nivel regional. Reclutaron repartidores con bicicleta y motocicleta, y a un centenar sin medio de transporte propio para formar parte del equipo de asistentes personales que realiza compras de supermercado, a quienes bautizaron como Pickers.

Descargue nuestra edición impresa: Con solo click acá

DELIVERY EN CENTROAMÉRICA: LÍDERES Y EMERGENTES

Los grandes competidores, que tienen participación en el mercado centroamericano son tres, de acuerdo con EY: Glovo (española), Hugo (salvadoreña) y Uber Eats (estadounidense), pero también destacan la participación de la colombiana Rappi, que opera solamente en Costa Rica (dentro de la región centroamericana), quien “en la actualidad es considerada como un Unicornio, ya que su valor asciende a los US$1.000 millones. Esto se logró gracias a un crecimiento mensual de un 25% durante los últimos cuatro años (a escala global)”, señalan.

Sin embargo, no son los únicos que operan en la región, en Nicaragua están Jumpers y Piki App y en Panamá existe, desde 2015, Apetito 24, entre otras más.

Estas empresas líderes tienen distintos grados de diversificación; Uber Eats se enfoca principalmente en servicios de comida, aunque estableció alianzas importantes en Costa Rica con librerías y farmacias; así como en El Salvador con tiendas de moda. Glovo y Hugo también compiten en dicha categoría de mercado, sin embargo también participan en farmacias, supermercados y entrega de otras paqueterías, así como servicios para mascotas y regalos.

Al anunciar su alianza con Paiz en Guatemala, Glovo destacó que ésta corresponde a la contingencia, en la cual las personas están consumiendo más productos de supermercado. De acuerdo a las cifras de Glovo, aumentaron un 57% las órdenes relacionadas con la categoría de comestibles. Los productos más solicitados son Lysol, huevos, cerveza, carne y aguacate

Aprovechando el cambio de comportamiento de las personas debido a los confinamientos por la

COVID-19, surgieron nuevos emprendimientos en cada país enfocados en las entregas a domicilio. El temor de contagio en zonas concurridas, como los restaurantes y supermercados, ambos situados al medio de la gráfica de lugares con mayor punto de contaminación del nuevo virus, han impulsado a estos servicios.

En el caso de El Salvador, para el pedido de comida Get my Food y Gourmet Express, que cuentan con aplicaciones para dispositivos móviles y restaurantes asociados.

El concepto de negocio fue replicado por la incipiente plataforma Aivoi (Ahí voy, expresión usada para decir que ya se llegará a un lugar). Ana María Novoa, directora de la compañía, explicó que nacieron como opción de transporte privado, más parecido al servicio de Uber, pero que la crisis les obligó a reenfocarse y ahora lograron adoptarse mediante las entregas a domicilio.

Aivoi gestiona, por el momento, compras de supermercado vía WhatsApp y prometen entregas en todo el país hasta en un máximo de 12 horas y trabaja en el lanzamiento de su propia app.

De acuerdo con Novoa estaban listos para lanzar su aplicación de transporte, pero ahora hacen ajustes para incluir este servicio, el cual aseguran ha llegado para quedarse.

En Honduras, jóvenes emprendedores OCHO, una aplicación que permite hacer recargas, pedir un chofer, enviar paquetes y pedir comida, además de brindar outsourcing de Recursos Humanos y limpieza, entre otras áreas, dentro del país.

Para el caso de Costa Rica, una manera de solicitar antojitos y otra paquetería es por medio de Moovin, startup que ya ha aumentado su plantilla logística en un 49% desde el inicio de la crisis para abordar el aumento de la demanda de servicios generada por el COVID-19.

En Costa Rica, una propuesta distinta es la aplicación Biko.cr, un market place que permite al sector de restaurantes vender directamente, haciendo un pago único, sin pagar comisión por cada venta. Es un canal directo entre el restaurante y el cliente.

“¡Si no haces delivery, comienza a hacerlo, y si ya lo hacías, haz más! Las previsiones indican que cuando termine el confinamiento y los restaurantes puedan abrir sus puertas, aún pasará un tiempo hasta que se pase el miedo del aislamiento social y seguramente se quieran evitar los espacios con mucha gente", advertía Guillem Ontiveros, cofundador y Director General de Telemaki, indicaba en un webinar sobre el consumo de productos a domicilio.

Telemaki es un servicio de comida para llevar y entrega de sushi y otros platos tradicionales japoneses en España.

“En el contexto de la pandemia cabe reflexionar ¿Deberíamos salir de la comodidad de tener un app de mensajería y darnos un tiempo de buscar la mejor y más costo eficiente forma de tener el bien entregado en la puerta de nuestra casa?, ¿Será que la extra comodidad de tener un solo app de mensajería nos está privando de tener más bienes por menos efectivo?, ¿La opción de tener unas apps de más nos permitirán ayudar a otros en esta coyuntura?”, reflexiona Omar Quesada Senior Manager Consulting EY.

RELACIONADAS