newsletter
Fecha de publicación: 2020-05-15
FOTO Luis ACOSTA / AFP

Panamá, enfocado en la reactivación

La joya de la economía centroamericana también entrará en números negativos en 2020. El sector turismo, especialmente afectado.

Por Luis Alberto Sierra- estrategiaynegocios.net

El impacto del confinamiento impuesto por el COVID-19 alteró las expectativas de crecimiento económico en Panamá para este año.

Puede leer: Centroamérica busca resistir al embate de la crisis del COVID-19

El Fondo Monetario Internacional (FMI) había reconocido en febrero la economía de Panamá en “franca recuperación”.

El Reporte sobre Perspectivas Económicas Mundiales 2020 de enero del Banco Mundial (BM) había proyectado un crecimiento del 4,2% para 2020, cifra que contrasta con el último número del BM, con un decrecimiento del -2 %.

En medio de esta coyuntura, el ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral de Panamá informó que había procesado hasta el 28 de abril de 2020 la suspensión de 100.000 contratos de trabajo en el país, mecanismo que contempla la posterior reincorporación del personal a sus lugares de trabajo y que estos empleados puedan recibir beneficios sociales. El registro no contempla la contabilización de prórrogas a estas suspensiones.

En medio de la pandemia, el gobierno panameño anunció la suspensión en la operación del proyecto Cobre de Panamá (inaugurado en febrero del año pasado, con una inversión privada de más de US$6.000 millones), del cual un representante del FMI había previsto iba a incidir por su dimensión en un aumento de alrededor de 3 % en el PIB.

La detección de casos de COVID-19 en empleados del proyecto incidió en la decisión, además de en el establecimiento de un cerco sanitario y en la adopción de medidas por parte de la empresa Minera Panamá.

Descargue nuestra edición impresa ¡GRATIS!

Aunque son incalculables en este momento, las pérdidas que dejará COVID-19 en el sector turístico en Panamá, el gobierno y los representantes gremiales del país trabajan en alternativas con miras a su reactivación tras la pandemia.

TURISMO: GRANDES RETOS

El administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, destacó el esfuerzo en medio de la incertidumbre de esta situación, que ha implicado la paralización del sector, y que es reflejo del impacto que ha tenido en múltiples sectores de la economía.

Explicó que para este año se había proyectado un crecimiento en la llegada de turistas de 5%, pero ahora se estima que va a tener un decrecimiento probablemente mayor a -5%, alineado con el golpe que está recibiendo el sector a nivel global. El impacto dependerá de cuánto se extiendan las medidas para evitar la propagación del virus.

“Estamos evidentemente ante unade las crisis más importantes de nuestra era, no sólo a nivel turístico, sino también económico”, exaltó el funcionario, quien reconoció que existe también una gran incertidumbre sobre cómo va a ser el comportamiento del viajero mientras se regulariza la situación, y en tanto no exista además una vacuna para combatir la enfermedad.

Se suma el hecho de que la industria turística en Panamá venía de más de siete años de decrecimiento, en los que como destino el país no tenía una promoción sostenida, además de haber estado afectado por la sobreoferta hotelera.

Para Alexis Zapata, presidente de la Asociación Panameña de Operadores de Turismo (Apotur), el impacto ha sido cien por ciento negativo. Desde enero habían tenido ya algunas cancelaciones de grupos de visitantes provenientes de Asia y Europa.

Señaló que cuando llegó COVID-19 a Panamá se generalizaron las cancelaciones, a lo que se sumaron medidas gubernamentales -frente al riesgo de contagio-, como el impedimento de ingreso de extranjeros y la suspensión de vuelos internacionales.

Ernesto Orillac, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Camtur), observó que la del turismo es probablemente una de las actividades más afectadas por la pandemia, con un impacto en aerolíneas, ho teles, los tour operadores, agencias de viaje, restaurantes, centros comerciales, guías de turismo, transporte y todo lo que involucra la cadena de valor del sector. Eso sí, Orillac consideró importante el trabajo que se está haciendo para organizarse, unirse y buscar las fórmulas que permitan salir más fortalecidos de esta crisis, la cual estimó mayor que la de 2008.

“Tenemos que buscar la forma de posicionarnos y poder ser competitivos”. Eskilden señaló que se han considerado ajustes, como el plan Panamá Solidario, que prevé una ayuda para aquellos que están dejando de percibir ingresos producto del COVID- 19, incluyendo empleados y personas independientes que laboran en la industria del turismo; así como un período de gracia para el pago de impuestos, general para todos los sectores.

El resto de medidas se enfocan en aprovechar el confinamiento, acompañando a las personas para que se capaciten, además del trabajo en propuestas económicas que puedan ayudar a reactivar el sector.

Eskilden destacó además que se ha introducido en una campaña de turismo interno la añoranza de los atractivos naturales y culturales de Panamá, para que cuando las personas puedan volver a trabajar se interesen en conocer mejor su país.

El funcionario destacó que es importante mantenerse en la mente de los viajeros y consumidores internacionalmente, por lo que están coordinando con el Fondo de Promoción Turística una campaña con un mensaje que permita ver a Panamá de una manera diferenciada. El titular de la ATP cree que esta puede ser una oportunidad de reinventarse, y consideró posible impulsar una industria renovada, con una propuesta atractiva para el turista post-coronavirus.

Zapata, por su parte, apuntó que va a ser necesario hacer un acuerdo con el Estado panameño para buscar una forma de financiación, especialmente para que los grandes hoteles puedan arrancar. El representante de Apotur señaló que no se podrá apostar solo al enfoque de reactivar la actividad desde el turismo local, ya que se requerirá también del dinero fresco del turista extranjero.

Por ahora, los sectores afinan estrategias.

Puede leer: Centroamérica busca resistir al embate de la crisis del COVID-19

Descargue nuestra edición impresa ¡GRATIS!

RELACIONADAS