newsletter
Fecha de publicación: 2021-12-16
Foto iStock

Admirados 2021: Nuevos liderazgos para la 'nueva normalidad'

Los admirados también comparten la capacidad de anticipación de las tendencias, fortaleza que les ha favorecido tras el impacto de la pandemia, ya sea porque tenían procesos avanzados de transformación digital, o ya sea porque les ha facilitado adaptarse rápidamente al nuevo entorno.

Por Pablo Balcáceres, E&N

“Lo hemos podido palpar en las entrevistas que hemos llevado a cabo con muchos de los Empresarios Más Admirados: hay una clara tendencia a hacer las cosas diferentes, incluso a tener una dualidad importante, mantener la operación actual que está generando resultados pero al mismo tiempo crear una organización paralela que pueda llevar a las organizaciones hacia el siguiente paso o reto que se está visionando”, sostiene Skaleno.

Uno de los casos más palpables se encuentra en Hugo App, una aplicación de entregas a domicilio liderada por Alejandro Argumedo. Debido a los confinamientos por la pandemia, el negocio aumentó en 200%. “Fue una locura: la contratación, lo cultural de la empresa, nuevas métricas, nuevos procesos. Fue un crecimiento de locos”, describe Argumedo.

Hugo App estaba en el lugar indicado, en el momento indicado, con una labor que ya había comenzado en 2017. “Cuando arrancamos la empresa en la región no se veía mucha digitalización... Queríamos demostrar que podíamos hacer cosas grandes”, comenta Argumedo, cuya aspiración es demostrar que sí se puede establecer un hub de tecnología en El Salvador. Ya sea una empresa emergente o una ya bien consolidada, los admirados son unos verdaderos cazadores de tendencias. Es el caso de Juan Carlos Paiz, CEO de Panifresh, uno de los más importantes exportadores de pan hacia la región y el mundo. Llámese digitalización, inteligencia artificial, criptomonedas u otros, Paiz activa un radar para analizar el impacto que estos y otros avances tendrán en su negocio e inculca el espíritu innovador en su equipo. “Lo que yo quiero es que me traigan planes de negocio que sean arriesgados, pero que lleven las tendencias, y que uno crea que el paquete tiene sentido. Eso me ha funcionado bastante bien”, revela.

Así nació Genba, una aplicación que facilita la compra de productos de panadería y pastelería a domicilio en Guatemala. “Era un negocio muy complicado al principio, pero entendíamos que el mercado iba en esa dirección. Cuando la pandemia nos pegó a todos, Genba comenzó a tener más sentido, ahora tenemos casi 100.000 usuarios”, celebra Paiz.

En ocasiones la transformación es inevitable, sobre todo cuando la empresa se encuentra en la incómoda posición de un cambio en los paradigmas que hace peligrar su existencia. Tal es el caso de Termoencogibles, ahora Grupo Ternova, otrora enfocado completamente en el plástico, un rubro ahora presionado por una reducción en su consumo.

Rodrigo Tona, CEO de Grupo Ternova, describe el proceso de transformación de la empresa, uno que inició tan lejos como 2014 cuando declaró su meta de convertir a su empresa en carbono neutral y la cual cumplió en 2019; y se fortaleció en 2017, cuando volvió pública su estrategia de convertirse en una empresa guiada por los principios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo). “Trabajar en el concepto de innovación nos obliga a casi tener una organización trabajando en paralelo”, sostiene Tona. El salvadoreño impulsa una agenda de trabajar en un 50% en el negocio de hoy, y en un 50% en construir los negocios del futuro.

Liderazgo en evolución

Nunca ha sido fácil ser líder, pero en una era de democratización de la comunicación los retos se multiplican. Los consumidores demandan congruencia entre los dirigentes de las empresas con sus productos. De lo contrario, “la propuesta de valor no llega”, advierte Tona.

Priscila Chaves, cofundadora de 10x, considera que la llamada “nueva normalidad” emerge como una oportunidad para diseñar nuevos modelos de liderazgo. “Estamos interconectados y el sentido de comunidad es importante”, dice la líder costarricense. Mentalidad exponencial, mentalidad de innovación y el liderazgo ético son los tres pilares del liderazgo del futuro, sostiene Chaves.

“La mentalidad exponencial que nos permite imaginarnos las posibilidades que antes no podíamos ver; el segundo es la mentalidad de innovación que nos enseña cómo a través de la tecnología podemos escalar nuestros negocios mientras que creamos soluciones innovadoras; y el tercero, es el liderazgo ético que nos permite tomar decisiones justas y responsables para el futuro, retándonos a ser creativos en nuestras estra- tegias”, profundiza.

A pesar de que la RSE y otros factores de inclusión no han sido destacados como factores de admiración por parte de los votantes hacia los liderazgos, esto no quiere decir que sean inexistentes. Al menos una de cada tres persona mencionó la responsabilidad social como factor de admiración. “Hay cada vez más una sensibilidad por la responsabilidad social vista de diferentes maneras, ya que hay organizaciones que están siendo orilladas a transformarse dado el impacto que la sociedad está teniendo sobre los productos y servicios que ofrece”, valora Skaleno.

La firma de análisis clarifica que si bien el estudio resalta las características más relevantes mencionadas en el estudio no son las únicas de los líderes empresariales. También existen otro tipo de capacidades que desarrollan para conducir con éxito sus organizacionales, tales como la comunicación, el desarrollo de personas, capacidad de resolución, entre otras.

RELACIONADAS