newsletter
Fecha de publicación: 2021-01-28
Galeria  Ver Fotogalería

Bill Gates: 2020, el año en que la salud global se volvió un problema local

¿Cómo enfrentar la próxima pandemia? Bill y Melinda Gates invitan a reflexionar en su carta anual: "Hasta que las vacunas lleguen a todos, seguirán apareciendo nuevos grupos de enfermedades. Esos grupos crecerán y se extenderán"

Por estrategiaynegocios.net

¿Cuáles son las lecciones para visualizar un futuro con más salud y más igualitario? Esa pregunta está en un largo artículo de opinión firmado por Bill y Melinda Gates publicado este 27 de enero de 2021.

Lea más: China implementa otras maneras para testar y detectar el SARS-COV-2

La reflexión insiste en reflexionar: ¿cuál será la próxima pandemia y cómo nos preparamos para enfrentarla? Hace 20 años nació la Fundación Bill y Melinda Gates para responder problemas de salud globales como la malaria, la tuberculosis, entre otros. "A pesar de que nuestra fundación había estado preocupada desde hace mucho tiempo por un escenario pandémico, especialmente después de la epidemia de ébola en África occidental, nos sorprendió la forma drástica en que el COVID-19 ha perturbado las economías, los empleos, la educación y el bienestar en todo el mundo", afirma el texto.

Victorias contra el virus: De lo global a lo local

En una especie de análisis - resumen de 2020, Gates apunta cómo el virus traspasó y no respetó fronteras, cómo miles de millones de personas se ajustaron a diferentes tipos de vida: tele-educación, teletrabajo, telemedicina. Los Gates también subrayan el impacto económico y social del COVID-19. “Los virus como el covid-19 nos recuerdan que, a pesar de todas nuestras diferencias, todos en este mundo están conectados por una red microscópica de gérmenes y partículas, y que, nos guste o no, estamos todos juntos en esto”, añade la carta.

“Esperamos que la experiencia que todos hemos vivido durante el último año conduzca a un cambio a largo plazo en la forma en que las personas piensan sobre la salud mundial y ayude a las personas de los países ricos a ver que las inversiones en la salud mundial benefician no solo a los países de bajos ingresos sino a todos”, se puede leer en la carta.

¿Ya está en Telegram? Siga nuestro canal

Gates recordó la Segunda Guerra Mundial y citó a Winston Churchill, en la guerra contra Alemania nazi en 1942, "No es el final". "Ni siquiera es el principio del final. Pero quizás sí es el fin del principio". De forma optimista, Gates dijo que el principio del final (de la pandemia) está cerca.

La Fundación Gates nuestra fundación ha invertido US$1.750 millones en la lucha contra COVID-19, afirma el texto. "La mayor parte de esa financiación se ha destinado a producir y adquirir suministros médicos fundamentales. Por ejemplo, apoyamos a los investigadores que desarrollan nuevos tratamientos COVID-19, incluidos los anticuerpos monoclonales, y trabajamos con socios para garantizar que estos medicamentos sean fáciles de transportar y usar en las partes más pobres del mundo". La Fundación ha respaldado el desarrollo de 11 vacunas "que han sido certificadas como seguras y efectivas". Melinda explica que las vacunas incluren antídoto contra: neumonía, fiebre tifoidea, o encefalitis japonesa.

pandemic_school-closures_600x345_01_Artboard-1.1(800x600)

Priorizar la equidad

“Desde el sida hasta el zika y el ébola, los brotes de enfermedades tienden a seguir un patrón sombrío. Hacen daño a algunas personas más que a otras, y las personas que más lastiman no son al azar. Al infectar sociedades, explotan las desigualdades preexistentes”. “Lo mismo ocurre con covid-19. A las personas con menos les va peor que a las que tienen más. En los Estados Unidos, las comunidades de color tienen más probabilidades de enfermarse y morir que otros estadounidenses”.

Gates destacó cómo las naciones ricas ya han pasado meses comprando dosis de vacunas para comenzar a inmunizar a su gente. Pero, "los países de ingresos bajos y medianos solo podrán cubrir aproximadamente a una de cada cinco personas que viven allí durante el próximo año. En un mundo donde la salud global es local, eso debería preocuparnos a todos."

"Hasta que las vacunas lleguen a todos, seguirán apareciendo nuevos grupos de enfermedades. Esos grupos crecerán y se extenderán. Las escuelas y oficinas cerrarán nuevamente. El ciclo de desigualdad continuará. Todo depende de si el mundo se une para garantizar que la ciencia que salva vidas desarrollada en 2020 salve tantas vidas como sea posible en 2021."

Para que la humanidad no esté desprevenida en la próxima gran pandemia, los Gates piden que el mundo invierta más en I+D. "La preparación para una pandemia debe tomarse tan en serio como tomamos la amenaza de guerra. El mundo necesita duplicar las inversiones en I + D y organizaciones como CEPI que han demostrado ser muy valiosas con el COVID-19." Para Gates, esta crisis le costará al mundo US$28.000 millones. CEPI ayudó a financiar una serie de candidatos para COVID-19, incluidas las vacunas Moderna y Oxford AstraZeneca, y está profundamente involucrado en el trabajo de equidad de vacunas sobre el que escribió Melinda”.

"Para la próxima pandemia, espero que tengamos lo que yo llamo plataformas de megadiagnóstico, que podrían evaluar hasta el 20 por ciento de la población mundial cada semana".

covid-inmunidad-farmacos-anticuerpos-monoclonales-nuevo-estudio-eficacia-9733_620x368(800x600)

Anticuerpos monoclonales

El cofundador de Microsoft describió cómo la terapia por anticuerpos monoclonales puede reducir la tasa de muerte hasta en 80%: "Los anticuerpos monoclonales no estuvieron disponibles para tratar COVID-19 hasta noviembre. Imagínese cuántas vidas se podrían haber salvado si las tuviéramos meses antes."

"Nuestra fundación ha financiado la investigación de anticuerpos monoclonales como posible tratamiento para la gripe y la malaria durante más de una década. Estos anticuerpos se pueden utilizar para tratar diversas enfermedades. La desventaja es que su desarrollo y fabricación requieren mucho tiempo. Es probable que se necesiten otros cinco años para perfeccionar la tecnología antes de que podamos producirlos rápidamente en respuesta a nuevos patógenos".

Las vacunas de ARNm se desarrollarán más rápido

"Las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacuna que brinda instrucciones para enseñarle a su cuerpo a combatir un patógeno. Esta pandemia ha acelerado enormemente el proceso de desarrollo de la plataforma." "Predigo que las vacunas de ARNm se desarrollarán más rápido, serán más fáciles de escalar y más estables de almacenar durante los próximos cinco a diez años. Eso sería un gran avance, tanto para futuras pandemias como para otros desafíos de salud mundial. Las vacunas de ARNm son una plataforma prometedora para enfermedades como el VIH, la tuberculosis y la malaria".

Un sistema de alerta global

"Necesitamos detectar los brotes de enfermedades tan pronto como ocurren, donde sea que ocurran. Eso requerirá un sistema de alerta global, que actualmente no tenemos a gran escala. La columna vertebral de este sistema serían las pruebas de diagnóstico. Supongamos que es enfermera en una clínica de salud rural. Observa que aparecen más pacientes con tos de los que cabría esperar en esta época del año, o tal vez incluso que mueren más personas de lo normal. Entonces, realiza pruebas para detectar patógenos comunes. Si ninguno de ellos da positivo, su muestra se envía a otro lugar para ser secuenciada para una mayor investigación."

"Si su muestra resulta ser un patógeno súper infeccioso o completamente nuevo, un grupo de socorristas de enfermedades infecciosas entra en acción. Piense en este cuerpo como un escuadrón de bomberos contra una pandemia. Cuando no están respondiendo activamente a un brote, mantienen sus habilidades afiladas trabajando en enfermedades como la malaria y la polio. Calculo que necesitamos alrededor de 3000 socorristas en todo el mundo."

"Para aprender a utilizar mejor estos equipos de primera respuesta, el mundo necesita ejecutar regularmente juegos de gérmenes, simulaciones que nos permitan practicar, analizar y mejorar la forma en que respondemos a los brotes de enfermedades, al igual que los juegos de guerra permiten que los militares se preparen para la guerra de la vida real."

"Los lugares que han tenido experiencias recientes con brotes respiratorios, como Taiwán con SARS y Corea del Sur con MERS, respondieron al COVID-19 más rápidamente que otros lugares porque ya sabían qué hacer. La ejecución de simulaciones garantizará que todos estén listos para actuar rápidamente la próxima vez."

"Últimamente, lo que me hace más optimista de que estaremos listos la próxima vez es también lo más simple: el mundo ahora comprende lo en serio que debemos tomarnos las pandemias."

"Cuando la pandemia llegue a su fin, será un testimonio de los notables líderes que han surgido durante el último año para guiarnos a través de esta crisis. Cuando decimos "líderes", no nos referimos únicamente a los responsables políticos y los funcionarios electos que están a cargo de la respuesta oficial del gobierno. También estamos hablando de los trabajadores de la salud que están soportando traumas inimaginables en el frente. Los maestros, padres y cuidadores... Los científicos e investigadores que trabajan día y noche. Incluso los vecinos que están cocinando comidas adicionales para asegurarse de que nadie en su comunidad pase hambre."

RELACIONADAS