newsletter
Fecha de publicación: 2021-01-04
El uso obligatorio de mascarillas, la desinfección en lugares públicos, el distanciamiento social, el teletrabajo y el cierre de negocios –con la consiguiente contracción de la economía– marcaron gran parte del año 2020.
Galeria  Ver Fotogalería

15 hechos insólitos que impactaron a Centroamérica en 2020

Los trastornos económicos y sociales causados por la pandemia han estado a punto de ser catastróficos, ya que los progresos se han detenido. Centroamérica no es la excepción. A continuación resumimos los hechos que marcaron a la región en 2020.

Por Daniel Zueras y Pablo Balcáceres, estrategiaynegocios.net

1. La pandemia que detuvo al mundo

El Covid-19 dominó el porvenir de todo el mundo en 2020. Inició como un brote de neumonía atípica en diciembre de 2019 en Wuhan, China, y el 11 de marzo de este año su expansión alcanzó tal grado que la Organización Mundial para la Salud declaró la pandemia mundial.

Lea más: Pandemia obliga a replantear prioridades y desafíos de los CEOs

La facilidad en su propagación y un incremento en la tasa de letalidad ante la saturación de los servicios de salud presionaron a los gobiernos de todo el mundo a imponer restricciones a la movilidad, e incluso detener amplios sectores de la economía, como los viajes, el turismo y las congregaciones masivas.

El uso obligatorio de mascarillas, la desinfección en lugares públicos, el distanciamiento social, el teletrabajo y el cierre de negocios –con la consiguiente contracción de la economía– marcaron gran parte del año 2020.

A mediados de diciembre, el número de infectados por Covid-19 superó las 72,6 millones de personas en 191 países; en tanto, los fallecimientos se situaron sobre los 1,6 millones, según el centro de monitoreo de la Universidad John Hopkins. Las primeras vacunas se comenzaron a aplicar en diciembre en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.

2. Migrantes: Nueva caravana al Norte

Las caravanas de migrantes se han reactivado, tras una pausa debido al coronavirus. En octubre una compuesta por unos 3.500 migrantes había salido desde Honduras con destino a la frontera sur de EE.UU., pero se disolvió al llegar a Guatemala, al ser interceptada por las autoridades de ese país.

Lea más: Migrantes: La tragedia en medio de la pandemia

Sin embargo, el empeño por llegar al Norte no ceja, y en diciembre, empujados por los efectos devastadores de los huracanes Eta e Iota, de nuevo centenares de hondureños pusieron rumbo a Estados Unidos, en busca de una nueva vida.

3. Huracanes arrasan región

La temporada de huracanes en el Atlántico durante el año 2020 finalizó como la más activa en la historia, al alcanzar 30 tormentas tropicales, tantas que se acabó el alfabeto para nombralas y se pasó a utilizar el griego.

Eta e Iota dejaron un largo reguero de muertos y des- aparecidos en la región, y millones de afectados, golpeando duramente a Guatemala, Honduras y Nicaragua. Distintos países y organismos internacionales han anunciado ayudas para la reconstrucción de la región, que ha sufrido los embates más duros de los huracanes en lo que llevamos de siglo, y cuya devastación podría ser similar a lo que dejó atrás Mitch, en 1998.

Centroamérica sufrió particularmente los estragos de ETA e IOTA. Ambos se formaron en la misma zona del Caribe e impactaron a la región ingresando a través de Nicaragua como huracanes de categoría 4 y avanzando a lo largo de Honduras, el primero el 3 de noviembre y el segundo, el 16 del mismo mes.

Los fenómenos naturales dejaron a su paso pérdidas de más de 240 vidas humanas, la mayor parte en el istmo centroamericano. El impacto económico ha sido grave. En Honduras las autoridades estiman las pérdidas en unos los US$10.000 millones; por su lado, en Nicaragua giran en torno a los US$742,6 millones.

4. Costa Rica, crisis y bloqueos

Costa Rica vivió en octubre semanas de colapso y zozobra por los bloqueos de vías del grupo ‘Movimiento Rescate Nacional’, que fue creciendo hasta hincar al Gobierno y paralizar un préstamo de US$1.750 millones solicitados al Fondo Monetario Internacional, en un postrero intento por tratar de salvar las finanzas públicas, asfixiadas por la deuda, en una situación agravada por el recorte recaudatorio en la pandemia, junto al incremento de gasto social. El plan a presentar al FMI para tratar de obtener el préstamo estaba basado en un 80 % en la creación de nuevos impuestos.

A la ola de protestas se sumaron grupos de oposición y sindicatos públicos (estos últimos ante la amenaza de recortes en el Estado). La amenaza de la debacle fiscal sigue latente, así como la de nuevas protestas sociales.

5. Matrimonio igualitario

Costa Rica se convirtió en mayo en el primer país centroamericano en permitir el matrimonio igualitario, o lo que es lo mismo, entre personas del mismo sexo. El tema se convirtió en un factor fundamental en la polarización de las elecciones presidenciales de 2018.

6. Wall Street: caída y resurgimiento

Las bolsas de Nueva York y del mundo se desplomaron en el primer trimestre del año por causa de la expansión del coronavirus. En poco más de un mes, el índice industrial Dow Jones borró todas las ganancias que había acumulado desde finales de 2016. Entre el 12 de febrero y el 23 de marzo, el índice se derrumbó en 38,4 %.

Sorpresivamente, la recuperación demoró menos de un año. En junio el mercado bursátil ya se encontraba en niveles de franco crecimiento, en noviembre ya era absoluta y en diciembre el Dow Jones marcó nuevos máximos históricos, sobre los 30.000 puntos. Los anuncios sobre la efectividad de las vacunas contra el Covid-19 entusiasmaron a los mercados en la recta final del año.

7. Petróleo, en precios negativos

El año 2020 quedará marcado en la historia económica por un suceso insólito en el mercado del petróleo. El 20 de abril los ojos de todo el mundo miraron estupefactos al mercado del crudo estadounidense: su precio estaba en niveles negativos.

Ese día, el barril de crudo WTI para entrega en mayo comenzó la sesión sobre US $18 y terminó en US -$35,22. ¿Por qué ocurrió este fenómeno? La caída en la demanda de petróleo por el coronavirus se combinó con un exceso de la oferta y con un factor que muchos pasaron por alto: la falta de espacio para almacenar las reservas de petróleo. En ese contexto, los ‘traders’ literalmente pagaron por deshacerse de los contratos antes de verse obligados a lidiar con los barriles en físico.

8. Bonos a un siglo de plazo y alza de deuda pública

Perú colocó un bono soberano con vencimiento a 100 años de plazo, es decir hasta el 28 de julio de 2121, por un total de US $1.000 millones y una tasa de interés del 1,7 % anual, como parte de un programa de emisión de deuda de US $4.000 en los mercados internacionales. El país suramericano hizo el movimiento aún en medio de una fuerte crisis política, que llevó a la destitución del presidente Martín Vizcarra.

Lea también: EEUU emitirá bonos a 20 años para financiar deuda en aumento

Se trata de condiciones poco comunes en los mercados de deuda, pero ya impulsadas anteriormente tanto por empresas privadas como por gobiernos. En América Latina, tan solo México y Argentina tenían experiencia en la emisión de bonos con un siglo de plazo en el horizonte. La sostenibilidad de la deuda pública de Centroamérica también marcó el 2020. En el último decenio, los países de Centroamérica registraron un incremento acumulado en su cociente de deuda pública equivalente a 15,6 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB).

En Costa Rica, Honduras y El Salvador, no solo han registrado importantes aumentos en sus niveles de deuda en el período 2008-2019 (38,8, 24,7 y 19,2 puntos porcentuales del PIB, respectivamente), sino que además tanto Costa Rica como El Salvador han sobrepasado el 70% de su relación de deuda pública al PIB, muy por encima de los restantes países de Centroamérica.

9. El resurgimiento de Bitcoin

La tecnología de cadena de bloques (blockchain) reafirmó su papel en la nueva economía. El precio de la criptomoneda digital Bitcoin se duplicó este año y regresó a sus máximos históricos de 2017, en el marco de la pandemia del Covid-19 y de una mayor aceptación por parte de inversores institucionales. Varias fuerzas confluyeron en favor de Bitcoin: en octubre, PayPal anunció que admitirá la criptomoneda, así como otros activos digitales como Ethereum. Por otro lado, analistas de instituciones como Goldman Sachs, Citibank y JP Morgan coincidieron que Bitcoin desafiará al oro como resguardo de valor, al poseer un límite de emisión de tan solo 21 millones de unidades.

10. Viajes comerciales al espacio

La era de los viajes comerciales hacia el espacio comenzó en 2020. La empresa SpaceX, del multimillonario Elon Musk, transportó exitosamente a dos astronautas estadounidenses hacia la Estación Espacial Internacional el 30 de mayo, en el marco de un programa de colaboración con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés) para futuras misiones espaciales.

SpaceX envió la nave espacial Crew Dragon, con la cual espera transportar astronautas de la NASA de manera regular, así como a turistas espaciales. En el marco del programa Commercial Crew, la NASA ha brindado un contrato de US$3.100 millones a SpaceX y de US$4.800 millones a Boeing.

11. El agua ya cotiza en la bolsa

Con el ticker NQH2O, el agua comenzó a cotizar en los mercados de futuros de Wall Street el 7 de diciembre. El índice le da seguimiento al agua de California, específicamente el Nasdaq Veles California Water Index, y abrió su primer día con un precio de US $486,53 por acre-pie (unos 1.233 metros cúbicos).

Los promotores de la iniciativa plantean que la inclusión del agua en el mercado dará previsibilidad sobre el precio a los agentes económicos, en un Estado que atraviesa serias deficiencias del líquido; por otro lado, otras voces como Pedro Arrojo-Agudo, relator especial sobre el derecho al agua potable y al saneamiento de Naciones Unidas, señalan que existe el peligro de concentración del recurso vital en grandes actores y la consiguiente violación de los derechos humanos.

12. Aire más limpio, pero insuficiente

El parón de la actividad económica por causa del Covid-19 permitió un respiro medioambiental: las emisiones de CO2 de origen fósil cayeron 7 % en 2020, según el Proyecto Global de Carbono (GCP). El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) espera que tras la pandemia del Covid-19 tenga lugar una “recuperación verde” que ayude a frenar el cambio climático. A pesar de la reducción de emisiones de CO2 en 2020, este año solamente contribuirá con una disminución del 0,01 grados Celsius en el calentamiento global para el año 2050.

13. China distribuye sus primeras monedas digitales

Las monedas digitales soberanas están cada vez más cerca. China implementó este año un programa piloto para distribuir el yuan digital, como alternativa al efectivo. La nación trabaja para desplegarla oficialmente antes de los Juegos Olímpicos de Beijing, en febrero de 2022.
En lo que marcaría el inicio de una nueva era de monedas digitales respaldadas por bancos centrales, China desplegó el plan piloto en ciudades como Shenzen, Suzhou, Chengdu, entre otras, distribuyendo la divisa entre sus habitantes.

Entre los países que también exploran digitalizar sus monedas nacionales figuran Canadá, Singapur, Suecia, Tailandia, Reino Unido y Rusia. La Reserva Federal de Estados Unidos ha declarado que tomará su tiempo en decidir si digitalizará al dólar o no.

14. Un divorcio complicado entre Reino Unido y la Unión Europea

Reino Unido abandonó a la Unión Europea. El llamado ‘Brexit’ era uno de los acontecimientos más esperados en este 2020, pero no por eso se salvó de sorpresas. En enero, el Reino Unido oficializó su retiro del bloque europeo, dando paso a un período de transición durante todo el año para que ambas partes negociaran un nuevo acuerdo económico antes del divorcio en la práctica, que regirá a partir del 1 de enero de 2021. Pero no la pandemia del coronavirus retrasó las negociaciones, a tal grado que dos semanas antes del fin de año todavía no existía en firme un tratado comercial para la era ‘post-Brexit’. Sin este entendimiento, la relación entre ambos pasaría a regirse por los estándares de la Organización Mundial del Comercio.

15. Libre comercio abarca a un tercio del mundo

Asia dará vida al tratado comercial más grande en el mundo: la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés). Firmado en noviembre, el pacto involucra a 15 países, que en conjunto representan casi al 30 % del Producto Interno Bruto mundial y a la misma proporción de habitantes.

El acuerdo engloba a China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y a los diez países que forman parte de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), entre los que destacan Malasia, Singapur, Vietnam, Filipinas e Indonesia. India se retiró del proceso. El RCEP elimina aranceles al 92 % de los productos y al 65 % de los servicios. Además, establece una Regla de Origen Común para las naciones firmantes.

RELACIONADAS