newsletter
Fecha de publicación: 2020-02-04
WASHINGTON, DC - FEBRUARY 04: House Speaker Rep. Nancy Pelosi (D-CA) and Vice President Mike Pence look on as President Donald Trump steps to the lectern for the State of the Union address in the chamber of the U.S. House of Representatives on February 04, 2020 in Washington, DC. President Trump delivers his third State of the Union to the nation the night before the U.S. Senate is set to vote in his impeachment trial. Mark Wilson/Getty Images/AFP

Trump analiza retirarse del pacto de US$1.7 billones de la OMC

Funcionarios de Donald Trump están circulando un proyecto de orden ejecutiva que desencadenaría la salida de EE.UU.

Por Bloomberg

Estados Unidos está evaluando un plan para retirarse de un pacto global avaluado en US$1.7 billones en contratos gubernamentales, dijo una persona familiarizada con el asunto, en una medida que podría indignar a los aliados cercanos en un momento delicado para el comercio.

Funcionarios de la administración del presidente Donald Trump están circulando un proyecto de orden ejecutiva que desencadenaría la salida de EE.UU. del Acuerdo sobre Contratación Pública (ACP) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), si el pacto no se reforma según las opiniones estadounidenses, según la persona que pidió no ser identificada porque las discusiones están en curso.

Un portavoz de la oficina del representante de Comercio de EE.UU. no respondió de inmediato a los correos electrónicos en busca de comentarios.

El propósito del ACP es abrir los mercados de contratación pública a la competencia extranjera y ayudar a que las compras públicas sean más transparentes. Un retiro estadounidense crearía un caos para las compañías extranjeras que ofertan por el acceso al mercado de compras públicas de US$837.000 millones y complicaría las incipientes conversaciones comerciales que Washington planea con el Reino Unido y la Unión Europea.

También podría plantear problemas al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien aún necesita negociar acuerdos con sus rivales políticos para garantizar la ratificación del Tratado entre México, EE.UU. y Canadá (T-MEC); Canadá es el único firmante del acuerdo actualizado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que aún debe ratificar el acuerdo de libre comercio. La contratación fue un tema polémico en el T-MEC.

Compromiso estadounidense

Un retiro de EE.UU. del ACP implicaría que miembros como el Reino Unido, Japón, Corea del Sur, Canadá y la UE perderán su acceso preferencial a las licitaciones de contratación pública de EE.UU. Los miembros del ACP quedarían sujetos a la Ley Buy American, que prohíbe la mayor parte del acceso extranjero a los contratos del gobierno de EE.UU. sin una exención específica. La ley no se aplica a la contratación extranjera de contratos de servicios públicos de EE.UU.

Si se pone en práctica, la medida de EE.UU. se ajustaría a la práctica de Trump de amenazar con retirarse de los pactos internacionales para aumentar el apalancamiento en las negociaciones, incluso si la contraparte es un aliado cercano. Washington afirma haber obtenido una victoria utilizando un enfoque similar con la Unión Postal Universal, dirigida por el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro.

"Me parece normal debido a la forma en que opera la administración", según Stuart Harbinson, exalto funcionario de la OMC y consultor principal sobre comercio internacional para la agencia de comunicaciones Hume Brophy con sede en Bruselas. "Su actitud general es que la OMC los necesita más de lo que ellos necesitan a la OMC".

EE.UU. impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio antes de negociar un acuerdo de libre comercio actualizado con México y Canadá. Trump también ha renovado las amenazas de imponer gravámenes a las exportaciones de automóviles de la UE a medida que ambas partes intentan reiniciar las conversaciones estancadas sobre un acuerdo comercial.

RELACIONADAS