newsletter
Fecha de publicación: 2019-07-03

California prohíbe a empresas discriminar a personas con cabello afro o rastas

La ley asegura que no se puede desestimar por ese motivo a un candidato a un empleo, a la compra de una casa y a la educación.

Por AFP

California se convirtió el miércoles en el primer estado estadounidense que prohíbe "la discriminación racial basada en el cabello", que afectaba a personas principalmente de raza negra con estilo afro o rasta.

La ley fue aprobada por unanimidad en ambas cámaras del legislativo y fue sancionada el miércoles por el gobernador Gavin Newsom.

Entrará en vigor el 1 de enero próximo y permitirá oficialmente el uso de estos estilos en el trabajo o la escuela.

La ley fue redactada por la senadora demócrata de Los Ángeles Holly Mitchell, que es negra y frecuentemente lleva microtrenzas.

"Esta ley protege a los californianos negros para que elijan llevar el cabello en su forma natural, sin presión de cumplir con normas eurocéntricas", indicó. "Me emociona ver el cambio cultural que se garantiza con esta ley".

"Para nosotros es un símbolo de quienes somos, recuerdo cuando hace 15 años me hacía rastas, hacía una declaración de política y social para el mundo", añadió.

Al sancionar la ley, Newsom recordó el caso de un estudiante en secundaria que fue obligado a cortar sus rastas si quería participar en un duelo de lucha en Nueva Jersey.

Fue forzado a escoger "entre perder una competencia deportiva o perder su identidad", cuestionó.

"Es algo que ocurre en lugares de trabajo, en escuelas (...), todos los días en Estados Unidos de una forma que es sutil o abierta".

Según el texto, el cabello "sigue siendo una causa generalizada de discriminación racial con graves consecuencias económicas y sanitarias, especialmente para personas de raza negra".

La ley asegura que no se puede desestimar por ese motivo a un candidato a un empleo o vivienda, al igual que no se puede con la opción sexual, religión u origen étnico.

Los empleadores podrán igual aplicar reglas como el uso de una red, siempre y cuando no sea para discriminar y aplique para todos, indicó el despacho del gobernador.

La ciudad de Nueva York adoptó una legislación similar a principios de año.

RELACIONADAS