newsletter
Fecha de publicación: 2019-06-04

Panamá: Nuevo gobierno revisará contrato con minera canadiense

Laurentino Cortizo, quien asume el poder el próximo 1 de julio, abordó el tema después de que la Asamblea Nacional de Diputados rechazara 'por lesivo' un proyecto de ley que aprueba el contrato entre el Estado panameño y Minera Panamá, subsidiaria de Firts Quantum Minerals.


Por AFP

El presidente electo de Panamá, Laurentino Cortizo, manifestó este martes que su gobierno revisará el contrato que permite a la multinacional canadiense Firts Quantum Minerals operar en el país centroamericano para la extracción de oro y cobre.

"El tema del contrato Minera Panamá obviamente hay que revisarlo. Es una revisión que no tiene que tomar demasiado tiempo. Es un contrato que tiene su período y hay que ver si se cumplió o no", dijo Cortizo durante la presentación de parte de su gabinete.

"La empresa tiene que respetar que tenemos el derecho, como panameños, de revisar cláusula por cláusula si se cumple o no se cumple" el contrato, añadió.

Cortizo, quien asume el poder el próximo 1 de julio, abordó el tema después de que la Asamblea Nacional de Diputados rechazara "por lesivo" un proyecto de ley que aprueba el contrato entre el Estado panameño y Minera Panamá, subsidiaria de Firts Quantum Minerals.

El proyecto fue presentado por el gobierno después de que la Corte Suprema de Justicia declarara el año pasado inconstitucional el contrato original de concesión a la minera.

Los legisladores rechazaron el acuerdo por no estar de acuerdo con que la compañía canadiense entregue a Panamá solo 2% de regalías por la extracción de minerales en la localidad de Donoso, en la provincia caribeña de Colón.

La comisión legislativa de Economía y Finanzas pide al menos 10%.

Distintos gremios empresariales han criticado esta decisión de la Asamblea, al considerar que pone en riesgo futuras inversiones extranjeras.

Pese a la polémica, Cortizo indicó que su gobierno respetará "sin duda alguna" la seguridad jurídica en el país para "atraer buenas inversiones que generen empleos".

La multinacional canadiense comenzó operaciones con el permiso del gobierno panameño, que asegura que el fallo de la Corte es de forma y no de fondo.

La mina tiene previsto exportar anualmente unas 320.000 toneladas métricas de cobre. Además, el proyecto incluye una planta de generación eléctrica de 300 megavatios, una línea de transmisión eléctrica, un puerto internacional y una planta de procesamiento mineral.

Según las autoridades panameñas, se trata del proyecto más importante del país, con más de 12.000 trabajadores.

La compañía asegura que es la inversión privada "más grande en la historia de Panamá", con US$6.300 millones. También alega que exportará US$2.000 millones y aportará el 4% del PIB del país.

RELACIONADAS