Claves del día
2016-02-26

Panamá y República Dominicana, locomotoras del crecimiento en la región

América Central, Panamá y República Dominicana crecerán en promedio 4,1% en 2016, impulsadas por las locomotoras panameña y dominicana cuyas economías en el año alcanzarían crecimientos superiores al 6%, anunció el BID. La región tiene aún grandes retos, como mejorar su desempeño logístico y apostar a la innovación.

Por: Velia Jaramillo - estrategiaynegocios.net

Los países de América Central, Panamá y República Dominicana (CAPRD) tendrán un crecimiento económico de un 4,1% en 2016, superior al de la economía mundial y al de América Latina en su conjunto, anunció el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Si bien la proyección del BID anticipa que habrá diferencias de crecimiento entre los distintos países, en todos habría un repunte. Liderarán Panamá y República Dominicana, cuyo crecimiento se estima que rondará el 6%, mientras que El Salvador alcanzará una tasa menor de 2,5%, que, no obstante, superaría la alcanzada en los últimos cinco años. El crecimiento será impulsado por la demanda interna, principalmente en las actividades de los sectores de la construcción y servicios.

Foto: Estrategia y Negocios

A favor de este desempeño abonarán las mejores perspectivas de la economía estadounidense, principal socio comercial de esta región, aunado a un mercado petrolero débil, que puede llevar a disminuciones adicionales en los precios del crudo, así como el aumento de los ingresos por las remesas, destacó Gina Montiel, gerente del Departamento de Países de Centroamérica, México, Panamá y la República Dominicana del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las proyecciones forman parte de las conclusiones del reporte macroeconómico regional de 2016, "Evitando la tormenta: Opciones de política para Centroamérica y República Dominicana en un entorno incierto", divulgadas por la organización.

Foto: Estrategia y Negocios

Uno de los focos rojos de la región sigue siendo el fiscal. Como resultado de la situación fiscal, la deuda pública promedio de la región ha continuado en aumento, por lo que se proyecta que llegue a casi 50% del PIB en 2016, advirtió el BID. De acuerdo al informe, este año se mantendrá un déficit promedio de 3,4%, similar al de los dos años previos. Hubo avances en la consolidación fiscal en Honduras, Panamá y República Dominicana, pero en el resto de los países (Guatemala, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua) este tema aún está pendiente.

El bajo dinamismo en las exportaciones es otro aspecto preocupante que advierte el reporte, con la excepción de Costa Rica y República Dominicana, que han desarrollado ventajas comparativas en bienes de mediana y alta tecnología.

Foto: Estrategia y Negocios

Para el resto de los países de la región, el 75% de las exportaciones de los países continúan siendo productos primarios animales, vegetales y comestibles, así como manufacturas básicas como textiles. Una causa de su bajo dinamismo exportador podría explicarse por el impacto de los fenómenos climatológicos en las exportaciones agrícolas.

El organismo multilateral destaca en su reporte que la inflación en los países de CAPRD continuó bajando como resultado de políticas monetarias prudentes y de los menores precios de las materias primas, registrándose una tasa promedio interanual en 2015 de 1,9%.

Los países de la región utilizaron la coyuntura favorable en 2015, para fortalecer su posición externa. Es así como se ve una mejora en la cuenta corriente de la balanza de pagos que alcanzó un déficit de 5% del PIB, aprovechando los menores precios del petróleo y el aumento de las remesas, expone el documento, presentado como un preámbulo de la reunión anual de Ministros de Finanzas de la región, que se realizará el próximo lunes 29 de febrero en la sede del BID en Washington DC, para abordar los principales temas económicos en CAPRD.

Con esos vientos favorables para la región se presentan oportunidades para actuar y acelerar el crecimiento, con el propósito de hacerlo menos volátil a las fluctuaciones externas, más sostenible e inclusivo, lo que generaría más empleos y oportunidades para los habitantes de la región, destacó el BID. El organismo llamó a consolidar la estabilidad macroeconómica, fortalecer las finanzas públicas y promover las asociaciones público-privadas (APP).

Foto: Estrategia y Negocios

Para aumentar la productividad, el informe define cuatro prioridades:

1. Reducir los costos de la energía eléctrica. Los precios de electricidad en CAPRD son superiores a los de otros mercados comparables. Por ejemplo, el precio promedio por energía industrial es de 18,2 centavos de dólar por kilovatio hora (kWh) consumido, mientras que en el resto de Latinoamérica es de 15,6 centavos y en Estados Unidos es de 7,1 centavos.

Además, las tasas de electrificación en la región no están al nivel de otros países comparables (con la excepción de Costa Rica). Esto revela un déficit de inversión en infraestructura de redes (distribución y transmisión), así como de generación.

2. Mejorar el desempeño logístico. Constituye uno de los principales obstáculos para expandir la base productiva regional y capitalizar los beneficios potenciales de los acuerdos comerciales en vigor. La ineficiente gestión fronteriza incrementa sustancialmente los costos de transporte a través de la región y reduce la predictibilidad de los flujos comerciales.

CAPRD ha realizado esfuerzos importantes para mejorar su red vial, pero aún se requieren inversiones sustanciales para completar y adecuar los corredores de carga a estándares internacionales. Con la atención efectiva de estos desafíos, la región podrá incrementar la velocidad promedio de circulación de mercancías de 17 km/h a 60 km/h, lo que le permitiría incrementar el PIB regional hasta en tres puntos porcentuales.

3. Mayor inversión en educación. Es uno de los pilares principales para aumentar la productividad y lograr el desarrollo integral de la población, permitiéndole a un país atraer actividades de mayor valor agregado. Diversos estudios demuestran la relación existente entre escolaridad y crecimiento del PIB. Al mismo tiempo, la educación es elemento clave para ampliar las oportunidades de la población y reducir las brechas sociales.

4. Mayor innovación. Los países de la CAPRD deben continuar fortaleciendo su capacidad para innovar, lo que les permitiría aumentar su productividad, ser más competitivos y lograr un crecimiento sostenido e inclusivo.



12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE