Claves del día
2022-03-05

Materias primas registran su mayor alza semanal desde 1974 por guerra en Ucrania  

Los incrementos más importantes se observaron en el petróleo, el níquel y el trigo, expertos temen una aceleración de la inflación a nivel mundial

Por BaeNegocios

El precio de las materias primas registró esta semana, en los distintos mercados mundiales, un aumento sustancial, a la par el recrudecimiento del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia y disparó nuevos temores en torno a un incremento aún mayor de la inflación a nivel mundial.

Los precios, desde el crudo y el níquel hasta el aluminio y el trigo, se dispararon, y las materias primas protagonizaron su mayor alza semanal desde 1974, durante los días de la crisis del petróleo, destacó Bloomberg.

Rusia es un importante proveedor de crudo, gas natural, cereales, fertilizantes y metales como el aluminio, el cobre y el níquel, por los que sus precios están en la mira.

El aislamiento al que es sometido el país ahoga una importante fuente de energía, metales y cultivos, lo que hace temer una escasez prolongada y una aceleración de la inflación mundial.

Comerciantes, bancos y armadores evitan cada vez más los negocios con Rusia por la dificultad de asegurar los pagos.

Según Bloomberg, las tensiones aumentaron a primera hora del viernes después de que Rusia atacara una central nuclear ucraniana, la mayor de Europa.

El petróleo

El petróleo West Texas Intermediate se disparó hasta un 5,7% el viernes (04.03.2022), antes de reducir sus ganancias mientras los operadores evaluaban la gravedad del ataque a la central nuclear.

Los precios siguen subiendo cerca de un 22% esta semana, ya que muchos compradores mundiales evitan el crudo y los combustibles rusos, lo que desencadena una carrera en busca de suministros alternativos.

La Agencia Internacional de la Energía advirtió de que la seguridad energética mundial está amenazada, y la liberación prevista de reservas de petróleo de emergencia por parte de EEUU y otras grandes economías no lograron calmar la preocupación por el suministro.

Las perspectivas, por el contrario, son alarmantes: JPMorgan calculó que el crudo Brent, de referencia mundial, podría terminar el año en US$185 el barril si el suministro ruso sigue interrumpido. El viernes (04.03.2022), los precios se situaban en torno a los US$114.

El aumento de los precios de la energía va de la mano con la suba de la inflación, ya que afecta tanto a los costos de producción industrial, a los fletes y a los servicios como al gasto de los consumidores a nivel residencial.

El precio del trigo

El trigo se disparó hasta el nivel más alto desde 2008, debido a los crecientes temores de una escasez mundial, ya que la guerra de Ucrania corta alrededor de una cuarta parte de las exportaciones mundiales del alimento básico utilizado en todo, desde el pan hasta las galletas y los fideos.

El trigo para moler en París alcanzó un precio sin precedentes de 400 euros (438 dólares) por tonelada y roza los US$500 en el mercado de Chicago, por lo que subió 52,27% desde el inicio de la guerra Rusia-Ucrania, en apenas nueve días.

El maíz también generó renovadas preocupaciones acerca del suministro global de aceite de girasol, dado que ambos países en conjunto representan 80% de las exportaciones mundiales.

Este hecho impulsó a los aceites vegetales en general, lo cual se tradujo en un aumento en los precios de la soja en los últimos días.

China salió a los mercados a comprar toda la disponibilidad de granos, ante la escalada del conflicto, en un intento por asegurarse el suministro de alimentos.

Metales básicos

Según informó Bloomberg los metales básicos también subieron más después de que el índice de metales LMEX, que sigue seis contratos principales, alcanzara un récord el jueves (03.02.2022). La subida de los precios de la energía contribuyó a aumentar los costos.

El aluminio, uno de los metales más necesitados de energía, subió hasta un 4% hasta los US$3,867 la tonelada en la Bolsa de Metales de Londres, un nuevo récord, mientras que el níquel, otro metal clave para las baterías, dio un fuerte salto en Londres para cotizar brevemente por encima de los US$30,000 la tonelada por primera vez desde 2008.

El cobre también se acerca a su máximo histórico. Las existencias en los almacenes registrados por la LME volvieron a caer al nivel más bajo desde 2005.

En otras materias primas, el gas europeo de referencia subió hasta un 33%, alcanzando un nuevo récord, y se duplicará esta semana, según anunció Bloomberg.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE