Claves del día
2014-12-11

Funides: economía de Nicaragua cerrará 2014 con crecimiento de 4,2%

La Fundación Nicaraguense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) presentó este 11 de diciembre su cuarto Informe de Coyuntura Económica, indicando que en el 2014 la economía cerrará con un crecimiento aproximado del 4,2%.

Por: estrategiaynegocios.net / agencias

La fundación señala que durante el 2014, la actividad económica, medida por el índice Mensual de Actividdad Económica (IMAE), ha venido disminuyendo, lo que provocaría que este año cierre con un crecimiento menor al del año pasado.

El IMAE disminuyó de 4,7% en enero hasta 3.7% en septiembre, último mes del que se dispone datos. Sin embargo esta desaceleración pareciera haberse detenido en septiembre. A pesar de lo anterior la actividad económica es relativamente alta si se le compara con el resto de los países de Centroamérica.

Por el lado de la oferta, el crecimiento estuvo impulsado por los sectores manufactura, comercio y hoteles y restaurantes. Por el lado de la demanda, la actividad económica estuvo impulsada por el consumo privado, las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) y el gasto del gobierno central.

En su informe, Funides expresa que la inversión privada fue la variable más errática durante el año. Al inicio mostró desaceleración, luego estancamiento para caer luego a tasas negativas y en los últimos meses del año ha venido mostrando cierta mejora, aunque no lo suficiente para sobrepasar los niveles de inversión del año pasado.

Entre enero y septiembre, el número de asegurados activos del INSS tuvo un crecimiento de 5,4% (5,5% en el Informe anterior), alcanzando 710.087 trabajadores. En lo que va del año se incorporaron al empleo formal alrededor de 22.283 trabajadores.

El sector comercio continúa siendo el sector con más alto crecimiento, seguido por agricultura, silvicultura, caza y pesca, sectores que han sido caracterizados por un alto grado de informalidad, teniendo así un avance importante.

De acuerdo a las encuestas realizadas por Funides, las expectativas de los empresarios mejoraron con relación al último informe. Los empresarios encuestados perciben una mejora tanto en el balance de la situación económica del país al comparar con el año anterior, así como en la percepción de la situación actual para la empresa privada.

En su cuarto informe, la institución indica que la inflación continúa elevada con relación a los primeros meses del año, llegando a 6,5% en septiembre, 6,6% en octubre y 7,6% en noviembre. Los alimentos y bebidas no alcohólicas son los que explican mayormente este incremento de precios. Funides espera sin embargo, que con la regularización de cosechas de postrera y la influencia de la baja del precio del petróleo, esta inflación pueda bajar.

La fundación reitera, al igual que en sus informes pasados, que la conducción macroeconómica continúa siendo responsable. Las reservas internacionales se mantienen a niveles adecuados y la deuda pública continúa bajando gradualmente como porcentaje del PIB.

Las proyecciones de Funides para el 2015 y el 2016 se enmarcan en un contexto más favorable que en su pasado informe, proyectando una continuidad de la tendencia positiva de las exportaciones, un repunte en la inversión, condiciones climáticas más favorables que las del 2014 y un consumo doméstico relativamente estable.

Para los años 2015 y 2016 Funides proyecta tasas de crecimiento similares al 4,2% del presente año. Desde esta organización expresan que las tasas de crecimiento proyectadas son relativamente altas si se compara con los países vecinos, pero reiteran que el país necesita crecer a tasas más altas para generar más empleo, reducir más rápidamente la pobreza y mejorar el bienestar de la ciudadanía.

Adicionalmente, en su cuarto Informe Funides incluye un breve análisis del Programa de Inversión Pública para el 2015 por un monto de C$16.107 millones (US$590 millones) donde las transferencias municipales representan el principal rubro de este gasto, seguido del MTI y ENATREL.

La caída del petróleo

Asimismo se incluye un capítulo sobre los efectos en la economía que podría tener una reducción significativa y persistente de los precios del petróleo.

Debido a la volatilidad del precio de este insumo es difícil predecir su comportamiento en el corto y mediano plazo. Sin embargo, consideran importante promover una discusión informada sobre este tema de relevancia para el país. Por tanto, el objetivo de esta sección es ilustrar las interrelaciones económicas que existen en la economía y cómo éstas se podrían ver modificadas por una reducción persistente de los precios del petróleo.

Una caída significativa y prolongada del precio del petróleo tendría un efecto sobre el consumo doméstico, la inversión, la balanza comercial y el gasto de gobierno. Comenzando con el consumo privado, la caída del precio del petróleo y su correspondiente disminución en los precios de los combustibles locales liberará dinero en los presupuestos de los hogares que utilizan vehículo propio que podrían ser destinados a un mayor consumo. Se pudieran reducir los costos de transporte e incluso de producción, abaratando los productos de consumo, por tanto, conllevaría a una disminución de la inflación, lo que a su vez protegería el ingreso real de los trabajadores.

Por el lado de la inversión, la disminución del precio del combustible tendrá el efecto de liberar recursos presupuestados a este importante componente, sobre todo en las inversiones con altos costos de maquinarias.

En la balanza comercial tiene aspectos negativos y positivos ya que una disminución del precio del crudo está relacionada con una disminución del precio de los productos que Nicaragua exporta, como el café, el oro, azúcar, carne, etc.

Por el lado de las importaciones, se reduciría la factura petrolera. Por otro lado, en el caso de Nicaragua, donde la cooperación venezolana juega un papel importante, los efectos deben de tomar en cuenta la disminución del precio sobre los flujos de cooperación.

Si se agrupan estos y otros efectos en su conjunto, Funides considera que los efectos positivos sobrepasan a los negativos, ya que se asume que el aumento en el consumo proveniente de los hogares como resultado de una rebaja en los combustibles es mayor que la caída en el bienestar de los hogares que recibían apoyos de programas financiados por Venezuela; y que de mantenerse los precios actuales del crudo por la mayor parte del 2015, esta condición podría generar un incremento en la tasa de crecimiento económico para dicho año.

La magnitud de este efecto lo dará la persistencia de estos precios bajos y las preferencias del consumidor y del inversionista, concluye la fundación.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE