Claves del día
2022-03-17

Escasez de chips aumenta por Guerra en Ucrania

Los chips o semiconductores se ocupan en múltiples productos de alta tecnología: móviles, autos, y múltiples dispositivos. La crisis en la cadena de suministro ha paralizado la fabricación de algunos automóviles debido a la escsez de chips y ha retrasado los envíos de consolas de videojuegos y teléfonos inteligentes, entre muchos otros bienes.

Por Claudia Contreras, E&N

Esta semana, Intel reveló sus planes de construir una gigantesca fábrica de US$18.700 millones para producir semiconductores de última generación en la ciudad, que se suma a las nuevas plantas en Arizona y Ohio que anunció la compañía en los últimos seis meses.

El programa incluye 17.000 millones de euros para instalar un sitio en Alemania, en Magdeburgo (noreste), pero también la creación de un centro de investigación y desarrollo en Francia, así como inversiones en I+D en Irlanda, Italia, Polonía o España, con el objetivo de crear un “ecosistema de microchips europeo”, precisa el grupo en un comunicado.

”Respondemos a la necesidad mundial de una cadena de suministro más equilibrada y resistente” explicó en rueda de prensa el presidente de Intel, Pat Gelsinger. Los microchips son los “cerebros que alimentan las tecnología digitales esenciales” dijo, y aludió al “riesgo de ser dependiente de una sola región”, cuando la perturbación de las cadenas logísticas debido al covid acentuó la penuria de estos componentes.

Escasez de chips aumenta por Guerra en Ucrania

La escasez de semiconductores ha paralizado la fabricación de algunos automóviles y ha retrasado los envíos de consolas de videojuegos y teléfonos inteligentes, lo que ha hecho que Washington y Bruselas se den cuenta de que sus continentes dependen de un puñado de regiones para obtener piezas clave. La más destacada es Taiwán, un punto geopolítico conflictivo debido a las históricamente tensas relaciones con China y cuya vulnerabilidad está bajo mayor escrutinio desde la invasión rusa a su vecino más pequeño.

Rusia y Ucrania exportan paladio y neón que se utilizan para fabricar semiconductores, aunque los fabricantes de chips han restado importancia al posible impacto.

Afecta producción de Ford y Stellantis

Esta semana, la escasez de chips obligó a parar la producción de dos plantas de montaje de automóviles en Estados Unidos.

Ford dedicidió vender algunas unidades de uno de sus vehículos de más demanda, SUV Explorer, sin controles de temperatura. Por segunda semana consecutiva, Ford suspendió la producción de su planta de Ohio, donde se montan camionetas y furgonetas y trabajan más de 1.700 personas, por la falta de microprocesadores.

El fabricante Stellantis anunció que su planta de montaje de Belvidere, en las cercanías de Chicago y donde se produce el todocaminos SUV Jeep Cherokee, también tendrá que suspender su producción de nuevo por la falta de chips necesarios para su fabricación. Además, tras consultar con concesionarios y clientes, Ford ha decidido vender algunas unidades del modelo Explorer sin los controles de temperatura traseros para ahorrar microprocesadores y acelerar la entrega de los vehículos.

Ford ya tomó una decisión similar el año pasado con la camioneta “pickup” F-150, el vehículo más popular en Estados Unidos, cuando entregó algunas unidades sin la función de apagado y encendido automático del motor para ahorrar chips y facilitar su distribución.

Samsung es optimista

El co-CEO de la empresa y presidente de Device Solution de Samsung, Kyung Kye-hyun, espera que el negocio de procesadores y componentes de Samsung mejore la previsión de crecimiento del sector, del 9% anual, dijo Reuters.

Aunque no proporcionó detalles concretos sobre las expectativas de crecimiento de la empresa en el próximo año fiscal (abril de 2022 a marzo de 2023). Para ello, Samsung trabaja en aumentar su capacidad de producción de semiconductores, tanto mejorando las operaciones en sus propias fábricas como buscando nuevos clientes en China, donde espera que el mercado crezca.

En línea con esto, China tiene el objetivo de producir el 70% de los semiconductores del mundo en 2025. En la actualidad este sector lo lideran las empresas taiwanesas, en especial TSMC.

La compañía también planea mejorar su producción de procesadores por encargo de terceros en campos en crecimiento como la computación de alto rendimiento o la Inteligencia Artificial (IA). Kyung se ha referido también a los problemas de fabricación que ha experimentado recientemente con la tecnología de procesos de 5 nanómetros de los procesadores, una de las más avanzadas hoy en día. Samsung está mejorando gradualmente en este sector.

”A medida que el proceso se refina, la complejidad aumenta y los procesos de 5 nanómetros o menos, se están aproximando al límite físico de los semiconductores”, dijo Reuters. La industria de los semiconductores “es un negocio muy global, y le ha ido bien siendo un negocio global”, sostuvo.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE