Claves del día
2022-06-01

Empresarios iberoamericanos apuestan por la región, a pesar del contexto actual

Este miércoles inició en República Dominicana el V Congreso Iberoamericano del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI). En uno de los conversatorios, empresarios abordaron el tema del creciendo en tiempos de incertidumbre y expresaron por qué hay que creer e invertir en Iberoamérica.

Por estrategiaynegocios.net

La incertidumbre es la característica sobresaliente del mundo actual, también en una Iberoamérica alcanzada por los efectos económicos, sociales y políticos de la pandemia, la crisis de Ucrania y las tensiones inflacionarias. Pese a los problemas, Iberoamérica sigue siendo una tierra de oportunidades: sus ventajas comparativas (región democrática, joven y con abundantes recursos naturales) son una palanca para alcanzar un desarrollo sostenible.

Fernando Quijano, presidente de La República, preguntó a los panelistas si consideran que las empresas deben seguir mirando oportunidades en la región o si es momento de cambiar de horizonte. Juana Barceló, presidenta de Barrick Gold Corporation, expresó que “Definitivamente, debemos seguir mirando a la región. En el caso del sector minero, estamos atados a donde está el depósito minero, pero en todo lo que es Latinoamérica hay muchas posibilidades en términos de recursos mineros”. La empresaria mencionó que también es importante ver cuáles son las condiciones país al momento de tomar una decisión.

“La oportunidad que tenemos los empresarios de crecimiento en Latinoamérica es muy grande, lo hemos vivido en diferentes inversiones”, comentó Jaime Gilinski, presidente de Grupo Gilinski. Destacó que lo más importante es que las empresas han probado ser eficientes, que tienen la capacidad tecnológica, los productos y el expertiz que les permite seguir creciendo y ese crecimiento está en la región.

Omar González, presidente de Trinity Capital, comentó que hay un terreno muy fértil para el empresario iberoamericano, a pesar del contexto actual. “En la época de incertidumbre, quienes mejor navegan son los empresarios. Somos los que corren los riesgos y quienes hacen las grandes apuestas”. También destacó que el empresario está ayudando a dirigir el tema de la sostenibilidad de la sociedad en el largo plazo, además de temas como inclusión y equidad. Son temas que están ya en la agenda empresarial.

Quijano también cuestionó a los empresarios sobre cómo impacta la política y las definiciones de manejo de país en las decisiones de hacer negocios. Juana Barceló explicó que la política es una de las principales cosas que se evalúan a la hora de tomar una decisión para invertir, porque el clima de inversión puede implicar riesgos y es fundamental que el empresario analice toda la situación a su alrededor para tomar una decisión. Agregó que el sector empresarial también debe de jugar un papel en ayudar a la sociedad a que se tomen decisiones correctas.

“Nosotros como empresarios tenemos que mirar más hacia adelante, hacer las inversiones con la capacidad de pensar a 10, 20, 50 o 100 años” dijo Gilinski y agregó que “el grano de arena que contribuimos a la sociedad y al gobierno es la oportunidad de generar más empleo y mejores oportunidades de trabajo. Si logramos hacer eso en nuestros países, a pesar de los momentos difíciles, a largo plazo será mejor. González opinó que actualmente hay grandes oportunidades bidireccionales y hay que poder ver más allá de los riesgos políticos.

Quijano explicó que actualmente el mundo está desglobalizándose y se cierran las posibilidades a los empresarios de abrir negocios en otras partes, por lo que se tienen que concentrar en crecer orgánicamente y no hay otro destino que crecer en la región. Al respecto, Barceló mencionó que “las condiciones han cambiado, pero hay muchas oportunidades también fuera y hay que salir y ver que otras cosas se pueden hacer en otros lugares”. En la misma línea, Gilinski opinó que las oportunidades también están en otras partes del mundo. “El mundo es muy grande y si uno tiene la capacidad de tener productos buenos, marcas buenas, tecnologías que sean eficientes, la posibilidad de diversificarse en otros lados existe, siempre y cuando sea racional y siempre y cuando los riesgos políticos se puedan controlar”, agregó.

Por último, Quijano preguntó a los empresarios sobre cuáles son las nuevas responsabilidades que imprime la incertidumbre para las decisiones empresariales.

“Nuestro rol es ayudar a reconducir la sociedad. El rol del empresario será recordado en el futuro como el eje principal del desarrollo de la sociedad” expresó Omar González. Mientras que Jaime Gilinski mencionó que “todos los temas de responsabilidad social, sostenibilidad y problemas que están afectando al mundo, por tantos lados, son responsabilidades adicionales que tenemos los empresarios”.

Juana Barceló finalizó el encuentro agregando que el rol que tienen los empresarios va más allá de los empleos que pueden generar y lo correcto es que apoyen al desarrollo de los países. “Pienso que es mucho más lo que nosotros podemos hacer, pero necesitamos también ver como podemos influenciar positivamente esa inversión social que como empresa nosotros podemos hacer, que deje un legado sostenible y que realmente aporte valor y nuestra sociedad crezca. Y la educación para mí es fundamental”.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE