Claves del día
2016-02-16

El Salvador: Reforma de pensiones crearía sistema mixto y nueva entidad pública de pensiones

La creación de un fondo común implica que los fondos de ahorro privado pasarán a disposición del Estado. Cálculos que ha hecho ASAFONDOS, gremial de las AFP, indican que trasladarían cerca de US$5.000 millones al régimen de sistema mixto.

Por estrategiaynegocios.net

Una versión del anteproyecto de ley para reformar el sistema de pensiones contempla la creación de un sistema mixto y una nueva entidad pública de pensiones. En la nueva ley de pensiones regularía el sistema de ahorro individual o de las AFP y el de un Instituto Nacional de Pensiones (INP), en el artículo 232-A, informó La Prensa Gráfica.

En el capítulo II, artículo 232-F del documento que ayer circuló de manera extraoficial, la ley establece que "la afiliación al régimen de reparto será obligatoria e irrevocable" tanto para cualquier trabajador que tenga un contrato por su empleo y para "las personas que se encuentran afiliadas al Sistema de Ahorro para Pensiones", o SAP, que es el de las AFP. El sistema se llama de reparto porque se nutre de los ahorros que destinan los trabajadores más jóvenes con su salario para crear un fondo común y, de ese fondo común, el Estado saca dinero para las personas jubiladas o que se han retirado por diversos motivos. Esta responsabilidad de los más jóvenes con los adultos mayores se suele llamar "solidaridad intergeneracional".

Antes de 1998, el que funcionaba en el país era un sistema de reparto. Ahora el Gobierno tiene previsto instaurarlo otra vez, pero para que funcione de manera simultánea con el SAP. De ahí que se llame sistema mixto. El Comité de los Trabajadores en Defensa del Fondo de Pensiones (COMTRADEFOP) ha criticado esta intención de la reforma, porque quitaría la propiedad de los ahorros al trabajador. La creación de un fondo común implica que los fondos pasarán a disposición del Estado. Cálculos que ha hecho la ASAFONDOS, gremial de las AFP, indican que trasladarían cerca de US$5.000 millones al régimen de reparto, es decir, al fondo común.

Aprobación de reforma en Congreso sin consultas

Roberto Lorenzana, secretario técnico de la Presidencia, dejó entrever ayer que la propuesta del Gobierno para reformar el sistema previsional no se someterá a consulta antes de presentarla a la Asamblea Legislativa, y será responsabilidad de los diputados recibir las sugerencias de todos los sectores que deseen pronunciarse al respecto, debatirlas y luego tomar una decisión, informó el diario El Mundo.

"El presidente (Salvador Sánchez Cerén) y su Gobierno va a presentar una propuesta y las diferentes instituciones, las AFP (administradoras de fondos de pensiones), van a presentar las suyas, y que sobre esa base la Asamblea (Legislativa) discuta y llegue a una conclusión", señaló el funcionario a periodistas ayer, al concluir su participación en la entrevista matutina El Salvador Ahora, de la televisión estatal.

Lorenzana insistió en que han dialogado sobre la reforma con otros actores, pero al parecer la propuesta no contendría sus sugerencias. "Hemos tenido diálogo, pero esta propuesta es del Gobierno y ellos tienen el legítimo derecho de presentar su propuesta", indicó al ser cuestionado sobre el tema.

En repetidas ocasiones, gremiales y centros de pensamiento han solicitado al Gobierno que antes de presentar su propuesta a la Asamblea, se conduzca una consulta pública. Más recientemente, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) pidió al Gobierno que suspenda la presentación de su propuesta y enfoque sus esfuerzos en crear una mesa de diálogo técnica, con participación del sector privado, los cotizantes y funcionarios públicos, donde se discutan todas las alternativas.

La propuesta de reforma

Reparto

El sistema mixto tendría cuatro pilares, según lo que se ha conocido: Uno sería un sistema de reparto al que coticen quienes ganen hasta US$484,80 con un equivalente al 13 % de su sueldo.
Incluso, quienes ganen menos de dos salarios mínimos, tendrá que cotizar exclusivamente en el sistema de reparto, es decir, ceder los ahorros que ya tiene en la AFP al Estado, el cual cambiaría la pensión básica cada año, según la cantidad de dinero que tenga el Gobierno.

Capitalización

En este segundo pilar, quienes ganen más de US$484,80 cotizarán por este sueldo al sistema de reparto y cotizarán 13 % más a un sistema de capitalización sobre el exceso de esos US$484,80.
También el trabajador que devenga un salario mayor al mínimo, el excedente de este pasa al sistema de capitalizaciòn, se queda en la AFP, pero la otra porción pasa a ser manejada por el Estado, quien se queda con la libertad de cambiar el monto de la pensión básica, según el dinero que le entre.

Voluntario

Las líneas generales conocidas sobre la reforma señalan que se crearía un pilar de cotización voluntario que funcionaría bajo condiciones especiales para quienes lo utilicen en el país.

Solidario

Este fondo financiaría las pensiones para población vulnerable mayor de 70 años, y también permitiría pagar el déficit del sistema previsional militar, según lo que se conoce.

Comisiones

El secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, afirmó ayer que se estudia la posibilidad de reducir las comisiones de las AFP que funcionan en el país en un 0,3 %.

0,3 % Reducción

La propuesta gubernamental para reformar las pensiones incluir· reducir en 0.3 % la comisión que cobran las AFP. En 2012, luego de varias reformas posteriores, se estableció que las AFP cobrarían 2,2% de comisión. De aprobarse la propuesta que presentará el Gobierno, la comisión quedaría en 1,9%.

ICEFI insiste en diálogo para tener finanzas sostenibles

Lorenzana aseguró que fue el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) quien advirtió de una desdolarización forzada si no se reforman las pensiones; sin embargo, el estudio del mencionado tanque de pensamiento recomienda tomar medidas integrales para evitar no solo la reversión de la política monetaria actual, también para no hacer cambios abruptos en el sistema previsional.

Lorenzana se refirió ayer a las declaraciones brindadas la semana anterior en la Telecorporación Salvadoreña (TCS), en donde señaló que "si no se hace la reforma de pensiones lo primero que se puede caer es la dolarización, porque está unido al tema de la capacidad de pago del país". Según Lorenzana, "ellos (el Icefi) han planteado que si no se hacen correcciones en las finanzas públicas, si no se le da sostenibilidad a las finanzas públicas, la dolarización está amenazada". Añadió que "el principal ancla de las finanzas públicas en este momento es el sistema previsional. Por eso es urgente hacer una reforma".

Diario El Mundo tuvo acceso a este informe, denominado "El Salvador: En la búsqueda de un acuerdo nacional de sostenibilidad fiscal". En las conclusiones, el Icefi indica que "la mayoría de entrevistados" consideran importante promover un diálogo que permita alcanzar un acuerdo para lograr finanzas públicas sostenibles.

Añade que de mantenerse el escenario actual, la insostenibilidad de la deuda pública "precipitaría la necesidad de hacer reformas bruscas al sistema previsional y una eventual reversión de la dolarización". Es decir, la reversión de la dolarización sería una de las consecuencias de no introducir medidas para corregir un problema más amplio que la deuda previsional.

El estudio detalla que entrevistó a analistas como el expresidente del Banco Central de Reserva (BCR), Carlos Acevedo; el exministro de Economía, Héctor Dada; el economista Luis Membreño, y el analista de Fusades, álvaro Trigueros, así como al ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez; y el director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Roberto Rubio, entre otros.

Explica que brindaron diferentes sugerencias sobre los componentes que debería tener este diálogo nacional, pero "existe una coincidencia en torno a los dos temas estructurales que podrían impulsar la discusión", y éstas son las reformas abruptas al sistema previsional y la desdolarización forzada.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE