Claves del día
2016-02-02

El Salvador: ¿Cuán profunda es la corrupción en el partido ARENA?

El presidente del partido salvadoreño ARENA, Jorge Velado, aceptó públicamente en las últimas horas que el dinero proveniente de la cooperación de Taiwán (unos US$10 millones), y por el cual se procesó al ex presidente Francisco Flores, llegó a las arcas de su partido.

Por: Norma Lezcano - estrategiaynegocios.net

En las últimas horas se produjeron en el escenario político partidario salvadoreño más hechos conmocionantes que todo lo ocurrido, tal vez, el año pasado.

Tras el lamentable deceso del expresidente Francisco Flores (56 años), como consecuencia de un derrame cerebral mientras cumplía arresto domiciliario, la dirigencia del partido al que pertenecía -ARENA- reconoció lo que hasta el momento no había ocurrido: fondos de la cooperación de Taiwán que habían ingresado al país durante la gestión de Flores (1999-2004) con destino social, terminaron en cuentas bancarias del entonces partido gobernante. Se trata de un monto aproximado de US$10 millones.

Esto es lo que reconoció abiertamente el actual presidente del partido, Jorge Velado: 'Nosotros nunca hemos dicho que el dinero nunca llegó al partido, esos US$10 millones entraron a las cuentas de ARENA', se sinceró Velado, quien agregó que no puede decir 'si las personas que recibieron el dinero tenían conocimiento sobre su origen'.

Para Roberto ávila, fundador de ARENA, 'lo mejor sería dejar esto así como está, eso fue para ARENA, (fue) para la campaña de Tony Saca", señaló en declaraciones publicadas a diario El Mundo.

"Yo no estaba ahí, habría que preguntarle a los que estaban", señaló por su lado Alfredo Cristiani, ex presidente de El Salvador (1989 - 1994). "Que Tony Saca dé cuentas, que lo diga, así tendrá que ser de ahora en adelante", dijo, a su vez, la diputada Milena Calderón.

Por su lado, el diputado y ex candidato presidencial, Norman Quijano, llegó a un sinceramiento extremo: "Hay que decirlo con toda valentía, la costumbre de muchísimos años (era) que se compraban ese tipo de voluntades para ir a expresarse de la mejor manera y para poder avalar por la inclusión de esta nación asiática dentro del concierto de las Naciones Unidas", expresó.

Los US$10 millones eran ¿para ayudar a damnificados del terremoto, para el partido, para 'comprar voluntades' en favor de la posición internacional de Taiwán? Los dirigentes areneros se apuraron a aclarar, pero todo oscureció.

Si todos sabían

La gran pregunta que surge ahora ante tantas admisiones es: ¿por qué, si este hecho se conocía, no fue denunciado oportunamente a la Justicia para facilitar su investigación, e incluso para que el proceso que enfrentó el ex presidente Flores se pudiera hacer en términos justos respecto de su real responsabilidad?

Velado llegó a admitir ayer abiertamente: 'Todos sabemos quién estaba a cargo del partido en aquellos momentos. El presidente, los responsables de la campaña y el candidato a la presidencia deben de dar cuentas de ese dinero'.

Las actuales declaraciones de Velado también ponen, ahora, en entredicho las actuaciones de la Fiscalía General de la República respecto de las investigaciones realizadas. El por entonces fiscal general Luis Martínez (a cargo de la dependencia cuando transcurrió el proceso contra Flores), ¿también conocía que ese dinero había llegado al partido? ¿Si lo sabía, por qué se obvió esa línea de investigación?

En definitiva, surge ahora una sospecha evidenciada por los propios hechos: ¿hubo connivencia entre fiscal general y dirigencia de ARENA para no avanzar en la investigación de la ruta de los US$10 millones, que ahora se sabe con certeza que llegaron al partido? Ante la admisión de la propia dirigencia de ARENA, ¿se está ante un caso de presunto 'encubrimiento de corrupción'?

Al igual que Guatemala y Honduras, El Salvador (los tres países son beneficiarios de los fondos del programa financiado por EE.UU., Alianza para la Prosperidad) acaba de instalar un Plan Piloto de Lucha contra la Corrupción, en alianza con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Este Plan Piloto no oficilizó aún exactamente cuál será su agenda de trabajo, ni qué áreas de investigación abordará. Por el momento, todos los hechos vinculados a supuestos actos de corrupción están bajo estricta órbita de la Justicia nacional.

Aunque el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén (segundo gobierno de la izquierda del FMLN) se limitó a enfocar los hechos de corrupción en el caso del ex presidente Francisco Flores, la situación en El Salvador podría llegar a ser más estructural, históricamente enraizada y de consecuencias polarizantes en la sociedad, como no ocurre en Guatemala o Honduras. Y de esto, la elite en el poder (de izquierda o derecha) prefiere no hablar. Sin embargo, la sociedad civil sí comenzó a hacerlo.

Bajo el liderazgo del neurocirujano Eduardo Lovo emergió en el país un movimiento de estudio académico, reflexivo y movilizante que busca explicar las razones profundas de la corrupción en El Salvador y el impacto que esto ha tenido en la sociedad a lo largo de los años. Este movimiento se denomina la Gran Corrupción. En princpio, no busca aún ser un partido político ni luchar por el poder. Antes bien pretende despertar conciencia, en base a información, documentación y valores.

'La Gran Corrupción es en esencia la toma de decisiones perversa. Está enfocada en favorecer sectores puntuales, no en favorecer al país entero. Bajo el fenómeno de Gran Corrupción se apoya, primero, al grupo cercano y, luego, al grupo económico que va a favorecer a quien lo lidera para se perpetúe en el poder', señaló Lovo, en diálogo con E&N. 'Esto ocurre con la actuación de los caciques, los directores de masas que mueven a la masa votante. La masa votante nunca recibe el dinero producto de esto. Sino que son las cabecillas, líderes de las bases estructurales de los partidos políticos, tanto de derecha como de izquierda, los que realmente se benefician de esta toma de decisiones corruptas', agregó.

Según publicó en su momento el sitio El Faro.net, el expediente iniciado contra Flores incluía 156 cheques que habrían vehiculizado el ingreso de los fondos de Taiwán al partido ARENA, y una docena de personas (que estarían identificadas y documentadas) los tramitaron.

¿Qué más necesita la Justicia para ponerse a hacer su tarea? ¿No será hora de solicitar la colaboración del gobierno de Taiwán para explique con qué motivos entregó los fondos en cuestión? ¿Quiso ayudar a ARENA, al pueblo salvadoreño o 'comprar' el favor de El Salvador ante la comunidad internacional?

'Del 100% de los fondos públicos muy poco llega al ciudadano. La inmensa mayoría de esos fondos se quedan dispersos en distintos grupos de poder', asegura el doctor Lovo. (Ver entrevista completa)

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE