Claves del día
2022-03-10

El Salvador, con el riesgo de la estanflación

De acuerdo al Banco Mundial, el producto interno bruto (PIB) de El Salvador creció un 8% en 2021, y crecerá un 4% en el 2022, para luego volver a niveles del 2,5% en el 2023, que corresponde al crecimiento de la economía en la última década. La pandemia e incremento de precios fueron principal obstáculo a los negocios en 2021

Por Claudia Contreras, E&N

Inflación sin crecimiento. Ante las crecientes alzas de combustibles y encarecimiento de materias primas, el presidente de Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), Jorge Hasbún, planteó hoy el reto de la estanflación que las empresas podrían enfrentar en el corto plazo.

'Lo que más nos preocupa es caer en estanflación. No se trata solamente de cuánto pueden aguantar las empresas de alimentos, sino hasta ¿dónde el mercado se rompe? Llega un punto claro en que los productos se sustituyen o se dejan de consumir. Esto genera que las empresas a pesar de estar recibiendo el impacto de la inflación no venden más. Eso genera inflación sin crecimiento. Eso se traslada y se multiplica a la economía. Cuando tenés inflación y no hay crecimiento una de las formas de abordarlo es por medio de la productividad y eso es a lo que queremos apostarle', señaló Hasbún.

De hecho, esta semana el diagnóstico de los estrategas Barclays habló de una "estanflación global" debido a la guerra entre Ucrania y Rusia y su impacto mundial. El cierre de este año estará supeditado por al alza en la inflación y presiones a la baja para el Producto Interno Bruto (PIB). La estanflación es un fenómeno poco común, con un antecedente cercano se encuentra en Estados Unidos, entre 1970 y 1981. Esta definición se aplica cuando cae la actividad económica y aún así se presentan tensiones consistentes al alza en los precios.

Lea más: índice de precios de alimentos vuelve a subir; así impacta a Centroamérica

En El Salvador, la inflación, que mide el aumento generalizado y sostenido de los precios, volvió a romper récord en febrero pasado y llegó a 6,67 %. El Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador reportó que la inflación en febrero de 2021 era de 1,06%, es decir, que al pasado mes este indicador observó un incremento interanual de 529%. El alza viene principalmente por un encarecimiento en los alimentos, bebidas alcohólicas y transporte.

Hoy por la mañana, la Cámara de Comercio presentó los resultados del Primer Sondeo Empresarial 2022. 'El 59,3% de los encuestados espera que sus ventas mejoren durante este año, tomando en cuenta el desempeño de las mismas durante el 2021; y el 63,2% planea invertir en su negocio, o en un nuevo negocio durante el corriente año, pese a los retos que las empresas vislumbraban en los primeros dos meses del año', apuntó Hasbún.


"A nivel macro, la economía bajó un 8% en 2020; y, de acuerdo a fuentes oficiales, se estima que creció en 2021 un 10%, producto de un efecto rebote en la economía; es decir que crecimos más de lo que había bajado en 2020, pero este crecimiento no es en todos los sectores ni en todo el país. Recordemos que hay muchos micro, pequeños y medianos empresarios que no han logrado salir de los efectos de la pandemia", expresó el presidente de Camarasal, Jorge Hasbún.

Impacto de Crisis en la cadena de suministros

El 45% de los miembros de la Camarasal tuvieron problemas para adquirir inventario que necesitaban. ¿Cómo impactó la crisis de contenedores y crisis logística? Generó problemas en:

1. Alza de precio de productos
2. Escasez de producto o materia prima
3. Incremento de corto de flete
4. Atraso o ausencia de transfporte
5. Falta de capital de trabajo: un 14,1%


'La pandemia e incremento de precios fueron principal obstáculo a los negocios en 2021', agregó. 'Muchos de los incrementos de precios es por precios importados, no hay solución mágica', apuntó el empresario. Pese a esto, el 70% de los empresarios indicó que su negocio mejoró, si se compara el 2021 con el 2020, lo que puede deberse a la recuperación de la economía, tras el fuerte descenso de esta durante 2020, pero que aún no logra estar a niveles prepandemia.

Ante las alzas del petróleo de 2022 producto de la crisis entre Rusia y Ucrania, existe una relación lineal entre las alzas del galón de la gasolina y el precio final de los productos. A diferencia de la crisis en la parte naviera en 2020, ahora esta crisis se va a expandir. 'No hay estimaciones de cuántos puntos porcentuales', dijo Camarasal.

Hasbún señaló que el conflicto ruso - ucraniano vino a agravar la crisis inflacionaria (alza de precios) que enfrentaba la economía salvadoreña y ha significado un fuerte golpe para los costos operativos de las empresas. "Es una situación complicada después de una pandemia en la que empezamos a recuperarnos las empresas y ahora vamos a enfrentar este tema", dijo Arriaza a El Mundo que reconoció que la dolarización de la economía "amortigua bastante la inflación".

Sólo el 14% de los miembros de CAMARASAL ha hecho ventas en bitcoin

Foto: Estrategia y Negocios

Solo empresas de turismo han tenido repunte de ventas por transacciones hechas con bitcoin, Hasbún volvió a señalar que sería más beneficioso que hubiera educación de forma más transversal en las empresas antes de una implementación acelerada.

El 91,7% de los participantes aseguró que la implementación del bitcoin ha sido indiferente para su negocio; y el 86% reporta que no ha realizado ventas usando el criptoactivo. Estos porcentajes se enfrentan con solo un 3.6% de los encuestados que afirman que el bitcoin ha contribuido a incrementar sus ventas, y a un 13.9% que reporta sí haber realizado ventas en bitcoin.

El peso del Riesgo País

En cuanto a factores externos que afectan el desempeño de las empresas, pesa la inseguridad aún así como el elevado riesgo país de El Salvador que se sitúa por encima de Argentina: 18,79 puntos para El Salvador hasta ayer martes versus los 18,74 de Argentina.

El EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes) es el principal indicador de riesgo país y está calculado por JP Morgan Chase. Es la diferencia de tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países subdesarrollados, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se consideran «libres» de riesgo.

Foto: Estrategia y Negocios


'Como se dice el EMBI está en 19, si El Salvador fuera emitir un bono en mercados tradicionales debe pagar 19% o más. Se sube el riesgo país, incrementa costos de intereses. Eso no es solo para empresas, sino para todos los consumidores', subrayó Hasbún.

La inseguridad también es un reto para los empresarios salvadoreños. 'Con respecto a los mayores retos que los empresarios consideran que tiene el actual Gobierno de El Salvador para mejorar la situación económica del país, se encuentran como los principales el reducir los niveles de crimen y violencia, reducir el riesgo país, y la implementación de incentivos para crear o expandir empresas.

En cuanto a las percepciones sobre el tema de la seguridad, casi el 80% de los empresarios entrevistados piensa que la inseguridad en el país se mantiene (50.4%), o que incluso ha empeorado (29.4%), respecto a años anteriores, señaló CAMARASAL.

Casi el 60% de los consultados reportó haber sufrido de forma particular, en su negocio, o por parte de alguno de sus colaboradores algún percance relacionado a la seguridad. Los percances más comunes fueron el robo y hurto (61%), y la extorsión (23%). Del total que aseguró haber sufrido un acto delictivo, el 60.7% indicó no haberlo denunciado por tres razones principales: la desconfianza en las autoridades (32.9%), el hecho de que no hay garantía en el proceso (29.3%) y que este es un proceso muy engorroso (22%).

Los empresarios también destacaron que este 2022 se presenta con retos en:

- Baja demanda o capacidad adquisitiva de los consumidores con respecto a 2022. Hasbún insistió en la necesidades de ponerle techo a los impuestos de hidrocarburos para aliviar un poco las alzas.
- Seguirán los problemas de Logística y desabastecimiento

- Seguirán los impactos del virus Covid-19

El Primer Sondeo Empresarial 2022 se llevó a cabo del 15 de enero al 9 de febrero. Se contó con la participación de 337 empresas salvadoreñas, que respondieron un cuestionario en línea. El 84% de los participantes aseguró pertenecer a la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme).

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE