Claves del día
2022-06-05

El Salvador: Agricultores prevén caída del 29.5% en la producción de granos básicos para el ciclo 2022-2023

Más 200,000 quintales de frijol y arroz nacional no estuvieron disponibles para Los salvadoreños, luego de que la producción local fuera impactada por la pandemia.

Por La Prensa Gráfica

La producción de maíz, frijol, arroz y sorgo es cada vez menor en El Salvador. Cifras del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) confirman que en el ciclo agrícola 2020-2021 el país cosechó 442,548 quintales menos de granos básicos, en relación con el periodo anterior.

La cosecha 2020-2021 dejó 22 millones de quintales, una baja del 2% si se compara con el ciclo 2019-2020, cuando fue de 22.4 millones de quintales. Esta es la producción de un país que, de acuerdo con la Cámara Salvadoreña de Medianos y Pequeños Productores Agropecuarios (CAMPO), consume al año alrededor de 23 millones de quintales de granos básicos. Todos los granos cayeron, aunque el mayor desplome en términos porcentuales lo tuvo el arroz, al solo producir 516,943 quintales, un 14.9 % menos, en comparación con los 607,272 quintales del periodo 2019-2020. CAMPO calcula que los salvadoreños consumen 900,000 quintales anuales de este cereal.

A la caída del arroz, le sigue la del frijol con un 6%. Los salvadoreños perdieron la disponibilidad de 121,221 quintales de frijol nacional, al solo producir 2 millones de quintales. En el ciclo 2019-2020, la cosecha alcanzada fue de 2.2 millones de quintales.

Otro de los granos que más influye en la dieta alimenticia salvadoreña es el sorgo (maicillo) y que, al igual que el arroz y el frijol, ha presentado bajas. En comparación a lo reportado en 2019-2020, la pérdida fue del 1.9% y la cosecha de 2.3 millones de quintales: 44,725 quintales menos.

Los productores consideran que cada año se encuentran más desprotegidos y que 2020 no fue la excepción, por la pandemia y las tormentas que azotaron la región centroamericana, agravando más la situación. Según la Dirección General de Economía Agropecuaria del MAG, la pandemia y el clima fueron los factores que afectaron el cultivo de granos básicos en el ciclo agrícola 2020-2021.

En su anuario de Estadísticas Agropecuarias 2020-2021, la dirección resaltó que “el 2020, fue un año atípico que se vio influenciado por la pandemia de la covid-19, la que afectó la economía a nivel mundial y en consecuencia a El Salvador; además del desarrollo de eventos climatológicos como las tormentas tropicales Amanda, Cristóbal, Eta e Iota”.

“Lo que pasó en el 2020, es que mucha gente fue limitada a sus lugares de trabajo, no hubo libre tránsito para los cultivos y eso llevó a que mucho productor cultivara menos, no hubo tanto descalabro pero si hubo reducción”, manifestó Mateo Rendón, coordinador nacional de la Mesa Agropecuaria Rural e Indígena.

“Un buen porcentaje de cultivo fue afectado por un periodo de sequía moderada y las tormentas al final del año, en ese momento hablábamos de un 20 o 25 % de reducción, porque se pudrió mucho frijol y maíz por el exceso de agua”, sumó el productor.

La producción de maíz también disminuyó entre 2020 y 2021, con 17.1 millones de quintales cultivados: 186,273 quintales menos que en la cosecha previa. En el último quinquenio este es el cultivo que mayor descenso ha tenido. Este grano es, de acuerdo con el documento “Cultivo del maíz”, del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), el de mayor importancia dentro de la canasta alimenticia básica de los salvadoreños. CAMPO estima que los salvadoreños consumen 18.8 millones de quintales de este grano cada año.

Estas cifras reflejan que El Salvador ya no produce la cantidad suficiente de granos básicos para alimentar a sus 6.3 millones de habitantes. Según datos oficiales, la producción del país se redujo en un 16.1%, pues se dejó de producir 4.2 millones de quintales de cereales entre el 2016 y el 2021. En el período 2016-2017, el país cosechó 26.2 millones de quintales; y en 2020-2021, solo 22 millones de quintales de granos básicos.

En el ciclo 2016-2017, el país obtuvo 20.3 millones de quintales de maíz, 3.2 millones de quintales más que los 17.1 millones que produjo entre 2020 y 2021. El desplome del frijol fue de 565,090 quintales, de sorgo 353,980 quintales y de arroz 90,636 quintales, al comparar estos dos ciclos agrícolas.

El MAG aún no ha publicado un estimado para la cosecha 2022-2023. “Todavía es prematuro para dar una proyección certera de cuánto puede ser la producción, sin embargo hay elementos que nos permiten pensar que vamos a tener buenos resultados”, indicó el ministro de Agricultura, Enrique Parada, en una entrevista televisiva. Según el funcionario, se tendrá una cosecha de maíz “histórica” y se producirá el 100 % de lo que necesitan los salvadoreños para su consumo, esto gracias a los paquetes agrícolas. Para este año tienen previsto entregar 600,000 paquetes.

Los agricultores afirman que para el ciclo 2022-2023, el panorama “pinta gris” una vez más, y prevén una caída del 29.5 % en la producción, lo que se traduciría en menos granos básicos para la población y para las familias productoras.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE