Claves del día
2017-08-11

El futuro del streaming no pinta nada barato

Tras Netflix, Hulu, HBO GO y Amazon, grandes como Disney buscan tener sus contenidos en sus propias plataformas de video. Prepara tu billetera, porque en el futuro la TV vía 'streaming' podría ser muy cara.

Por CNNMoney

Disney anuncio esta semana que sacará su catálogo de Netflix en el 2019 (por ahora solo en EEUU), lo que significa que los usuarios tendrán que suscribirse a otro servicio si quieren ver películas de la empresa como Moana.

Los jóvenes están felices desembolsando dinero para ver televisión en línea: casi el 80% de los milénicos dicen ver o tener acceso a servicios de transmisión vía streaming, según eMarketer, una firma de investigación digital.

Pero si otras empresas de comunicación siguen el ejemplo de Disney (y de HBO y de CBS), estaremos hasta el cuello pagando suscripciones de streaming. Eso podría volverse realmente caro, realmente rápido.

Los servicios de streaming están apelando a televidentes jóvenes porque son muy baratos, comparado con los servicios tradicionales de cable y con paquetes satelitales.

Pero se suman rápidamente: 10 dólares por Netflix, 10 dólares por Amazon Prime, 12 dólares por Hulu, 7 dólares por CBS y... sin saber todavía cuánto costará el servicio de Disney o de ESPN... algún día los consumidores tendrían que pagar más para obtener esos contenidos que por un solo servicio de cable.

Sin embargo, analistas de medios de comunicación no esperan que la gente vacíe sus billeteras para pagar más que un par de servicios de suscripción.

Una de las bellezas del mundo digital es que los clientes pueden cancelar una suscripción sin pagar una cuota extra por el tiempo de permanencia o una cuota de instalación, dice Paul Verna, analista principal de video de eMarkerter.

Una vez que la gente empieza a escoger entre un mar de contenido, llega a un punto de agotamiento y, eventualmente, termina cortando servicios, dice James McQuivey, analista principal de Forrester Research.

Adicionalmente, Disney es único en el sentido de que ofrece un contenido tan deseable que podría aprovechar eso para lanzar su propio servicio vía streaming. Y no hay muchas cadenas que estén en capacidad de hacer lo mismo.

En general, la tendencia todavía apunta a que los clientes solo compran servicios de uno o de grandes nodos, según los expertos. Por eso, Amazon y Netflix están impulsando de manera agresiva la producción de más contenido original.

¿Te suena familiar? Irónicamente, estamos volviendo a la época de la televisión por paquete.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE