Claves del día
2022-03-05

Conflicto de Rusia y Ucrania impacta precio de los alimentos

El trigo se disparó un 40% la semana pasada, el máximo histórico, en las operaciones de Chicago.

Por Bloomberg

La invasión rusa de Ucrania conmocionó a los mercados de materias primas e impulsó los precios de los ingredientes de la vida moderna a niveles nunca antes vistos, y como consecuencia hay una crisis inminente: es probable que más personas pasen hambre.

El combate en la fértil región del Mar Negro, y la consiguiente retirada internacional de hacer negocios con Rusia, está estrangulando el comercio de trigo, aceites vegetales, maíz y el fertilizante para cultivarlos, y los suministros más escasos se vuelven más caros cada día. Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron un récord el mes pasado, según las Naciones Unidas, justo cuando comenzó la guerra en el granero del mundo.

El impulso comenzó con el empeoramiento de la crisis energética, el aumento de los costos de fletes y seguros, y los reveses en la cosecha en medio de una pandemia. Ahora está llegando a los estantes de los supermercados, y los productos son cada vez más escasos y demasiado caros para algunas personas. El trigo se disparó un 40% la semana pasada, el máximo histórico, en las operaciones de Chicago. "Hay tanto, especialmente de un producto como el trigo", dijo Tosin Jack, gerente de inteligencia de productos básicos de Mintec. "La seguridad alimentaria no se trata solo de la accesibilidad, sino también de la asequibilidad".

Un índice de costos de la ONU ya estaba cerca de su pico de 2011 antes de que la guerra interrumpiera las exportaciones de la región del Mar Negro. "Las balas y las bombas en Ucrania podrían llevar la crisis mundial del hambre a niveles más allá de lo que hemos visto antes", dijo David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos.

Los mercados de granos alcanzaron alturas vertiginosas la semana pasada, y el trigo se disparó a un máximo de 14 años. Rusia y Ucrania representan una cuarta parte del comercio mundial de cereales, y su ausencia hace que los importadores se apresuren a buscar fuentes en otros lugares. "Es posible que todos estos otros países ni siquiera tengan suficiente suministro para la demanda mundial", dijo Jack. "Naturalmente, los precios de los alimentos subirán".

Las reservas mundiales de cereales se han reducido en los últimos años, lo que pone en duda su capacidad para amortiguar el golpe de la guerra. También existe la preocupación de que el conflicto impida que los agricultores de la región siembren esta primavera. Una interrupción más prolongada de las importaciones podría encarecer todo.

El mayor comprador de trigo del mundo es Egipto, donde el potencial de escasez tiene una resonancia adicional porque el aumento de los costos de los alimentos contribuyó a las protestas de la Primavera árabe hace una década. El gobierno puede incluso seguir adelante con una empresa delicada: aumentar el precio de los panes subsidiados por primera vez en décadas.

"Esta no es solo una crisis dentro de Ucrania", dijo Beasley. "Esto va a afectar las cadenas de suministro, y particularmente el costo de los alimentos".

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE