Claves del día
2022-06-04

¿Cómo contener los precios de los alimentos a 100 días de la invasión de Ucrania?

El alza en el precio de los commodities ya pasa factura a las empresas de consumo, que han tenido que hacer ajustes en los precios de sus productos para mitigar el efecto inflacionario.

Por Expansión / AFP

Daniel Servitje, presidente y director general de Grupo Bimbo, dio un mensaje contundente a finales de febrero. A unos días de que estallara el conflicto entre Rusia y Ucrania, el empresario mexicano adelantó en una conferencia con analistas que las alzas en los precios de sus productos podrían continuar este año, ante el aumento en los costos de las materias primas y de la mano de obra, así como por los impactos en la cadena de suministro.

Lea más: Industria de alimentos de Centroamérica resiliente, pero con nuevos retos postpandemia

Su mensaje era un reflejo del nerviosismo que el despliegue de tropas rusas en Ucrania generó en el mercado de commodities, que se avivó en el primer trimestre de 2022 tras estallar el conflicto entre Rusia y Ucrania. El trigo y el maíz tocaron máximos que no se veían desde hacía 13 años en los mercados mundiales, derivado de las duras sanciones impuestas a Rusia, uno de los principales productores de trigo y maíz.

Grupo Bimbo cerró 2021 con niveles récord de ventas, volumen y utilidad. La panificadora registró un alza de 5.4% en sus ingresos, hasta los 348,887 millones de pesos. Su utilidad neta fue de 15,916 millones de pesos, un 74.7% más que el resultado del 2020 y el flujo operativo se ubicó en 49,178 millones de pesos, un incremento de 8.8%. Sin embargo, el costo de ventas se ubicó en 163,575 millones de pesos, un incremento de 7.2% en relación al año anterior y de 18.4% frente a 2019.

Lea más: Shrinkflation: Cuando la inflación llega a los alimentos

La volatilidad en las materias primas se ha convertido en uno de los factores que ejercen presión para empresas de alimentos y bebidas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, como Bimbo, Gruma, Bachoco, Arca Continental y Coca-Cola Femsa, que están tratando de contener los precios de sus productos, mientras mueven sus fichas para sortear el alza en sus principales insumos.

Bendreff Desilus, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, comenta que la visión de las compañías ahora está en el largo plazo, ya que los precios difícilmente regresarán a los niveles anteriores a los techos que han tocado en los últimos meses. “Las empresas ya conocen el ciclo de sus negocios y su cadena de valor; saben dónde pueden acortar sus costos. Aquí, la tecnología juega un papel importante, pero también depende de la capacidad de las administraciones para decidir qué procesos se pueden simplificar para aminorar costos y tener un colchón que evite subir precios“, explica el académico.

Gruma hizo un ajuste en sus precios en 2021, lo que le dio un impulso a sus ventas netas en 2021. En el último cuarto del año pasado –el último dato disponible al cierre de la edición– logró un crecimiento en las ventas del 17% en comparación con el mismo periodo de 2020, que fue un trimestre récord para la compañía. “Los aumentos de precios de nuestros productos en todas las regiones son suficientes para cubrir las presiones de los costos”, dijo Rogelio Sánchez Martínez, vicepresidente de finanzas de Gruma, durante la llamada con inversionistas en febrero de 2022. La compañía permanecerá “cautelosa” ante nuevos aumentos de precios.

Coberturas y eficiencias operativas

La escalada de precios que se vivió durante 2020 y 2021 impulsó a las empresas a mantener la estrategia de comprar materias primas con antelación. Grupo Bimbo, por ejemplo, cuenta con coberturas equivalentes al 70% de las materias primas que utiliza al año, aunque la presión inflacionaria podría reflejarse en los contratos de compra hacia el futuro. Arca Continental también cuenta con una cobertura para el alza del aluminio y el azúcar.

Especial E&N: Industria de bebidas de Centroamérica: Así se recupera en postpandemia

“El mercado continúa acumulando primas de riesgo cada día: prima por inflación, prima por la guerra, prima por el clima”, resume Jason Roose, de US Commodities. “El sector agrícola capta la atención del mundo entero”, añadió.

Pero los analistas coinciden en que estas coberturas solo son una parte de una estrategia integral enfocada en mantener la rentabilidad de las empresas, sin subir los precios de forma indiscriminada. Julián Fernández, jefe de análisis de Bursamétrica, comenta que poner innovaciones en el mercado es una de las estrategias más efectivas, ya que un producto nuevo puede salir con un precio alto sin que haya uno de referencia, como sí ocurre con los productos que ya están en los diferentes pisos de venta.

“Las empresas van a tener que buscar otra forma de generar el mismo volumen de ventas y, obviamente, los mismos márgenes. Posiblemente con ofertas, que suelen dar un valor agregado para atraer a clientes que no consumen su producto habitualmente, además de considerar el lanzamiento de nuevos productos”, dice Fernández. “Seguramente vamos a ver de nuevo ajustes en presentaciones con menor contenido de producto pero un precio similar, que es algo común en estos episodios”, añade Carlos Hermosillo, analista bursátil independiente.

Las compañías de la industria también buscan eficiencias en sus operaciones, a fin de hacer ahorros que les permitan compensar los altos costos. No obstante, hay analistas que prevén que la inflación en algunos de los insumos se va extender durante todo el año, e incluso puede perdurar hasta 2023, por lo que elevar los precios es una de las alternativas que las empresas tendrán guardadas en el cajón a lo largo de este año. “Se trata de un asunto conocido ampliamente por el público, así que la resistencia en aceptar el traslado de costos a precio de venta será relativamente menor, que no fácil”, dice Hermosillo.

Alza en precios y presentación más pequeñas

Arturo Gutiérrez Hernández, director general de Arca Continental, adelantó durante la llamada con analistas que la compañía analiza un alza de precios de sus productos, como el agua Ciel y las botanas Bokados, para responder a la inflación. “Esperamos volatilidad relacionada con la inflación de los costos de materiales y los desafíos de la cadena de suministro, y aunque todavía hay incertidumbre bajo el clima de negocios actual, nos sentimos más seguros acerca de nuestras estimaciones”, dice. “En nuestra perspectiva, para 2022 continuaremos ajustando los precios para compensar la tasa de inflación en cada una de nuestras operaciones, asegurando siempre que nuestros productos sigan siendo asequibles”, añade.

La compañía también lanzó en el primer trimestre un nuevo empaque personal de 250 mililitros en PET no retornable para refrescos con el eslogan ‘Amigos del Bolsillo’. “Esta nueva presentación permite brindar asequibilidad, atraer nuevos consumidores y capturar una participación de mercado adicional en los canales tradicional y moderno”, dijo la empresa.

La semana pasada, Coca-Cola Femsa, la principal embotelladora de Coca-Cola en América Latina, publicó una lista de precios actualizada en donde se mira un incremento generalizado en todos sus productos, que va del 2% al 17%. “Como la mayoría de las empresas, nos hemos enfrentado al incremento de precios en las materias primas que utilizamos para elaborar nuestros productos”, dijo la empresa a Expansión.

La mexicana Bachoco ajustó sus precios al alza durante el primer trimestre del año y cerró el periodo con con ventas netas por 24,367 millones de pesos, un aumento de 25.9% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según el reporte publicado esta mañana en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“(El crecimiento en ventas) fue resultado de mejores precios en Estados Unidos y en nuestras principales líneas de negocio en México, así como un mayor volumen vendido en el segmento de otros debido a la integración de RYC”, ha explicado la empresa.

El volumen de ventas de la compañía avícola creció en menor proporción, en 6.9%, durante el trimestre, en línea con el aumento de 27.1% en sus costos. Bachoco ha explicado que esto obedece a los altos precios de los granos y la pasta de soya. “Continuamos observando precios históricamente altos”, dice la compañía en su reporte del primer trimestre.

Antes de la guerra, Ucrania, un país que era conocido como “el granero de Europa”, exportaba 12% del trigo, 15% del maíz y 50% del aceite de girasol a nivel mundial. Pero “la continuación del conflicto dilata la capacidad de Ucrania para volver al mercado y el momento en que los puertos podrán volver a exportar”, advierte Edward de Saint-Denis, corredor de Plantureux y Asociados.

“Está claro que plantaron trigo, pero ¿podrán cosecharlo y luego exportarlo? Esa es la pregunta” que se hace el mercado e impulsa los precios al alza, afirmó Jason Roose, de US Commodities.

Gruma tampoco descarta nuevas alzas en el mediano plazo. “Estamos proyectando rentabilidad con aumentos de precios...”, comentó Rogelio Sánchez Martínez, vicepresidente de finanzas de Gruma en otra llamada.

Las acciones de las empresas del sector consumo tienen una recomendación Neutral. “Esperamos un impacto moderado por un mejor desempeño en los volúmenes por el regreso a la normalidad y por las estrategias que las empresas estuvieron realizando para que el consumidor no vea tan afectado su gasto, para que aunque esté encontrando precios más altos, mantenga la compra de los productos”, dice Marisol Huerta, analista bursátil del Grupo Financiero Ve por Más.

La volatilidad en las materias primas se ha convertido en uno de los factores que ejercen presión para empresas de alimentos y bebidas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, como Bimbo, Gruma, Bachoco, Arca Continental y Coca-Cola Femsa, que están tratando de contener los precios de sus productos, mientras mueven sus fichas para sortear el alza en sus principales insumos.

Bendreff Desilus, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, comenta que la visión de las compañías ahora está en el largo plazo, ya que los precios difícilmente regresarán a los niveles anteriores a los techos que han tocado en los últimos meses. “Las empresas ya conocen el ciclo de sus negocios y su cadena de valor; saben dónde pueden acortar sus costos. Aquí, la tecnología juega un papel importante, pero también depende de la capacidad de las administraciones para decidir qué procesos se pueden simplificar para aminorar costos y tener un colchón que evite subir precios“, explica el académico.

Gruma hizo un ajuste en sus precios en 2021, lo que le dio un impulso a sus ventas netas en 2021. En el último cuarto del año pasado –el último dato disponible al cierre de la edición– logró un crecimiento en las ventas del 17% en comparación con el mismo periodo de 2020, que fue un trimestre récord para la compañía. “Los aumentos de precios de nuestros productos en todas las regiones son suficientes para cubrir las presiones de los costos”, dijo Rogelio Sánchez Martínez, vicepresidente de finanzas de Gruma, durante la llamada con inversionistas en febrero de 2022. La compañía permanecerá “cautelosa” ante nuevos aumentos de precios.

Coberturas y eficiencias operativas

La escalada de precios que se vivió durante 2020 y 2021 impulsó a las empresas a mantener la estrategia de comprar materias primas con antelación. Grupo Bimbo, por ejemplo, cuenta con coberturas equivalentes al 70% de las materias primas que utiliza al año, aunque la presión inflacionaria podría reflejarse en los contratos de compra hacia el futuro. Arca Continental también cuenta con una cobertura para el alza del aluminio y el azúcar.

“El mercado continúa acumulando primas de riesgo cada día: prima por inflación, prima por la guerra, prima por el clima”, resume Jason Roose, de US Commodities. “El sector agrícola capta la atención del mundo entero”, añadió.

Pero los analistas coinciden en que estas coberturas solo son una parte de una estrategia integral enfocada en mantener la rentabilidad de las empresas, sin subir los precios de forma indiscriminada. Julián Fernández, jefe de análisis de Bursamétrica, comenta que poner innovaciones en el mercado es una de las estrategias más efectivas, ya que un producto nuevo puede salir con un precio alto sin que haya uno de referencia, como sí ocurre con los productos que ya están en los diferentes pisos de venta.

“Las empresas van a tener que buscar otra forma de generar el mismo volumen de ventas y, obviamente, los mismos márgenes. Posiblemente con ofertas, que suelen dar un valor agregado para atraer a clientes que no consumen su producto habitualmente, además de considerar el lanzamiento de nuevos productos”, dice Fernández. “Seguramente vamos a ver de nuevo ajustes en presentaciones con menor contenido de producto pero un precio similar, que es algo común en estos episodios”, añade Carlos Hermosillo, analista bursátil independiente.

Las compañías de la industria también buscan eficiencias en sus operaciones, a fin de hacer ahorros que les permitan compensar los altos costos. No obstante, hay analistas que prevén que la inflación en algunos de los insumos se va extender durante todo el año, e incluso puede perdurar hasta 2023, por lo que elevar los precios es una de las alternativas que las empresas tendrán guardadas en el cajón a lo largo de este año. “Se trata de un asunto conocido ampliamente por el público, así que la resistencia en aceptar el traslado de costos a precio de venta será relativamente menor, que no fácil”, dice Hermosillo.

Alza en precios y presentación más pequeñas

Arturo Gutiérrez Hernández, director general de Arca Continental, adelantó durante la llamada con analistas que la compañía analiza un alza de precios de sus productos, como el agua Ciel y las botanas Bokados, para responder a la inflación. “Esperamos volatilidad relacionada con la inflación de los costos de materiales y los desafíos de la cadena de suministro, y aunque todavía hay incertidumbre bajo el clima de negocios actual, nos sentimos más seguros acerca de nuestras estimaciones”, dice. “En nuestra perspectiva, para 2022 continuaremos ajustando los precios para compensar la tasa de inflación en cada una de nuestras operaciones, asegurando siempre que nuestros productos sigan siendo asequibles”, añade.

La compañía también lanzó en el primer trimestre un nuevo empaque personal de 250 mililitros en PET no retornable para refrescos con el eslogan ‘Amigos del Bolsillo’. “Esta nueva presentación permite brindar asequibilidad, atraer nuevos consumidores y capturar una participación de mercado adicional en los canales tradicional y moderno”, dijo la empresa.

La semana pasada, Coca-Cola Femsa, la principal embotelladora de Coca-Cola en América Latina, publicó una lista de precios actualizada en donde se mira un incremento generalizado en todos sus productos, que va del 2% al 17%. “Como la mayoría de las empresas, nos hemos enfrentado al incremento de precios en las materias primas que utilizamos para elaborar nuestros productos”, dijo la empresa a Expansión.

La mexicana Bachoco ajustó sus precios al alza durante el primer trimestre del año y cerró el periodo con con ventas netas por 24,367 millones de pesos, un aumento de 25.9% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según el reporte publicado esta mañana en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“(El crecimiento en ventas) fue resultado de mejores precios en Estados Unidos y en nuestras principales líneas de negocio en México, así como un mayor volumen vendido en el segmento de otros debido a la integración de RYC”, ha explicado la empresa.

El volumen de ventas de la compañía avícola creció en menor proporción, en 6.9%, durante el trimestre, en línea con el aumento de 27.1% en sus costos. Bachoco ha explicado que esto obedece a los altos precios de los granos y la pasta de soya. “Continuamos observando precios históricamente altos”, dice la compañía en su reporte del primer trimestre.

Antes de la guerra, Ucrania, un país que era conocido como “el granero de Europa”, exportaba 12% del trigo, 15% del maíz y 50% del aceite de girasol a nivel mundial. Pero “la continuación del conflicto dilata la capacidad de Ucrania para volver al mercado y el momento en que los puertos podrán volver a exportar”, advierte Edward de Saint-Denis, corredor de Plantureux y Asociados.

“Está claro que plantaron trigo, pero ¿podrán cosecharlo y luego exportarlo? Esa es la pregunta” que se hace el mercado e impulsa los precios al alza, afirmó Jason Roose, de US Commodities.

Gruma tampoco descarta nuevas alzas en el mediano plazo. “Estamos proyectando rentabilidad con aumentos de precios...”, comentó Rogelio Sánchez Martínez, vicepresidente de finanzas de Gruma en otra llamada.

Las acciones de las empresas del sector consumo tienen una recomendación Neutral. “Esperamos un impacto moderado por un mejor desempeño en los volúmenes por el regreso a la normalidad y por las estrategias que las empresas estuvieron realizando para que el consumidor no vea tan afectado su gasto, para que aunque esté encontrando precios más altos, mantenga la compra de los productos”, dice Marisol Huerta, analista bursátil del Grupo Financiero Ve por Más.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE