Claves del día
2022-04-28

Bancos nacidos en la región lideran la recuperación en Centroamérica

A dos años del inicio de la pandemia la banca resiste bien los impactos asociados a la crisis sanitaria. El sector, sin embargo, avanza a dos tiempos, mientras la banca internacional creció de forma moderada, la operación de los grandes grupos financieros nacidos en Centroamérica experimentó, en 2021, un ritmo de crecimiento acelerado, pero acorde al desempeño de sus países de origen.

Por José A. Barrera / Colabora Claudia Durán - estrategiaynegocios.net

La banca asentada en Centroamérica resistió bien la crisis que generó la pandemia del COVID-19 y avanzó con solvencia en 2021 hacia la esperada pospandemia. La valoración se desprende a partir del análisis de desempeño en activos, créditos, depósitos y utilidades que se evalúan en el Ranking deBancos elaborado por Inteligencia E&N.

El sector bancario es clave para apuntalar la recuperación, pero también refleja la resistencia de cadaeconomía, algo que permitió que, por ejemplo, la banca guatemalteca y hondureña muestren losindicadores de crecimiento porcentual más agresivos que los del resto del istmo.

El guatemalteco Banco Industrial -el más grande de la región con US$16.035,9 millones en activos- reportó un crecimiento del 14,8 % en 2021, en comparación con 2020, mientras que en el renglón de créditos aumentó en 18,3 %, un valor porcentual cercano al que reportó en depósitos (17,6 %). Mientras que su matriz, Corporación BI, superó los US$20.199.3 millones en activos con un crecimiento del 15,7% ritmo que también le permitió escalar una posición en el ranking de grupos financieros. de la región.

Lea más: ¿Por qué es más resistente la banca centroamericana en postpandemia?

“La banca centroamericana se está recuperando de la crisis, como se observa en el mayor crecimientodel crédito y la mejora en rentabilidad. Al inicio, en 2020, redujo el crecimiento debido a la incertidumbrey a la menor actividad económica, fortaleció su liquidez y constituyó prudencialmente reservas decrédito, lo que afectó su rentabilidad”, explicó Rolando Martínez, director sénior de institucionesfinancieras de Fitch Ratings para Latinoamérica.

Añadió que en general el rubro aún está en proceso de recuperación y que se espera que durante 2022alcance los niveles prepandemia.

Martínez refuerza el punto por el cual la banca guatemalteca muestra un dinamismo mayor y lorelaciona con el desempeño de su economía. “En Guatemala el impacto (por la pandemia) fue menordebido a que fue el país con la menor contracción económica, por ello los bancos mantuvieron undesempeño más estable”, recalcó.

Especial Ranking de Bancos de Centroamérica 2022

También destacó que a partir de 2021, en línea con la recuperación económica de los países de la región, el sector bancario gestionó las presiones de deterioro de cartera, pero con un perfil fortalecido gracias a las reservas constituidas y patrimonios sólidos.Anticipó que en 2022 las presiones son menores, lo que le permite continuar con la recuperación de sudesempeño financiero y aplicando estrategias de crecimiento.

Alfredo Calvo, director senior y líder del sector de instituciones financieras en América Latina de S&P Global Ratings, también afirmó que se ve un vínculo muy importante entre el desempeño que hay en laeconomía de un país con la dinámica del sistema bancario.

El experto añadió que 2020 fue, definitivamente, un año difícil para todos por la pandemia, que golpeó alas diferentes economías. No obstante, resaltó que hubo casos en Centroamérica donde se esperaba unimpacto profundo, pero no fue así. “Estos casos son el de Guatemala y Costa Rica”, en contraste,“vimos países donde el golpe fue muy fuerte como Panamá, en particular”, valoró.

Calvo destacó que estos comportamientos son similares a los vistos en otros países, donde se aplicaronmedidas para contener un deterioro de la calidad de activos. Otro caso es la aplicación de medidas enfocadas a los clientes (para diferir pagos de créditos en unperiodo determinado), mientras que los bancos centrales también implementaron medidas para soportarlos niveles de liquidez.

Bancos nacidos en la región lideran la recuperación en Centroamérica

Banca de Guatemala y Honduras en recuperación

Jesús Sotomayor, director y líder del grupo de instituciones financieras en América Latina de S&P Global Ratings, destacó que la banca guatemalteca tuvo en 2021 un crecimiento a doble dígito, porencima de otras economías de Centroamérica.

“En Guatemala también vimos niveles de rentabilidad que no fueron tan afectados o incluso noafectados. Ya vemos niveles de retorno de activos al cierre de 2021 encima o por igual de los nivelesprepandemia. Me parece que los bancos sienten que el balance es sano o robusto para poder, pordecirlo así, darse esa oportunidad de crecimiento por encima de otras economías o del quehistóricamente ellos han mostrado”, valoró.

En su balance, los analistas de S&P también destacan la dinámica de crecimiento de los bancos de Honduras, los que esperan puedan mantener el ritmo en 2022. “Vemos en Honduras algo similar aGuatemala con los bancos que calificamos (...) y lo que vemos es que la exposición de estos bancos esfundamentalmente hacia crédito comercial (...) también encontramos que la expectativa del sectorcorporativo comercial está ayudando a que la dinámica de crédito sea más ágil, acelerada, encomparación de lo que esperamos para el resto de los sistemas bancarios”, destacó Calvo.

Bancos nacidos en la región lideran la recuperación en Centroamérica

Impacto por conflicto Rusia-Ucrania

Francisco Gamboa Soto, director general de relaciones institucionales y sostenibilidad del BancoNacional de Costa Rica, (BNCR), dijo que este año las entidades siguen de cerca los problemas en lacadena de suministros y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, variables que generan expectativas deaumentos en inflación a corto y mediano plazo, y escenarios de devaluación de las monedas frente al dólar.

“En escenarios de incertidumbre y de estanflación, la demanda interna se comprime y tanto los sectoresproductivos como las familias moderan su crecimiento, limitando requerimientos de crédito einversiones, lo cual se reflejará en el crecimiento de los bancos también, que precisamente son losmotores de desarrollo de los países”, puntualizó.

Sin embargo, Gamboa reconoció que, en general, los mayores esfuerzos del BNCR van dirigidos acontinuar con el crecimiento del crédito que vieron repuntar a partir del segundo semestre de 2021. “Somos un banco universal, pero le apuntamos principalmente a créditos para vivienda y a nuestrosegmento de banca para el desarrollo con lo que esperamos apoyar la recuperación económica delpaís”, dijo.

Alfredo Calvo, de S&P, reconoció que en enero y febrero de 2022 se tenía un ambiente positivo encuanto a la recuperación económica, pero que este se trastocó con el conflicto en Ucrania.

“Ya teníamos en el radar factores como incremento en tasas de interés en los diferentes sistemas de laregión, ya había un cambio de políticas monetarias de EE.UU. que podían arrancar, y todo estorespondía a los altos niveles de inflación en los diferentes países; estaba la discusión si era transitoria yvimos que no, fue más bien algo permanente. Preveemos que este año sea un factor importante quegenere presión en los diferentes sistemas bancarios”, alertó.

Sostuvo que el reto para las compañías que trabajan con créditos es operar con niveles de inflación, sindañar márgenes o afectar su estabilidad, mientras que en los hogares hay presiones por los altos costosde la energía y alimentos que merman su capacidad de ingreso y por ende, dificultan sus acciones eincluso suponen riesgos para cumplir con sus compromisos financieros.

“En el corto plazo, el impacto que (el conflicto Rusia-Ucrania) puede tener en los mercados financieros,pondrá más presión en temas de inflación. Esperábamos que la inflación podía ir cediendo a lo largo delaño, pero hoy vemos que esto va a prolongarse y será un reto para los bancos de los diferentes paísesde América Central”, valoró Calvo. El experto advirtió que una duración mayor de la crisis puede derivar en un deterioro en la calidad deactivos, provocar que se empiece a ver un incremento en las carteras vencidas, y por lo tanto losbancos deben provisionar esas carteras lo que, eventualmente, puede afectar los niveles derentabilidad.

La banca acelera su transformación tras la pandemia

Los analistas consultados reiteraron que la transformación digital sigue en firme y que es parte de lasmedidas tomadas por los líderes del sector en busca de más eficiencias.

“Ahora la mayor proporción de transacciones se realizan a través de canales digitales, lo cual es unaspecto clave para aumentar la bancarización en Centroamérica. También es necesario continuarfortaleciendo la educación financiera y adaptando los productos y servicios dirigidos a la atención de lossegmentos que aún no son atendidos por los sistemas financieros”, dijo Martínez, de Fitch.

Luis Lara, gerente general de Banco Industrial, explicó en febrero que, en general, la banca trabaja enun ritmo de transformación rápido y el usuario es muy distinto al de hace dos décadas. “Cada vez loscambios son más profundos y más rápidos. Lo que antes tomaba 20 años, ahora toma un año y si habíatal vez cuatro cambios en una década, ahora se dan en uno o dos meses”, matizó.

El banquero destacó que antes el ecosistema de pagos era manejo de efectivo, cambió a cheques,tarjetas de crédito y otros mecanismos, pero ahora el gran ganador son las operaciones electrónicas. “No digamos cuando venga esta nueva generación de jóvenes que nunca en su vida van a ver o a firmarun solo cheque”, vaticinó.

En el caso de Banco Industrial, esta aceleración trajo cambios. Lara dijo que las operaciones en agencia-alrededor de 700-, crecen a un ritmo del 1 % al año, pero que las electrónicas alcanzan niveles de tresdígitos cuando son lanzadas y que cuando ya maduran tienen un crecimiento de entre un 60 % y un 80%. “Es algo extraordinario”, apuntó.

Nuevos empleos para el sector

Este crecimiento exponencial trae nuevos retos. Rafael Barraza, presidente ejecutivo de Bancoagrícola en El Salvador, detalló que esta sofisticación abre nuevas fronteras y requiere de más recursos.

El banco, filial de Bancolombia, anunció que en 2022 invertirá US$25 millones en transformación digital para ampliar sus capacidades, lo que incluye la contratación de nuevas posiciones y el refuerzo de otrascomo científicos y analistas de experiencia de datos, y especialistas en tecnologías de la información.

“La transformación digital requiere de nuevos enfoques en la manera que trabajamos, estamos creando células de trabajo ágiles, creciendo en las capacidades de las que se dedican al trabajo digital, y esorequiere contrataciones de expertos que puedan crecer en estas áreas: personas que tengancapacidades analíticas, científicos de datos para reforzar el tratamiento del big data, con experiencia endiseñar experiencias de usuarios y extender las jornadas de experiencia del cliente”, apuntó.

El banco hondureño Ficohsa también avanza en esa ruta y detalla que en las nuevas contratacionesbusca diversidad de perfiles que incluyen negocios, tecnología, especialización financiera y controles deriesgos.

En El Salvador, Banco Cuscatlán anuncio -a inicios del año- que invertirá US$48 millones en suestrategia de transformación digital. En 2021 la entidad reportó un aumento de más del 30 % entransacciones en canales digitales y su apuesta en 2022 es comenzar a ejecutar un plan de inversión acinco años para innovar, automatizar y simplificar productos y servicios financieros, lo que incluye reclutar 100 posiciones entre las que se destacan científicos de datos, arquitectos de sistemas, especialistas DEVOPS, desarrolladores móviles, automatizadores UX, entre otras. El futuro, para la banca, ya llegó.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE