Claves del día
2022-04-08

Banco Mundial ubica a Panamá como líder del crecimiento económico en América Latina

El Banco Mundial (BM) ubica, en su ranking, a Panamá como líder del crecimiento económico de la región con una tasa del 6,5% para 2022 y 5% para 2023 y 2024.

Por La Estrella de Panamá

El informe semestral del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe posicionó a Panamá como líder del crecimiento económico de la región con un 6,5% para 2022 y 5% para 2023 y 2024.

Estas cifras ponen a Panamá por encima de países como República Dominicana, Colombia, Ecuador, Bolivia y Argentina.

Si comparamos las estimaciones que han realizado otros entes, tanto nacionales como internacionales, sobre el desempeño del producto interno bruto (PIB) 2022, vemos que el 6,5% del BM supera las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) e incluso las del Ministerio de Economía y Finanzas que apunta a un 5%.

En cambio, el Sindicato de Industriales de Panamá y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe tiene una visión un tanto mejor, coinciden que el crecimiento será más del 7%.

Para la economista Maribel Gordón, “el ranking del BM evidencia que Panamá es una economía que a pesar de la crisis de la pandemia ha tenido una generación de riqueza” especialmente del sector de los trabajadores “que permitieron una recuperación económica, incluso, antes de 2020”.

Sin embargo, apunta Gordón, se tiene que tener claro que el crecimiento económico no se traduce en una relación homogénea entre todas las actividades económicas, porque hay actividades que han sido favorecidas por su mayor capacidad en función de la acumulación de riqueza que lograron antes de la pandemia, como los procesos ligados al combate del COVID-19 o los incentivos estatales otorgados a la banca.

El otro problema, según la economista, es que el crecimiento económico de Panamá antes del COVID-19 no ha demostrado “un desarrollo económico o bienestar humano”.

Es decir, hay crecimiento, pero sin mejoras sustanciales de las condiciones de vida de la mayoría de la población.

“Esto es preocupante en la medida que tengamos una población con poder adquisitivo contraído y disminuido, y que está padeciendo precariedad dada la informalidad laboral, bajos salarios y los altos costos de la vida por la inflación, que puede llegar a afectar el crecimiento de algunos sectores particulares de la economía panameña”, subraya la también docente universitaria.

Gordón considera que los datos del BM son una muestra de la tendencia que hay desde hace unos años de los organismos internacionales de hacer los ajustes en un menor tiempo por la inestabilidad que existe en el plano económico, que no se puede negar.

Tasa proyectada para la región: 2,3%

En su informe, el BM señala que las tasas de crecimiento previstas para la región en 2022, si bien, se prevé que crezca alrededor de 2,3%, es prácticamente idéntico a la tasa de 2,2% de la década de 2010, es decir muy por debajo del promedio de 3,1% en las otras regiones del globo.

Así mismo, indica que la región enfrenta un mayor nivel de incertidumbre a medida que sortea la recuperación, ya que podrían surgir nuevas variantes; la creciente inflación mundial supone nuevas disyuntivas en términos de políticas.

La guerra que transcurre en Ucrania amenaza la economía mundial de manera profunda e impredecible, y el creciente sentido de urgencia en torno al calentamiento mundial genera demandas de acciones preventivas de gran alcance a nivel nacional y transnacional. Estos son algunos de los problemas que enfrenta la economía mundial y que afectan a la región.

BM con lectura optimista

Indistintamente de lo anterior, el BM tiene una lectura más optimista: “América Latina y el Caribe va camino a consolidar su recuperación de la crisis del COVID-19. La vacunación está muy avanzada en la mayor parte de la región, fortaleciendo la resiliencia ante nuevas variantes. La región está en vías de recuperar los niveles previos de PIB y empleo”.

Seynabou Sakho, directora de estrategia y operaciones del BM para ALC , comenta que “han observado que la recuperación ya está en camino en la región, ya que, por ejemplo, las escuelas han reabierto después de un extenso cierre y el empleo casi se ha recuperado a los niveles prepandémicos”.

Bill Maloney, economista en jefe del BM para la región, ha indicado que la región va “poco a poco, atacando los costos sociales que dejó la crisis, en términos de recuperar el empleo, bajar la pobreza, la deuda de la educación y de los manejos de los costos fiscales, que resultaron de los programas de apoyo que surgieron por la crisis”.

De acuerdo al informe, es imperativo poner en marcha una serie de reformas a favor del crecimiento en infraestructura, educación e innovación, y las inversiones más importantes deben financiarse a través de un gasto más eficiente y mayores ingresos fiscales. Pero estas reformas tan necesarias deben responder a los grandes acontecimientos que están configurando la economía mundial, incluido el cambio climático.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE