Claves del día
2016-12-12

Airbnb ofrece a Costa Rica recaudar impuesto en la plataforma

Empresa de alquileres de vivienda de economía compartida ofrece al Gobierno de Costa Rica la posibilidad de cobrar el impuesto de venta en su plataforma, y transferirlo al Estado, que podría auditar las transacciones. Airbnb se niega a dar información sobre sus anfitriones.

Por: nacion.com

La plataforma de alquileres inmobiliarios, Airbnb, se acercó al Ministerio de Hacienda de Costa Rica para ofrecer recaudar y transferir el impuesto de venta sobre las transacciones que se realicen en el país.

Así lo confirmó al diario costarricense La Nación Shawn Sullivan, director de Políticas Públicas de Airbnb para Centroamérica, quien en agosto se reunió con el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez y el director general de Tributación, Carlos Vargas.

Airbnb es una empresa tecnológica fundada en el 2008 con sede en San Francisco (California) que conecta a viajeros con opciones alojamiento en más de 34.000 ciudades en 190 países. Tiene 1,5 millones de anfitriones y más de 60 millones de huéspedes, según su página web.

En Costa Rica hay 6.600 anfitriones que ofrecen 11.000 espacios; la tasa de ocupación es de 27 días por año y los sitios que más se cotizan están en Puntarenas, Guanacaste y San José.

La oferta está siendo analizada por las autoridades tributarias por lo que no se referirán sobre el asunto, informó la oficina de prensa de la institución.

Actualmente, los anfitriones, que son los usuarios para Airbnb, perciben el 97% del costo total de la tarifa que cobran, mientras que la plataforma cobra una comisión del 3%. Por ahora, la hacienda pública no está recibiendo ingresos por la operación de este sistema de hospedaje.

Según la Dirección General de Tributación (DGT), este tipo de servicio de hospedaje debe pagar impuesto de venta y de renta.

Para Sullivan, es viable el cobro del impuesto de venta, no así el de renta porque corresponde a cada anfitrión hacer su declaración tributaria.

Durante el encuentro del pasado agosto, Hacienda solicitó a la empresa la base de datos de sus más de 6.600 anfitriones en Costa Rica, sin embargo, este punto no será discutido por Airbnb, por la protección a la privacidad de sus usuarios.

Si el gobierno acepta la propuesta, Airbnb cobraría el impuesto a sus usuarios por medio de la plataforma por Internet y permitiría al Gobierno auditar las transacciones para garantizar la confiabilidad de su declaración.

El cambio demoraría uno o dos meses a más tardar, según el director de Airbnb.

Lea aquí la nota original.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE