Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-08-09

Daniel Ortega y su esposa lideran preferencias electorales en Nicaragua

La popularidad de Ortega, según el sondeo de M&R es del 79,3%. Mientras que su partido, el FSLN, tiene una intención de votos de 65%.

Por AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa Rosario Murillo, aspirante a la vicepresidencia, lideran las preferencias para las elecciones del 6 de noviembre en las que buscan mantenerse en el poder, reveló una encuesta divulgada este lunes.

Ortega goza de la simpatía de 79,3% de los consultados y Murillo de 72,7%, según el sondeo de la firma M&R realizado del 27 de julio al 1 de agosto entre 2.000 personas aptas para votar. La encuesta tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales.

Ortega, quien gobernó en los años 80 y retornó al poder en 2007, aspira a ser reelecto nuevamente en noviembre al frente de la alianza Unida Nicaragua Triunfa, del Frente Sandinista (FSLN, izquierda).

El mandatario lleva como candidata a la vicepresidencia a su esposa, quien ha sido portavoz y mano derecha de su gobierno en los últimos 10 años.

De acuerdo con la encuesta, el FSLN tiene una intención de votos de 65%, mientras 22% no reveló su preferencia y el resto se apuntó por alguno de los otros cinco partidos que correrán en los comicios.

El estudio destaca que la mayor parte de los seguidores del FSLN tienen de 16 a 34 años de edad y poseen una buena situación económica.

"En la clase media y alta es donde hay más proporción de gente votando por el FSLN", dijo a la AFP Raúl Obregón, representante de M&R.

El desempleo, los altos precios de los alimentos y la escasez de agua siguen siendo los principales problemas económicos de la mayoría de los nicaragüenses, según el estudio.

No obstante, según Obregón, 6 de cada 10 nicaragüenses dice que votaría de nuevo por el FSLN porque el actual gobierno ha logrado reducir "la intensidad" de sus problemas con programas sociales.

A su juicio, la reciente decisión de la Corte de Justicia de descabezar el liderazgo del principal partido de oposición no tuvo mayor impacto en la opinión de la población.

RELACIONADAS