Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-07-26

El Salvador: Los costos por la violencia tienen millonarios subregistros

El cálculo, según una investigación de la UCA, es mayor a la estimación oficial debido a los subregistros que incluyen situaciones como pagos de extorsiones, desplazamientos por la violencia y reinscripción de escuelas, entre otros, que pueden ser mayores que el salario mínimo local.

Por La Prensa Gráfica

Un estudio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) advirte que la violencia provoca un severo desequilibrio en las finanzas de los hogares salvadoreños, más allá de las estimaciones macroeconómicas.

De acuerdo con datos del Banco Central de Reserva (BCR), la violencia drenó $4,026 millones en 2014, lo que representa el 14 % del PIB.

Meraris López, investigadora del Departamento de Economía de la UCA, explica que ese costo incluye el impacto al sector público y los gastos en seguridad privada de los hogares y las empresas, así como costos de oportunidad, es decir, ganancias que no se pueden dar a causa de la violencia.

Los US$4.026 millones que El Salvador gastó en prevenir la violencia en 2014 también equivale a dos veces lo que pagó por factura petrolera, el 97% de remesas que recibió ese año, 97% de recaudación total de impuestos de 2014 y 44% los depósitos bancarios

Sin embargo, la investigadora señala que hay gastos que no se pueden medir y que no se registran en las cifras oficiales, como sucede con las extorsiones, ya que estas no siempre se reportan.

Sostiene que tampoco hay un registro exacto de las cantidades de dinero que las personas deben pagar en las extorsiones para llegar a sus lugares de trabajo o para ingresar a las mismas colonias en las que habitan.

López dijo que hay gastos de mayor gravedad, como cuando una familia debe abandonar su hogar a causa de la inseguridad: mudarse de una colonia a otra representa un costo estimado en $423 por cada caso.

Asimismo, cambiar a los niños de su centro educativo requiere un gasto promedio de $333.48, según el estudio de la UCA.

En el caso de adaptar la casa con defensas u otros cambios, el gasto promedio es de $248, según el estudio. Todos son costos importantes que superan con creces el monto del salario mínimo legal del país, apuntó la investigadora.

Vea la nota original aquí.

RELACIONADAS