Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-03-26
Es importante incorporar encargados de proyecto y analistas que puedan interpretar los datos de la plataforma IoT y de los activos. (Foto: Archivo)

Cuatro claves para que una empresa se vuelva inteligente

Mantenerse a la vanguardia en un proceso de incorporación de tecnologías como el "Internet de las cosas", es uno de los principales retos de las compañías.

Por: iProfesional

Uo de los principales desafíos que enfrentan las compañías es mantenerse a la vanguardia dentro de un entorno cada vez más innovador, en el que se reconfiguran las industrias, los procesos de producción, las formas de hacer negocios y relacionarse.

En este marco, la "Internet de las cosas" (Internet of Things o IoT) aparece como la herramienta clave para volver más "inteligentes" a las empresas y así avanzar en el mercado, automatizar la logística y optimizar los resultados de trabajo.
En este camino, se deben tener en cuenta los siguientes cuatro puntos:

1. Algunas dificultades

La resistencia al cambio y la creencia generalizada de que las nuevas tecnologías requiere una gran inversión, son los dos grandes obstáculos que suelen aparecer.

Para superar esta barrera, se pueden realizar acciones que motiven el espíritu emprendedor de los empleados, como juego de roles, laboratorios de innovación y espacios creativos para intercambiar funciones.

2. Transparencia en los procesos

La IoT brinda la posibilidad de conocer aspectos que antes se desconocían y de actuar en consecuencia.

Una empresa de recolección de residuos urbanos, por ejemplo, conectó todos sus contenedores a Internet y comenzó a analizar las ubicaciones de cada trayecto. Al cruzar este dato con las roturas de los mismos, pudo identificar aquellos lugares "peligrosos" para el material y reubicarlos en otros sitios menos vulnerables, dentro de la misma zona. De esta forma, también simplificaron la rutina laboral, ya que los equipos adquirieron una nueva herramienta para analizar la información, generar alertas de forma automática y orientar la toma de decisiones.

3. Nuevos actores

El Chief Information Officer (CIO) es una pieza clave para elegir y acompañar la implementación de nuevas tecnologías que ayuden al negocio, ya que seguirá todo el proceso de adaptación y los mecanismos para implementarlo.

A su vez, es importante incorporar encargados de proyecto y analistas que puedan interpretar los datos de la plataforma IoT y de los activos.

4. Seguridad en la "nube"

Siempre es una preocupación de las empresas saber qué ocurrirá con sus datos y cuán sensible es tenerlos en la nube.

Para garantizar la confidencialidad, se puede cifrar la información, por ejemplo, de forma tal que no se pueda violentar el contenido.

Además, se puede incorporar un Chief Technology Officer (CTO) especialista en seguridad informática, para cuidar la seguridad de la plataforma y a los proveedores que trasladen sus mercados al segmento inteligente.

RELACIONADAS