Claves Del Día
Fecha de publicación: 2015-11-30
La mayoría del tráfico que viene de Asia o Europa en conexión va hacia los países de América Central.

Panamá se convierte en el eje de estrategia latinoamericana de Air France

La aerolínea francesa, del Grupo Air France KLM, anunció la apertura este mes de su sexta frecuencia de vuelo entre Ciudad de Panamá y Paris. Air France ha duplicado sus frecuencias desde apertura del vuelo, hace dos años. Presencia de ejecutivos de multinacionales, clave para este desarrollo.

Por Luis Alberto Sierra – estrategiaynegocios.net

Tras los recientes e impactantes atentados en Paris, los representantes del gobierno francés y del sector privado galo han reconocido la necesidad de seguir adelante y retornar a la normalidad, no obstante los efectos y medidas especiales de seguridad que se han venido implementando para evitar que haya nuevos actos terroristas.

Reflejo de este enfoque es la decisión que anunciaron esta semana representantes de la aerolínea francesa Air France sobre la apertura desde este mes de una nueva frecuencia diaria de vuelo entre Paris y Ciudad de Panamá, que lleva a seis frecuencias semanales la operación en esta ruta, y dada a conocer en reunión con los medios realizada en la residencia del embajador de Francia Panamá, Philippe Casanave.

La novedad implica la operación del vuelo adicional desde este mes y hasta el final de la temporada de invierno europeo (noviembre-marzo), entre el Aeropuerto Internacional de Tocumen de la capital panameña y el Aeropuerto Charles de Gaulle de Paris, y en aviones tip Boeing 777-200 equipados con las nuevas cabinas de larga distancia de la compañía, y que según los representantes de la compañía aérea podría pasar a tener el próximo año un vuelo diario, o las siete frecuencias a la semana que tiene ya KLM en sus vuelos entre Ciudad de Panamá y la plataforma en Amsterdam.

Metas y propósitos

Zoran Jelkic, vicepresidente del área del Caribe, Océano Indico y Latinoamérica de Air France KLM, recordó que KLM, que empezó en 2008 a operar tres vuelos semanales con Panamá, contaba en 2011 con un vuelo diario, y que se espera que el próximo año pueda hacer un nuevo anuncio, y al y haber un plan de inversión muy importante y que tiene que ver también con nuevos asientos, según destacó.

Otro logro para el ejecutivo fue que Air France haya duplicado en dos años su oferta en la ruta Ciudad de Panamá-Paris, y que siga desarrollando conexiones entre Panamá y Europa, además de rumbo a Asia y China.

Precisó que los 13 vuelos semanales que tiene el Grupo desde Panamá representan más de 420.000 asientos que se ponen a disposición entre Panamá y las plataformas en Paris y Amsterdam, a lo que se suman las conexiones a todo el mundo, y a través de más de 316 destinos a nivel global.

Desde su perspectiva, la presencia de muchas multinacionales en Panamá es otra oportunidad que ve el Grupo, y que está trabajando además en el tema turístico a través de compromisos como un contrato firmado con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). Valoró igualmente la importancia de la cooperación que mantiene el Grupo europeo con la aerolínea panameña Copa Airlines.

Jelkic, quien destacó que el presidente panameño Juan Carlos Varela viajará el próximo sábado en un vuelo de Air France de Panamá a Paris para participar en la Cumbre sobre cambio climático Cop 21, destacó que la mayoría del tráfico que viene de Asia o Europa en conexión va hacia los países de América Central.

El embajador de Francia destacó en el marco del anuncio, y como parte del esfuerzo de integración binacional, la visita de dos días esta semana a Panamá de representantes del principal gremio empresarial francés, que tuvieron contacto con ministros panameños y representantes de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Resaltó así mismo el establecimiento en 2013 del vuelo directo Panamá-Paris

como un paso muy importante dado en esta relación, y que admitió que se ha visto favorecida por la dinámica de la economía panameña, además de por su “hub logístico” (centro) y la instalación de multinacionales en esta nación de América Central.

Confianza

Bruno Delile, vicepresidente del área de pasajeros de la red de larga distancia de Air France, reconoció en entrevista con Estrategia y Negocios que la aerolínea está operando normalmente, basándose en sus valores y servicios, independientemente de lo ocurrido, en respuesta a la pregunta sobre los posibles impactos en el negocio de la aviación tras los atentados en Paris.

“Operamos como antes de los acontecimientos (los atentados). Se han implementado medidas de seguridad mucho más fuertes, y en cuanto a la revisión con rayos equis y el empleo de tecnología en el equipaje y las personas antes de embarcar, además del aumento de las medidas en lugares sensibles como los aeropuertos”, explicó el ejecutivo.

Delile indicó que no hay previsto nada nuevo en cuanto a las promociones y tarifas en los boletos de la compañía aérea.

Ante la consulta sobre los posibles efectos de los atentados en Francia en el negocio de la aviación comercial, el representante de Air France reconoció la posibilidad de la disminución de algunos viajes en relación con mercados como China y Japón, aunque subrayó el interés de la aerolínea en seguir compitiendo en diferentes lugares.

En cuanto a si el mercado de América Latina puede servir para compensar el descenso coyuntural que pueda haber en algunos vuelos, Delile reafirmó que el interés en la región no es nuevo y que se mantendrá.

Más comodidades

Delile destacó por su parte durante el acto que Panamá es uno de los pocos destinos en la aerolínea cuyos vuelos en su totalidad podrán gozar del beneficio de las sillas y cubículos rediseñados, para mejor privacidad y comodidad, y en desarrollo de un proyecto emprendido en 2012, luego de preguntarle a los clientes cómo podrían mejorar los productos y servicios de la aerolínea, y que prevé renovar 44 aviones Boeing 777, de los cuales se han adecuado 22, y que ha implicado una inversión del orden de los 500 millones de euros.

Se contempla además una inversión de 200 millones de euros en la nueva cabina de negocios de KLM, se agregó también.

La sillas para la clase de negocios explicó que se convierten en camas planas de dos metros, y que fueron elaboradas con texturas especiales y en busca de un buen balance.

Otro valor agregado que mencionó Delile para los vuelos de la aerolínea, junto la atención, es la coordinación del menú en la clase de negocios de los vuelos por parte de tres grandes chef franceses, y presentó al chef que vino con el vuelo que lo trajo esta vez de Francia, y el acceso a los pasajeros una pantalla más grande, entre otras facilidades.

RELACIONADAS