Claves Del Día
Fecha de publicación: 2015-11-26
Es difícil para un colaborador estar seguro de qué tan justo es su salario realmente, ya que se trata de un tema muy confidencial al interior de las compañías.

¿Crees que tu empresa no te paga lo suficiente? 13 señales de que tienes razón

Sentir que tu empresa no te paga suficiente es uno de los principales enemigos de la motivación laboral. La compensación económica es para muchos una prueba concreta de cuan valorado es su trabajo realmente para la organización y cómo contribuye a su crecimiento.

Por: expoKnews.com

Existen muchos factores que intervienen en el nivel de motivación y compromiso que los trabajadores tienen con una organización. El ambiente laboral, sus valores y las prestaciones que ofrece desde luego se encuentran entre ellos, pero el aspecto económico juega también un papel fundamental, ya que es un reflejo tangible del valor que la labor que realiza tiene para la empresa.

La compensación económica es para muchos una prueba concreta de cuan valorado es su trabajo realmente para la organización y cómo contribuye a su crecimiento. De acuerdo con una encuesta realizada por Glassdoor, 39% de los trabajadores considera que no recibe un sueldo justo por parte de sus organizaciones.

Sin embargo es difícil para un colaborador estar seguro de qué tan justo es su salario realmente, ya que se trata de un tema muy confidencial al interior de las compañías por lo que Business Insider publicó recientemente una lista de las señales más claras para identificarlo.

1. Presta atención a vacantes similares

Si tu empresa ha publicado una vacante para un puesto similar al tuyo ofreciendo un pago más alto, puede ser uno de los signos más evidentes de que tu salario está por debajo del promedio. Mantente al tanto de lo que ellos están buscando e identifica si tu nivel de experiencia y responsabilidades en la empresa justifican la diferencia.

2. Los ingresos de la compañía se han incrementado, pero tu salario no ha cambiado

Se trata de una señal sumamente difícil de identificar, sobre todo en empresas privadas, así que presta atención a las discusiones sobre el crecimiento corporativo. Si tu empresa ha experimentado un crecimiento del 20% en un año, pero su salario no se ha incrementado, podrás fortalecer tus argumentos a favor de un aumento.

3. ¿Qué hay de otras empresas?

Necesitarás estar al tanto del promedio de los salarios actuales para tu tipo de posición. Existen muchas fuentes en línea que podrían ayudarte; revisa constantemente el tipo de vacantes que te ofrecen, no te quedes en tu escritorio ignorando cómo se esta moviendo el mercado laboral.

4. Casi no es diferente de tu primer trabajo

El sueldo del primer empleo está generalmente por debajo del promedio en el mercado, así que si tu salario no ha cambiado mucho desde entonces o se trata de un empleo que aceptaste por desesperación, seguramente tu sueldo aún es menor del que debería ser.

5. Ganas menos que tus colegas con nivel similar

Aunque las conversaciones entre profesionales rara vez tocan abiertamente el tema financiero, y en algunas empresas incluso tienen prohibido hacerlo, existen espacios de networking en los que se cuentan anécdotas y el tema del salario es mucho más aceptado.

6. Tu nivel de responsabilidad ha aumentado, pero el sueldo no

Si tu jefe te entrega cada vez más trabajo adicional y una mayor responsabilidad sin otorgarte ningún aumento e incluso discutiendo al respecto, puede ser una señal de que el salario no está siendo justo.

7. Tu título se ha actualizado, pero el cheque no

Si ya has realizado una maestría o incluso doctorado y tu empresa está al tanto de ello, pero no existe ningún ajuste salarial, puedes comenzar a preocuparte frente a tu computadora, o a manifestar tu inconformidad.

8. Estás feliz de tener trabajo

Ser feliz en tu trabajo y estar feliz de tener trabajo son dos cosas abismalmente distintas, si en tu mente está la segunda, puedes comenzar a preocuparte, ya que refleja una actitud de conformismo.

9. Ha pasado más de un año desde su última evaluación

Si tu empresa realiza evaluaciones de desempeño y ha pasado ya más de un tiempo desde la última o ésta llegó sin un incremento salarial, es una señal significativa.

10. Te sientes inclinado a otras retribuciones

Has comenzado a tomar largos descansos, extender tu hora de comida o reducir tu horario algunos minutos. Esto puede significar que incluso a un nivel subconsciente sientes que tu salario no es justo.

11. Tus incrementos salariales son mínimos

Tal vez quisiste conseguir un aumento el año anterior o hace dos años, pero éste fue en un rango de entre uno y tres por ciento. Dependiendo de tu departamento, empresa e industria, esto puede estar en el extremo inferior de la escala.

12. Tu jefe es evasivo cuando hablan de tu trayectoria profesional

Si resulta imposible hablar con tu jefe sobre tu trayectoria o tener una conversación sobre el tema salarial, este puede ser un síntoma de que se trata de algo incómodo.

13. Tu empresa tiene un alto nivel de rotación

Un alto nivel de rotación puede significar la existencia de salarios más elevados en el mercado, ya sea a nivel económico o emocional.

Lea aquí la nota original.

RELACIONADAS