Claves Del Día
Fecha de publicación: 2015-11-09
El también presidente del Poder Ciudadano venezolano atribuyó la alerta migratoria en su contra a que las autoridades estadounidenses le revocaron la visa en 2001 "por motivos políticos".

Lío diplomático entre Panamá y Venezuela

El defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab, denunció ayer domingo que fue "hostigado" por funcionarios de migración en el aeropuerto de Panamá, donde retuvieron su pasaporte y lo interrogaron injustificadamente, indicó la Defensoría en su página web.

Por: AFP

"Sin que mediara justificación alguna, una funcionaria de migración (panameña) retuvo el pasaporte del actual presidente del Poder Ciudadano (Tarek William Saab) y lo llevó aparte para someterlo a un interrogatorio", dice el remitido.

Según el organismo, el incidente ocurrió en la tarde del domingo, cuando la funcionaria le informó a Saab que había sido llamado varias veces por altavoces.

Luego, inició un interrogatorio preguntando la ocupación del funcionario, "lo que éste se negó a responder".

Saab hacía escala en Ciudad de Panamá y pudo continuar su viaje para asistir a la asamblea anual de la Federación Iberoamericana del Ombudsman que se realiza esta semana en Montevideo, Uruguay.

La queja ya fue transmitida a la cancillería panameña por Pedro Durán, embajador venezolano en ese país centroamericano.

La Defensoría venezolana interpretó el incidente como "un nuevo acto de hostigamiento (...) que puede buscar intimidarlo y limitar su libertad de movimiento".

El pasado 3 de octubre, Saab denunció que Interpol le impuso una alerta migratoria, tras haber sido interrogado en un aeropuerto mexicano cuando se dirigía a la XII Conferencia Internacional de Institutos de Derechos Humanos adscritos a la ONU.

El también presidente del Poder Ciudadano venezolano atribuyó la alerta migratoria en su contra a que las autoridades estadounidenses le revocaron la visa en 2001 "por motivos políticos".

En esa oportunidad, el defensor, que ha ocupado varios cargos públicos durante los gobiernos del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) y de su sucesor, Nicolás Maduro, contó que tuvo que responder las preguntas sobre los motivos de su visita y los funcionarios autorizaron su ingreso a territorio mexicano sin mayores novedades.

RELACIONADAS