Claves Del Día
Fecha de publicación: 2015-10-21
Esta forma de trabajo colaborativo optimiza los recursos y talentos de las personas que participan en las empresas.

Liderazgo colaborativo: atreverse a quebrar el 'statu quo'

De acuerdo con Alexandra Kissling, presidenta de Voces Vitales Costa Rica esta nueva cultura de trabajo pasa por generar una inteligencia colectiva, incorporar a hombres y mujeres en los puestos de decisiones, promoviendo los talentos de cada uno de los miembros de la organización y dando espacio para la creatividad e innovación.

Por: María José Núñez - estrategiaynegocios.net

Las empresas y organizaciones que practican e incorporan el liderazgo colaborativo logran un mejor aprovechamiento de los recursos, permiten una mayor flexibilidad, innovación y creatividad en los entornos productivos. La inmersión en esta cultura organizacional implica quebrar el statu quo, romper las normas y la visión tradicional de la compañía.

El liderazgo colaborativo es la capacidad de un equipo de personas para organizarse y alcanzar los mejores resultados, de acuerdo a unos objetivos determinados, los cuales probablemente, no hubieran logrado tan exitosamente por separado. Y se aplica a la perfección a todo tipo de organización y empresa.

Así lo definió Alexandra Kissling, presidenta de Voces Vitales Costa Rica en entrevista con E&N, quien está convencida que esta forma de trabajo colaborativo optimiza los recursos y talentos de las personas que participan en las empresas.

Las firmas que han decidido cambiar su forma de hacer negocios, incorporando la cultura del liderazgo compartido se centran más en el recurso humano, cuentan con mejores ambientes de trabajo, se basan en el conocimiento y desarrollo de capacidades de sus colaboradores, estimulan la creatividad, la innovación continua y la inteligencia colectiva, generando un mayor impacto económico y social.

“Son empresas exitosas porque promueven el talento, la organización y la participación, aprovechando las fortalezas de cada uno. Liderar no se trata únicamente de motivar a la gente, es permitirles unirse al esfuerzo, hacer propias las metas de toda la organización, un líder está dispuesto a compartir y facilitar el liderazgo para lograr grandes cosas”, explicó Kissling.

ALEXANDRA KISSLING(800x600)

Alexandra Kissling.

Frente a un modelo antiguo más rígido, en el cual pedir ayuda es señal de debilidad, donde abunda la pasión por el poder, las jerarquías, las agendas ocultas, la división del talento, el miedo a los errores; el liderazgo compartido presenta la oportunidad de establecer un liderazgo basado en la misión compartida, la tolerancia, con un enfoque de comunicación, la exhibición de los talentos, la disertación, la ayuda y la multidisciplinariedad.

Según la presidenta de Voces Vitales Costa Rica, una gran porción de las organizaciones están llenas de prejuicios, pero para innovar y distinguirse del resto es necesario abrirse a nuevas formas de conocimiento, en las que todos los miembros de la organización, tanto hombres como mujeres, tengan espacios para liderar y poner en acción sus capacidades para darle una visión integral.

El liderazgo compartido definitivamente pasa por la necesidad de establecer roles más equitativos en términos de género, permitiendo la incorporación de más mujeres en los puestos de decisión, pero a la vez motivando a los hombres a desarrollarse en entornos menos competitivos y más colaborativos.

“Estudios de diversas consultoras internacionales demuestran que el liderazgo colaborativo desde el punto de vista de género, produce en las organizaciones y empresas mayores desempeños económicos, con retornos de un 53% más, con respecto a las que tienen poca o nada de participación de mujeres en los puestos de decisión”, indicó.

Al incorporar a las mujeres en puestos de decisión, la empresa gana una variedad de pensamiento que complementa con la visión masculina, hay una mayor productividad, mejores rendimientos financieros mediante la influencia del liderazgo, la construcción de valores, de la responsabilidad social empresarial (RSE), una motivación superior y más innovación.

De hecho, contó Kissling, un reciente estudio de Harvard demostró que la diversidad de género en las juntas directivas está ligada con las compañías que mantienen una sostenibilidad a largo plazo, con el desarrollo de más acciones de RSE y una inversión social 28 veces más grande, que otras que son dirigidas únicamente por hombres, pero no solo hay una inversión superior, sino que la calidad de las iniciativas es superior.

Liderazgo con visión femenina

Precisamente, desde Voces Vitales se ha trabajado fuertemente en el acompañamiento y generación de alianzas para lograr la transformación de las mujeres en gran diversidad de proyectos, con la creación de cadenas de valor y el liderazgo para alcanzar un crecimiento y éxito integral.

Voces Vitales Costa Rica es el capítulo local de la organización mundial Vital Voices Global Partnership, un proyecto desarrollado por Hillary Clinton, que tiene representación en 146 países del mundo y que trabaja bajo la premisa de invertir en la mujer para mejorar al mundo. La iniciativa para este país centroamericano inició en julio de 2014.

Consiste en el apoyo de mujeres emprendedoras, mediante capacitaciones en diversas temáticas, así como el acompañamiento de mentoras voluntarias, que las apoyan en el establecimiento de objetivos y la obtención de metas para potenciar su liderazgo. Asimismo facilita espacios para crear contactos, redes y posibles negocios.

Para Voces Vitales Costa Rica cada proyecto impulsado ha dejado grandes aprendizajes y se han visto las transformaciones de las mujeres que se benefician con las iniciativas, quienes han tomado confianza y han afianzado su liderazgo.

Uno de los proyectos que apoya Voces Vitales es la empresa social Nutrivida que nació para resolver un problema de subnutrición en el país centroamericano, sobre todo en poblaciones que tienen carencias de micronutrientes. La empresa desarrolla productos altamente nutritivos y accesibles a la gente.

Mediante el apoyo con mentorías, el BAC Credomatic y Florida Bebidas, la compañía ha desarrollado redes de mujeres que producen los productos, son agentes de ventas y pueden generar sus propios rendimientos económicos.

Además ha impulsado una alianza denominada Plan Maestro, una empresa social independiente que tiene que ver con el liderazgo transformativo y que permite que mujeres líderes se reúnan frecuentemente para establecer iniciativas y apoyos en distintas direcciones.

“Recientemente arrancamos con un proyecto para la lucha contra el narcotráfico en la zona de Limón, una provincia afectada por la falta de oportunidades, desempleo y crimen organizado. Allí hemos hecho alianzas con organizaciones de mujeres, para enseñarles a manejar proyectos, desarrollar liderazgo y dejar las capacidades instaladas para que arranquen con sus propios emprendimientos”, contó Alexandra Kissling, presidenta de la organización en el país.

Y como parte de este trabajo que viene desarrollando Voces Vitales en el impulso del liderazgo colaborativo con visión de género, organiza en conjunto con el Centro de Liderazgo para la Mujer del INCAE Business School el II Foro Euro-Americano de Mujeres Líderes, que tiene como eje central el liderazgo colaborativo como clave de éxito organizacional será el enfoque esencial.

La actividad que se realizará el próximo 2 de noviembre en Costa Rica, está orientada a personas de organizaciones, instituciones o empresas que puedan ser generadoras de cambio, conscientes de que el concepto de igualdad va más allá de las cuotas de participación y que la incorporación del liderazgo colaborativo permita el aprovechamiento de las fortalezas femeninas y masculinas para el proceso de toma de decisiones.

“El foro tiene un enfoque de liderazgo femenino, pero sabemos que cualquier tipo de avance que queramos tener, incluye a toda la población. Que la mujer no esté incluida y no participe activamente de la manera que lo debe hacer es un problema, al igual que lo es el hecho de que el hombre no tenga la oportunidades de acompañarnos en los procesos y de romper los paradigmas de roles y de exclusiones”, concluyó.

RELACIONADAS