Claves Del Día
Fecha de publicación: 2014-07-06
James Merrill, fundador de TelexFree. Estuvo preso y en junio fue liberado en Estados Unidos. (Foto: Agencias)

Nuevo caso de estafa piramidal mundial por 730 millones de euros

Más de un millón de inversores en el mundo confiaron desde el 2012 en una propuesta sin sentido: pagar por entrar en un sistema que permitía cobrar miles de euros por copiar y pegar anuncios clasificados en Internet. En realidad era una estafa de estilo piramidal. La compañía involucrada es TelexFree.

Por: Agencias

Según una investigación publicada por el diario español EL PAÍS, el caso se refiere a TelexFree, una empresa piramidal donde 50.000 "inversores" españoles (según cálculos del medio español) han perdido sus ahorros. Quienes se "inscribían" en el negocio debían realizar una labor de tan solo 10 minutos diarios, que no requería pericia informática y ofrecía un retorno anual de hasta el 265%.

La ilusión de enriquecerse haciendo 'clicls' se extendió, además, por Brasil (240 mil afectados), República Dominicana (150 mil afectados), Colombia, Perú, entre otros países. El fraude planetario suma 730 millones de euros, según el ente regulador de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). Telex Free tenía asiento en Estados Unidos.

Una de las afectadas, citada por EL PAÍS, señala que en marzo depositó 15.000 euros en la compañía multinivel, justo un mes antes de que el FBI descubriera la minúscula oficina de la empresa en Massachusetts y que se desmontara la pirámide.

"En Brasil, la compañía patrocinó al equipo de fútbol Botafogo y se convirtió en el segundo término más buscado de Google en 2013. El directivo del multinivel en este país, Carlos Roberto Costa, llegó a colgar en YouTube un supuesto contrato de Mapfre que garantizaba la inversión. Fuentes de la aseguradora española insisten en que jamás existió relación. Pero hay más. Los tribunales brasileños ya calificaron hace un año a TelexFree como una de las mayores pirámides financieras de la historia", de acuerdo al reportaje.

En tanto, los damnificados económicos en España se preparan para un largo proceso en los tribunales. Ultiman una demanda colectiva por la que ya se han interesado 1.200 víctimas, quienes alegan que el desplome de TelexFree fue algo controlado.

Dicen que los jefes conocían con antelación la noticia, y que trabajaron a contrarreloj para aumentar los ingresos y luego fugarse con el botín.

James Merrill, uno de los principales ejecutivos de TelexFree, fue liberado de la cárcel en junio por un juez federal de los Estados Unidos, con una fianza de US$900.000.

Merrill, de 53 años de edad, quien fue arrestado en Massachusetts, estuvo preso durante cinco semanas y junto a su cómplice, el brasileño estadounidense Carlos Wanzeler, quien huyó a Brasil donde no hay tratado de extradición con Estados Unidos, es imputado de ser responsable de la estafa que afecta a víctimas de varios países.

El magistrado Timothy S. Hillman, dijo que concedía la fianza, porque los fiscales no pudieron demostrar que Merrill, representa un riesgo de fuga.

TelexFree afirmó ser una empresa de servicios de telefonía por Internet, pero las autoridades dicen que fue en realidad un esquema piramidal que reclutó a miles de "promotores" para publicar anuncios para su producto en línea. Se pidió a los promotores comprar en TelexFree, pagando en cualquier lugar del mundo entre US$300 a US$1.400, para supuestamente entregarles las ganancias cada semana.

El dinero que recibieron no provino de las ventas generadas por los anuncios, sino de otras personas atraídas hacia el esquema fraudulento, dijeron las autoridades.

Un investigador secreto de Seguridad Nacional se hizo reclutar a TelexFree en octubre del 2013 y se le dijo que una inversión de US$1.425 daría US$100 a la semana sólo mediante la publicación de anuncios en línea y reclutando a otros, de acuerdo con la acusación federal.

El investigador encubierto publicó más de 700 anuncios, de acuerdo con documentos de la corte. Sin embargo, un reclutador de la compañía dijo al agente que no era necesario vender productos para ganar dinero.

El reclutador dijo que él mismo se había ganado US$1.600.000 "sin tener que vender un producto de TelexFree".

La fiscalía dijo que tiene como objetivo probar el caso de que TelexFree era un esquema piramidal de estafa multimillonaria.