Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-12-03

Crisis de contenedores: Expertos recomiendan tomar medidas inmediatas para mitigar efectos

Soluciones propuestas por diversos representantes empresariales durante foro internacional de comercio con Asia Pacífico organizado por el Centro de Promoción del Comercio y la Inversión Asia Pacífico-América Latina .

Por E&N

El uso de precios pre-pandemia en la aplicación de impuestos, la búsqueda de oportunidades de comercio con países más cercanos y las estrategias para la gestión de riesgo, contratos de seguros y términos de compra-venta, son algunas de las estrategias que recomiendan expertos y representantes empresariales ante el encarecimiento del transporte marítimo y la escasez de productos enmarcada en la denominada “crisis de los contenedores”.

El llamado lo hicieron en el marco del “Foro especial sobre logística internacional medidas de mitigación ante la crisis de transporte marítimo”, organizado por el Centro de Promoción del Comercio y la Inversión Asia Pacífico-América Latina (AP-LAC).

De acuerdo a Jairo Hernández, presidente de AP-LAC, la crisis logística internacional afecta a todos: productores, importadores, exportadores y consumidores, por lo cual, el centro unión en el foro a las distintas partes interesadas para abrir espacios de discusión y encontrar soluciones concretas para esta problemática que ya deja ver sus efectos en el país. Los expertos presentes en el foro abogaron por medidas en todas las líneas: a lo interno de cada empresa, en las organizaciones empresariales y desde el gobierno.

“El sector privado debe abocarse a la gestión de riesgo que implica este atraso en el transporte, la obtención de las materias primas requeridas, revisar sus contratos de seguros y los incoterms (condiciones internacionales de compra-venta), así como decidir si les conviene comprar productos un poco más caros pero con mejores tiempos de entrega”, recomendó el abogado Róger Guevara, de la firma Batalla y Asociados.

Costa Rica depende en gran manera de la importación de Asia en productos terminados y materia prima. Una solución es enfocarse en proveedores más cercanos: “esta puede ser una oportunidad para acercarse a productores de Suramérica y Norteamérica, con los cuales el valor de los fletes tienen un menor impacto”, señaló Rodnney Salazar, asesor logístico y vicepresidente de AP-LAC.

Sin embargo, la crisis en logística internacional no se concentra solamente en la región asiática, sino que se extiende a todo el mundo y las oportunidades de suplirse regionalmente podrían limitarse a países de Centroamérica, Panamá y Estados Unidos. “Lo que se debe hacer es comprar con mucha anticipación, la crisis ha afectado el abastecimiento internacional entonces hay que planificar inventarios tomando en cuenta que los productos y materias primas necesarias pueden llegar hasta meses después de solicitarse”, afirma Salazar.

Adicionalmente, se presentó el proyecto de ley No. 22770 Valor del flete de mercancías contenerizadas que se transporten por vía marítima, propuesto a la Presidencia de la República hace unas semanas y ya está en discusión en la Asamblea Legislativa.

La iniciativa establece valores fijos de referencia para los fletes de mercancías en lo que concierne al cálculo de impuestos. Los valores propuestos son de 2019 y tendrían una vigencia hasta el 30 de junio de 2022, a partir de la publicación de la ley. Desde el punto de vista centroamericano, Costa Rica planteó ante el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) una norma habilitante temporal y voluntaria para el cálculo del impuesto de importación.

“Esto influye debido a que el valor de los fletes contenerizados se ha elevado hasta 1000% en el último año y medio, un contenedor cuyo flete costaba US$2000 en 2019 hoy tiene un precio de hasta US$20 000. Como indica Salazar, “las acciones que se pueden tomar desde Costa Rica, solo pueden ser de mitigación, ya que el costo del transporte marítimo se sale completamente de las manos del gobierno”, comentó Andrés Gamboa, CEO de AP-LAC.

EE.UU. busca agilizar descarga de contenedores atascados en California para la temporada navideña

Las distintas acciones que ha impulsado el gobierno estadounidense han logrado que los más de 200,000 contenedores atascados en dos de los principales puertos de ese país comiencen a descargarse y a descongestionar la mercadería que ha estado atascada por meses.

Los cientos de miles de contenedores que desde hace meses están atascados en los puertos de Los Ángeles y de Long Beach, en California, EE.UU., podrían comenzar a desatascarse para antes de las festividades navideñas y de fin de año, según informó el secretario de Trabajo de ese país, Marty Walsh.

Según el mismo Walsh, las acciones realizadas por el gobierno estadounidense han permitido que la descarga de esos contenedores se agilice, pues el estancamiento en que han estado desde hace varios meses ha impactado significativamente la economía norteamericana, pues cerca del 40% de las importaciones de ese país ingresan a través de esos puertos. Según el funcionario, aplicar medidas como los llamados de atención, el aumento de las horas de operación de los puertos y el anuncio de posibles multas a las empresas que tuvieran sus contenedores varados, han ayudado a que cosas como los precios de envío y transporte, al menos en territorio estadounidense, bajen hasta en un 25% con respecto a los meses anteriores.

Según el periódico angelino La Opinión, Walsh realizó un recorrido por ambos puertos, donde afirmó que en los últimos días aumentaron las ventas en línea, impulsadas en el contexto del Black Friday, y señaló que “las personas están ordenando (sus compras) online con confianza”. Anteriormente, organismos que trabajan en temas económicos ya habían advertido que la temporada navideña se vería afectada por esta crisis, pues muchos de los productos que más se consumen en esta temporada se encontraban dentro de esos contenedores.

A la crisis en la cadena de suministro, misma que ha significado un aumento de hasta 500% en el precio del transporte de mercadería, se ha sumado el incremento en el precio de los combustibles, mismos que han influido en los precios finales de los productos y han contribuido en la crisis inflacionaria que ese país atraviesa.

Además, como producto del parón económico que significó la pandemia, el sector de transportistas también se encuentra en estado delicado, pues muchos de los trabajadores tuvieron que buscar otros empleos ante la falta de trabajo. Esto ha causado que tampoco haya suficientes trabajadores que trasladen la mercancía de los contenedores hacia su destino final, lo cual ha retrasado también la descarga y descongestionamiento en los puertos de la costa oeste de EE.UU.

Estos problemas, además, han afectado directamente a economías que dependen de la estadounidense, como es el caso de El Salvador, país donde ha disminuido el ingreso de remesas familiares en los últimos meses como consecuencia de los niveles de inflación que enfrenta EE.UU., misma que, según la administración de Joe Biden, ha alcanzado el punto más alto de los últimos 30 años.

RELACIONADAS