Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-11-25

Mujeres sin límites = a Mujeres Desafiantes

Del deporte olímpico a las Telecomunicaciones. De la ingeniería mecánica a la NASA. Del marketing digital a la inclusión multicultural. De la moda centroamericana a la proyección internacional. De la exclusión en la educación formal a convertirse en una de las 100 mujeres más influyentes del planeta. Conozca las historias detrás de las 5 “Centroamericanas sin Límites” del Evento Mujeres Desafiantes de E&N.

Por Ingrid Roldán Martínez, E&N

Más allá de la región centroamericana, más allá de sus respectivos países, las mujeres sin límites han desafiado todas las barreras, han escalado alto en distintos campos, sus nombres figuran en espacios destacados. Así lo demostraron en el Panel Sin Límites celebrado en el Marco del Evento Mujeres Desafiantes 2021 de Revista Estrategia & Negocios.

En el panel “Mujeres sin límites”, las invitadas contaron los desafíos que han enfrentado en sus respectivas carreras, esa brecha de género que aún hay que disminuir. Destacaron la importancia de la educación, del acceso a la salud, el acceso a fuentes de ingreso y como la figura materna fue fundamental para ellas.

Y es que datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo indican que de los 30 millones de jóvenes en Latinoamérica que todavía no acceden a educación, a puestos de trabajo, a tecnología, el 76% son mujeres, refirió la moderadora Karla Andino.

Sylvia Poll: Atleta olímpica, hoy líder en telecomunicaciones

“Existe una brecha en el sentido de que las mujeres están menos conectadas que los hombres”, dijo la nadadora costarricense Sylvia Poll, ganadora de una medalla olímpica de plata, la primera medalla olímpica en ese momento para Costa Rica y Centroamérica. Representó a su país en dos Juegos Olímpicos: Seúl, Corea 1988 y Barcelona, España, 1992.

Pero su trayectoria como destacada deportista que ganó más de 600 medallas en competencias de natación nacionales, regionales y mundiales fue una etapa que le dio importantes vivencias y que recorrió paralela a sus estudios universitarios que la llevaron a obtener una maestría en INCAE Bussines School.

Hoy es gerente a nivel global de la División de Sociedad Digital en la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), vive en Ginebra, Suiza.

“He tenido la bendición de reinventarme en varias ocasiones, tengo diferentes actividades que he hecho en mi vida. En todas he visto algo en común que es: existen brechas importantes entre las oportunidades que tienen las mujeres y las oportunidades que tienen los hombres. En el caso de mi carrera deportiva y todavía se ve hasta hoy, las mujeres no tienen muchas oportunidades de practicar el deporte, en temas de acceso, de problemas culturales y no estamos hablando solo en América Latina sino en muchísimas partes del mundo”, comenta.

Muchos espacios de gerencia deportiva todavía están cerrados para las mujeres, cuestionó. “Uno ve muy pocas mujeres en puestos de federaciones o en puestos de comité olímpico nacionales, yo sé que el Comité Olímpico Internacional está haciendo un esfuerzo por cerrar esa brecha, pero todavía son muchos más los hombres que están en puestos de liderazgo”.

Una vez concluida su etapa en competencias deportivas se inició en el campo empresarial, trabajó en la empresa privada que la llevó a viajar por la región. “Pude hacer el salto y tener la oportunidad de trabajar en Ginebra, representando a Costa Rica y después en un organismo internacional. Siempre me ha gustado el estudio y he sido una persona muy académica además de la parte deportiva. Siempre tuve claro que me gustó mucho ser nadadora, pero nunca tuve interés en ser entrenadora o en abrir una academia que es lo que todo mundo asumía que iba a hacer, yo quería hacer otras cosas”, compartió.

Nuevamente, debía nadar con fuerza en un ambiente dominado por la mentalidad masculina.

“De mis años en INCAE percibí las cosas desde el mundo empresarial, ahí también vi grandes brechas donde no había suficientes mujeres en puestos de liderazgo o en puestos gerenciales”, enfatizó. “En el caso de las telecomunicaciones estamos viendo que la mitad de la población mundial no tiene conectividad y la otra mitad, que si tiene conectividad, no significa que tiene buena conectividad y acceso a todos les beneficios de las telecomunicaciones”, comenta Poll.

Pero la situación no se queda solo a nivel de conectividad. “Existe una brecha en el sentido que las mujeres están menos conectadas que los hombres y por ende tienen menos acceso a la información, a los servicios que las telecomunicaciones ofrecen, a la educación, a servicios de salud, a servicios financieros y eso no les da las mismas oportunidades y el mismo acceso a estas oportunidades. Estamos haciendo un enorme esfuerzo para ver cómo cerramos esa brecha digital sobre todos en el tema de las tecnologías de información”.

Karla Mossi: De la ingeniería mecánica a la NASA

“Tuve mucha suerte, mis padres no tenían ningún problema en tratarme igual que el resto. En la universidad muchas veces fui la única mujer en la clase, en un auditorio grande, porque estudié la carrera de Ingeniería Mecánica, en la Universidad Nacional de Honduras. Mecánica se asocia con tener las manos llenas de grasa y nadie quiere hacerlo”, dice Karla Mossi, científica hondureña que dirige el posgrado de Ingeniería Mecatrónica y Nuclear de Virginia Commonwealth University (VCU) en Estados Unidos. Comenzó su vida profesional colaborando con la NASA, donde descubrió que su pasión era la ingeniería nuclear.

Eligió estudiar una carrera que en su ciudad y su país cursaban los varones. “Me gustaba y quería estudiar la ingeniería, la matemática y la física. A pesar de todas esas barreras mi madre me apoyó. Cuando tenía que usar overol para aprender a usar las máquinas mi mamá le hizo cintura, era la única persona que tenía un overol con cintura”, recordó.

Karla destacó el papel de la educación en la vida de las personas, principalmente las mujeres. “Varias de mis compañeras de colegio y de la universidad han hecho una carrera en Honduras. A mí me salieron más oportunidades, no hay duda, pero ellas a pesar de todas las barreras que existían siguieron adelante. Yo creo que la educación tiene mucho que ver en eso, los hijos de los hijos hacen una generación diferente. Una de mis compañeras abrió una escuela secundaria y ella enfatiza matemática y ciencia para las niñas. La educación, no importa a qué nivel ni qué va a hacer con ella, es importante porque tiene un efecto a largo plazo, tiene efecto secundario en la generación que sigue y la que sigue, con todo, no necesariamente solo en la ciencia, sino en deporte, Internet, gobierno”, comentó.

Una de las percepciones que hay que cambiar en la región es que hay espacios limitados para las mujeres. “Falta mucho en los países de Centroamérica, dejar de pensar que las mujeres no pueden, sí pueden. Hay ejemplos en nuestros países, muchas han salido adelante y hay que seguirnos educando”, puntualizó.

Carol Frazer Haynesworth: Una voz en las comunicaciones

Carol Frazer Haynesworth, hondureña nacida en San Pedro Sula, fundó la organización Black In The World, en 2016, para crear el archivo más grande en el mundo de la historia de afrodescendientes líderes en cada continente, en las áreas de gobierno, política, negocios, educación, música y cultura.

En la actualidad es la directora de Estrategia e Inclusión Multicultural, de la agencia creativa Carmichael Lynch. Para ella es importante la sororidad entre las mujeres, “entender que cuando pedimos equidad para nosotras la pedimos para otras personas, cuando se habla de las necesidades de tenemos como mujeres y hablamos de forma transparente, eso hace camino para que otras mujeres que tienen ese tipo de necesidades se les pueda acomodar de esa manera. Para mí ha sido increíblemente clave entender el poder de mi voz y amplificar la de las mujeres que quizá no lo tienen”.

Ella, que ha trabajado en medios de comunicación, reconoce la importancia de esa representación, “que se vea representada la mujer en su sentido más positivo, que toda mujer vea que ella también tiene una voz”.

Una anécdota que contó fue cuando tuvo una reunión con la reina Rania, de Jordania. “Tuve la oportunidad de conocerla, se notaba que ella tiene un compromiso con su propósito, con la comunidad, con el mundo. En esa agenda, vi en ella el compromiso, ella me tenía tomada de la mano y me veía a los ojos, cuando la reina me veía pensé: eso que ella quería es la solidaridad entre mujeres para cambiar el mundo”.

Isabella Springmühl : romper paradigmas en la moda y en la vida

En “Mujeres sin Límites” estuvo presente la diseñadora guatemalteca Isabella Springmühl Tejada, una joven diseñadora guatemalteca que ha roto barreras. En un video contó su historia. Ella tiene Síndrome de Down. Estudió en el colegio y se graduó junto al resto de sus compañeros, pero cuando quiso inscribirse para estudiar Diseño de Modas dos universidades de la ciudad de Guatemala no la aceptaron.

Esto no la detuvo, continuó su formación de forma autodidacta. Desarrolló su propio proceso creativo. “El saber que soy diferente me ha hecho esforzarme más. Al salir de colegio, al igual que mis compañeros quería entrar a la universidad para estudiar diseño de modas, pero me negaron la opción, me sentí triste y devastada pero no me rendí. Empecé a los pocos a tomar clases de corte y confección en una academia, ahí aprendí a usar mi maquina de coser y a hacer mis propios patrones”, compartió.

Con el apoyo de su equipo plasma sus ideas sobre la tela. Precisamente, las hermosas telas y tejidos de su país la inspiran y con mucha creatividad crea diseños innovadores. Sus diseños son posteriormente elaborados por artistas y artesanos, utiliza textiles y huipiles guatemaltecos, que combina con saris, hermosos bordados en hilo y pedrería, sus famosas y coloridas borlas y sus tradicionales flecos.

“He reconocido numerosos países mostrando mis piezas que son el reflejo de mi creatividad, y de los hermosos tejidos de mi país”, destacó Isabella.

Sus diseños son conocidos internacionalmente. En el año 2016 fue ser invitada a participar como diseñadora emergente al Fashion Week, de Londres, y fue nombrada por la BBC como una de las 100 mujeres influyentes del año. Ha presentado sus colecciones en importantes pasarelas en Italia, Estados Unidos, México, Panamá y Costa Rica. Ha sido embajadora e imagen de importantes marcas internacionales como Pepsi, L’Ebel, IT Cosmetics. Actualmente está en desarrollo una campaña junto con Dove.

Shantall Lacayo, una “fashionista” que conquista América

“Lo que me ha impulsado es mi capacidad de soñar. En mi país dicen que cuando la patria es pequeña uno grande la sueña”, reflexionó la diseñadora nicaragüense. Ella, al igual que las demás participantes en este panel, reconoce lo fundamental que ha sido el apoyo de su madre. “He tenido la oportunidad de vivir en ciudades grandes, al venir de un país pequeño tienes el doble de fuerzas. Desde pequeña he sido una soñadora. Siempre ha sido más fuerte este sueño de llegar a ser una gran diseñadora”.

Tres momentos han marcado su vida y que la han llevado a donde está hoy. El primero fue ir a vivir a la Argentina en 2008 para estudiar diseño de modas, haber logrado dar ese salto sin recursos económicos, con la ayuda de su mamá. “Como mujer algo cambio en mí. Tuve mis primeras desilusiones, te imaginas que vas a llegar con tu talento a tocar puertas”, comenta.

En el país sudamericano estuvo casi 7 años. Después regresó a Nicaragua. Este regreso a sus raíces marcó el tipo de diseño que hace hoy. En 2018, fue el momento de emprender de nuevo el camino, pero siempre con un objetivo. Con su esposo decidieron ir a Estados Unidos.

“Uno de los factores principales del éxito que he logrado, definitivamente ha sido el apoyo incondicional de mi madre. Ahora que soy madre veo la importancia de reconocer los talentos. Mi madre, desde los 13 años me compró la primera máquina de coser. Ahora veo la importancia de que creamos en nuestros hijos para que sean felices”.

Admira a tres nicaragüenses que han hecho historia. La primera es Rafaela Herrera quien luchó contra los filibusteros, pero reconoce que hubo muchas más mujeres que no son reconocidas. Otras mujeres que reconoció son la escritora Gioconda Belli, “admiro su pasión, su falta de miedo”, dijo, y también Bianca Jagger que ha luchado por los derechos humanos. A nivel latinoamericano admira a la reconocida diseñadora Carolina Herrera.

“Ahora que soy madre entiendo por qué a la mujer le ha costado encontrar su lugar en la sociedad, tengo un esposo maravilloso siempre presente, pero las mujeres no nos dejamos ayudar. Entiendo ese instinto de sobreprotección que nos hace dejar los sueños a un lado. Es importante encontrar el balance. Hace falta creer en nosotras mismas. Para da un buen ejemplo a nuestros hijos”, concluyó.

RELACIONADAS