Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-11-16
Pfizer logo displayed on a laptop screen and medical pills are seen in this illustration photo taken in Krakow, Poland on October 18, 2021. (Photo by Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)

El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua entre países para producir píldora antiCovid

La iniciativa Unitaid, socia de la OMS en emergencias sanitarias, anunció un acuerdo con Pfizer para producir genéricos de su nuevo tratamiento contra el COVID-19.

Por AFP / Prensa Libre / El Diario de Hoy

El gigante farmacéutico estadounidense y la organización Medicines Patent Pool (MPP), creada por Unitaid (división de Naciones Unidas), hicieron el anuncio de forma conjunta este martes. La meta es que países con bajos ingresos también puedan producir y recibir esta píldora, que ha tenido buenos resultados preliminares.

La iniciativa Unitaid, socia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en emergencias sanitarias, anunció este martes un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para producir genéricos de su nuevo tratamiento en píldoras contra la COVID-19, con el fin de hacerlo más asequible en países en desarrollo.

Según indicó en rueda de prensa el vocero de Unitaid Hervé Verhoosel: los fabricantes de medicamentos genéricos “que reciban sublicencias podrán ofrecer el nuevo medicamento en asociación con el ritonavir (utilizado contra el virus del VIH) en 95 países, que cubren cerca del 53% de la población mundial".

Claves del Día: Pfizer pide a EEUU autorizar uso de emergencia de píldora anticovid

Mediante el acuerdo, se podrían producir genéricos del fármaco experimental PF-07321332, que en combinación con ritonavir en bajas dosis reduce según la farmacéutica Pfizer en casi un 90 % el riesgo de muerte por COVID-19 en enfermos con comorbilidades. Los países de América Latina que se verán beneficiados son: Belice, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

El nuevo tratamiento está pendiente de aprobación por parte de las autoridades reguladoras de los distintos países, aunque los expertos afirman que los resultados iniciales son prometedores. El acuerdo con Unitaid, pendiente de esa aprobación por parte de autoridades reguladores, “llevaría el nuevo fármaco, en combinación con ritonavir, a 95 países, que suponen el 53 % de la población mundial”, destacó Verhoosel.

La producción de genéricos se llevaría a cabo sin que Pfizer recibiera ingresos por derechos de patente mientras la COVID-19 siga siendo declarada una emergencia internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El acuerdo es “un importante paso para asegurar que las últimas herramientas en la lucha contra la COVID-19 están disponibles en países de ingresos medios y bajos al mismo tiempo que en las economías más desarrolladas”, subrayó el portavoz de Unitaid.

El nuevo fármaco antiviral, pensado especialmente para grupos de riesgo, puede comenzar a administrarse si se tiene noticia de haber estado expuesto al virus o con los primeros síntomas.

Tras el anuncio de Unitaid, Médicos Sin Fronteras (MSF) pidió mediante un comunicado que Pfizer aclare cuáles serían los precios del tratamiento, ya que con anterioridad adelantó que podrían ser similares al recientemente desarrollado por Merck (unos US$700 en los países de ingresos altos).

Disponibilidad en meses

Con este acuerdo, Pfizer avanza en la misma senda que su competidor Merck, que selló un pacto similar con MPP para su propio anticovid oral, el molnupiravir, que exhibe también una fuerte tasa de eficacia. Estos resultados prometedores aún deben ser confirmados, subrayó Esteban Burrone, responsable de la elaboración de políticas de MPP, en una entrevista con la AFP. Pero si se validan, la disponibilidad “será una cuestión de meses y no de años”, aseguró.

El acuerdo incluye a todos los países de renta baja y media-baja y de renta media-alta de África subsahariana, así como a los países de renta media-alta que han alcanzado este estatus en los últimos cinco años, detalló Verhoosen.

Esta lista incluye ocho países de América Latina: Belice, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua y Venezuela. Francisco Coma, ministro de Salud de Guatemala, dijo que la prioridad en Guatemala es la vacunación, dado que es lo que la ley les faculta, aunque asegura que ya están en contacto con los fabricantes de la píldora.

“Lógicamente tiene que estar en la estructura de lo aprobado por la ley de emergencia, eso probablemente representaría una ampliación o una modificación a la ley tal cual está estructurada en este momento, pero estamos esperando la validación de que este tratamiento ya esté disponible para los países”, dijo Coma. “Ya tenemos establecidas relaciones con el fabricante para ver no solo esto sino también la vacuna para niños y también la vacuna que ellos están proponiendo, que aún no está autorizada, de 4 a 6 años”, agregó el funcionario.

Pfizer no recibirá regalías por las ventas en los países de bajos ingresos y renunciará a sus regalías por las ventas en todos los países cubiertos por el acuerdo mientras el covid-19 siga siendo considerado como una emergencia de salud pública de interés internacional por la Organización Mundial de la Salud.

MSF se mostró “desalentado” por el acuerdo, que excluye a Argentina, Brasil, China, Malasia y Tailandia, que tienen importantes capacidades de fabricación de genéricos. Al igual que el molnupiravir, el tratamiento de Pfizer, que se comercializará como Paxlovid, debe administrarse en un plazo de 3 a 5 días desde la aparición de los síntomas.

Aunque ya existen tratamientos –principalmente en forma de anticuerpos sintéticos– son fármacos para pacientes que ya padecen formas graves de la enfermedad y que se inyectan por vía intravenosa y por tanto son complejos de administrar.

Por el contrario, una píldora o un comprimido puede recetarse rápidamente al paciente, que puede tomarlo fácilmente en casa.

RELACIONADAS