Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-10-25

Guatemala es el país que más remesas recibe este año en Centroamérica

Centroamérica será la región de Latinoamérica y el Caribe que tendrá el mayor porcentaje de crecimiento en la recepción de remesas familiares durante el 2021 respecto al 2020, del cual, a Guatemala le corresponde un 45%.

Por Prensa Libre

Los ingresos por remesas en el área de Centroamérica registrarán un crecimiento en el rango de 21 a 26%, con montos estimados de US$31.262 millones a US$32.514 millones y de esto, Guatemala totalizará cerca de US$14 mil millones.

A nivel Latinoamericano, según las proyecciones publicadas en el informe Las Remesas a Latinoamérica y el Caribe y los efectos de la pandemia del Covid-19: 2020-2021 del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), Guatemala estaría teniendo una participación del 11% del total, lo que, de nuevo, lo convierte en un importante actor en la región.

El organismo internacional con sede en México prevé que el ingreso de remesas para 2021, se estaría ubicando entre US$118 mil 286 millones y US$123 mil 341 millones, lo que significará una tasa de crecimiento entre 17 y 22% respecto al 2020. Centroamérica está por encima de ese indicador. En 2020, el monto total fue de US$101 mil millones; en 2019, US$93 mil millones; 2018, US$86 mil millones; 2017, US$79 mil millones; 2016, US$70 mil millones; y 2015, US$66 mil millones.

País apalancado por remesas
Pedro Pablo Solares, asesor en temas de migración, comentó que las cifras reveladas por el Cemla confirman que Guatemala es uno de los principales receptores de dinero en la región y considera que el indicador bien podría cerrar en unos US$15 mil millones este año.

Ese monto significaría la tercera parte de las remesas totales que se proyectan que recibirá México (de US$46 mil 782 millones a US$48 mil 572 millones) y al comparar, la población es mucho mayor, lo cual significa que Guatemala es un país apalancado por las remesas que vienen desde Estados Unidos, pues el monto corresponde a la mitad de lo que recibirá toda Centroamérica.

Además, representa el 67% de todo lo que recibirán los países sudamericanos (entre US$22 mil 239 millones y US$23 mil 426 millones) y para Guatemala esos cálculos representan una desproporción que brinda una conclusión principal: el guatemalteco huye de su país para lograr mantener su familia.

El informe del Cemla resalta que, por la pandemia, las transferencias cobraron mayor importancia en las economías receptoras, ya que el crecimiento regional fue de 8.2% en 2020 y la relación entre Producto Interno Bruto (PIB)/Remesas creció en 39.4%, debido al deterioro de la actividad productiva en los países de Latinoamérica y el Caribe. En este sentido, Haití se mantiene como el país en la cual las remesas el mayor porcentaje del PIB en la región, con el 25.8%, le siguen Honduras con 24.2% y El Salvador, con 24.1%. En tanto que, a nivel de bloque, la importancia de estos flujos es mayor para las naciones del Caribe con 11.5% y Centroamérica con 10.2%.

Mientras en otros países donde la importancia de este recurso parece menor, comparada con su respectivo PIB, el Cemla detalla que estos flujos “benefician a millones de familias de recursos bajos, sin los cuales caerían a niveles de pobreza aún mayores”.

Brindar condiciones para inversión
Para Clynton Roberto López, director de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Francisco Marroquín, (UFM), declaró que el crecimiento de remesas para Guatemala seguirá creciendo “con bastante seguridad” en los años próximos, debido a que la institucionalidad del país sigue en deterioro.

Citó como ejemplo que, al analizar las publicaciones del Índice de Libertad Económica -del Fraser Institute-, el país sale mal calificado en todo lo referente al tema de justicia y esto deriva en que las inversiones locales y extranjeras que puedan generar empleos enfrentan fuertes riesgos y altos costos de transacción para sacar adelante sus negocios. Eso aleja la inversión y se convierte en un incentivo para que continúe la migración ilegal.

A pesar de que esta es riesgosa y costosa, las personas que deciden salir vislumbran mucha más esperanza de mejorar su calidad de vida en Estados Unidos, que en Guatemala.

Por ello, recalca que se debe trabajar en la institucionalidad y en la seguridad para que se incentive la inversión, se generen los empleos necesarios para que las personas dejen de ver como una tabla de salvación salir de las fronteras y al mejorar, según López, la institucionalidad también incentivará la mejora de inversión en capital fijo-privada y el ahorro nacional, que permitirían revertir la situación actual, concluyó el académico.

Mejora laboral
El informe del Cemla destaca en el capítulo de ingreso de remesas en 2021, que, en los primeros meses, se observan signos de recuperación importante en la ocupación de los migrantes en el mercado laboral de EE. UU., tanto en el número de ocupados, como en empleados a tiempo completo.

“Esta recuperación se manifiesta también en el crecimiento observado en las remesas que se recibieron en los países de Latinoamérica y el Caribeen lo que va del año”, precisa el documento. Por eso afirman que para este ejercicio se registra un importante crecimiento, como resultado de los pronósticos y los datos observados en los primeros meses del 2021, que evidencian una recuperación económica en todos los países. Pero, sobre todo, en Estados Unidos, que es el principal origen de las remesas que se reciben en la región.

Por otro lado, señalan que es razonable esperar que la gradual reapertura de las economías, después de las políticas de alejamiento social durante la pandemia, ayude a mejorar la ocupación y situación económica de los migrantes, que incluso puede incrementar los crecimientos que ya se observaron en estos últimos meses.


RELACIONADAS