Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-10-22
"Global connections for social, business, trade & transport, internet.Maps courtesy of NASA.See also:Europe and Asia versions:"

Integración centroamericana: Clave para recuperación económica

Con 200 años de independencia, Centroamérica tiene años de tratar de impulsar procesos de integración, en áreas aún fallidas. Pero el potencial sigue latente y las posibilidades de convertirse en verdadero bloque económico, político y social están ahí, listas para ser aprovechadas; solamente esperando que sus países acojan los ideales de unidad y el sueño de una patria grande.

Por Gabriela Origlia / Daniel Zueras, E&N

Con un potencial para convertirse en un bloque económico del nivel de la Unión Europea, para acceder a grandes mercados, oportunidades y posicionarse como un punto de inversión extranjera directa, Centroamérica es a la sexta economía más grande de Latinoamérica y el Caribe.

Cuenta con una enorme diversificación de productos para exportación; ha crecido fuertemente en la oferta de bienes y servicios para los sectores más productivos del mundo; ha alcanzado grandes avances en evolución tecnológica; tiene un territorio rico en recursos naturales y todo un aparato logístico de primer nivel.

Especial E&N: Bicentenario en Centroamérica, reflexión del pasado para repensar el futuro

Desde el año 2015 los países definieron una hoja de ruta para alcanzar máximos niveles de integración, sin embargo, la crisis por COVID-19 generó un atraso en las inversiones para superar los retos en materia de comercio y libre movilidad de mercancías. Existe ya un proceso regional que ha generado el impulso de infraestructura para la facilitación del comercio, incluyendo puertos, aeropuertos, líneas de transporte marítimo y ferroviario, dando mayor competitividad a los países.

Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destaca en diversos análisis y estudios realizados, que Centroamérica tiene el proceso de integración regional más antiguo y más resiliente de América Latina, lo que muestra una larga tradición de colaboración, resiliencia y multilateralismo. Señala que el comercio intracentroamericano representa una cuarta parte del total de comercio de los seis países miembros del Mercado Común Centroamericano, siendo el esquema de integración más resiliente.

Retos por delante

Centroamérica se encuentra actualmente en un laberinto que debe de resolver para salir hacia delante. No se aprovecharon algunas oportunidades del pasado que se pusieron en el camino. Hoy es una región resiliente, pero que se ha atascado en la integración, con una institucionalidad nada cercana a sus ciudadanos.

Es hora de buscar el camino común, de aprovechar sinergias y oportunidades. La pandemia pese a su impacto negativo también ha puesto nuevamente una oportunidad en la mesa, pues los esfuerzos que se puedan impulsar de manera conjunta podrían convertirse en un motor que lleve adelante los temas de la integración. Para ello será vital avanzar en el cumplimiento del Plan de Reactivación Económica que ya se propuso, dirigido a la atención de los sistemas de salud y vacunación efectiva; la facilitación del comercio y las operaciones transfronterizas y agilizar los procesos de movilidad y logística.

Algo que parece va por buen camino es el intercambio comercial, de acuerdo con el Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA) al primer semestre de 2021, las exportaciones de bienes en la región recobraron dinamismo.

Las exportaciones totales del Istmo alcanzaron un valor de US$10.207,4 millones al primer trimestre de 2021, cifras que implican un crecimiento del 12,6 % respecto al mismo período en 2020. Esta positividad en los números se refleja tanto en el mercado extrarregional, con un aumento del 12,9%, como el intrarregional que creció en 11,9%.

Aún quedan procesos pendientes y mucho trabajo para alcanzar la recuperación e integración regional, sin embargo, de aprovecharse todas las ventanas que se presentan y que los países asuman el liderazgo en este proceso, las proyecciones para Centroamérica pueden ser muy positivas.

Sobre todo, las acciones deberán estar dirigidas a la facilitación del comercio; innovadoras alternativas en el ámbito energético; la unión aduanera y la institucionalización de espacios de concertación. Pero éstas, necesariamente, tendrán que ir de la mano de iniciativas que realmente logren incidir para bajar los altos niveles de pobreza, desigualdad, productividad y violencia. En este especial encontrará los principales avances y desafíos que deberán superar las economías centroamericanas para llegar con éxito a la tan anhelada integración.

RELACIONADAS