Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-09-18

Los cuatro pasajeros de SpaceX regresan a la Tierra luego de tres días en el espacio

Cuatro turistas espaciales de SpaceX amerizaron en el Atlántico frente a la costa de Florida el sábado de noche luego de tres días en el espacio, culminando con éxito la primera misión orbital de la historia sin un astronauta profesional a bordo.

Por AFP

La cápsula Dragon resistió el vertiginoso descenso gracias a su escudo térmico y luego fue frenada por cuatro enormes paracaídas. El amerizaje se produjo según lo previsto, poco después de las 23H00 GMT (19H00 en la costa este de Estados Unidos), según un vídeo difundido por la compañía de Elon Musk.

"Ha sido un viaje extraordinario para nosotros, y no ha hecho más que empezar", dijo el comandante a bordo, el multimillonario Jared Isaacman, poco después de tocar agua.

Un barco de SpaceX recuperó inmediatamente la cápsula, antes de que se abriera su escotilla y los turistas espaciales, sonriendo ampliamente y agitando los brazos en el aire, salieran uno a uno. A continuación fueron trasladados al Centro Espacial Kennedy, desde donde comenzó su misión el miércoles.

El objetivo declarado de la misión, bautizada como Inspiration4, era marcar un punto de inflexión en la democratización del espacio, demostrando que el Cosmos también es accesible para tripulaciones que no han sido seleccionadas a dedo y entrenadas durante años. "Felicitaciones, Inspiration4", escribió en Twitter el CEO de SpaceX, Elon Musk.

Los cuatro novatos -Jared Isaacman, quien fletó la misión, y otros tres estadounidenses- pasaron tres días orbitando la Tierra, más lejos que la Estación Espacial Internacional (ISS), 590 km sobre la superficie terrestre. Orbitando a unos 28.000 km/h, dieron la vuelta al mundo más de 15 veces al día.

"Segunda era espacial"

"Bienvenidos a la segunda era espacial", dijo el director de la misión, Todd Ericson, en una conferencia de prensa tras el aterrizaje. Ahora, "los viajes espaciales se hacen mucho más accesibles a los hombres y mujeres de a pie", agregó.

Sólo hubo un pequeño problema durante el vuelo, con el sistema de aseo de la cápsula, pero se encontró rápidamente una solución, dijo Ericson, sin dar más detalles. "¡El mejor viaje de mi vida!", tuiteó Proctor tras desembarcar de la cápsula.

Los placeres de la ingravidez

Jared Isaacman, de 38 años, es jefe de una empresa de servicios financieros y un piloto experimentado. No ha sido revelado el precio, pero es de suponer que pagó a SpaceX decenas de millones de dólares por esta experiencia.

Isaacman les ofreció tres asientos a desconocidos: Hayley Arceneaux, una asistente médica de 29 años que se convirtió en la estadounidense más joven en ir al espacio; Sian Proctor, una profesora de geografía de 51 años; y Chris Sembroski, de 42 años, exalumno de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Antes del viaje, los cuatro entrenaron solo por unos 6 meses, mientras los astronautas profesionales pasan años preparándose.

Una vez en órbita, recopilaron datos (como su frecuencia cardíaca, sueño, saturación de oxígeno en la sangre, habilidades cognitivas, etc.) que deberían ayudar a comprender mejor el efecto del entorno espacial en principiantes.

También disfrutaron de la vista a través de una nueva cúpula de observación instalada en Dragon, pudieron hablar con el actor Tom Cruise desde la nave, comieron pizza y se deleitaron con la ingravidez al ritmo de la música.

Recaudación de fondos

La misión también sirve como una inmensa recaudación de fondos para el hospital pediátrico St Jude (Memphis, Tennessee), donde Hayley Arceneaux trabaja luego de haber sido tratada allí de cáncer cuando era niña. Dentro de la nave había varios artículos, incluido un ukelele que Chris Sembroski tocó en vivo el viernes y que será subastado en beneficio del hospital.

Es la tercera vez que la empresa de Elon Musk, que se ha convertido en pocos años en un gigante del sector, devuelve seres humanos a la Tierra: en anteriores misiones para la NASA, seis astronautas ya habían experimentado un amerizaje a bordo de la misma nave, tras una estancia en la ISS.

Esta misión pone fin a un verano boreal marcado por vuelos de multimillonarios al espacio. El primero fue Richard Branson, el 11 de julio, quien despegó a bordo de la nave de Virgin Galactic, y unos días después Jeff Bezos, el fundador de Amazon, con su empresa Blue Origin. Pero estos vuelos solo ofrecieron unos minutos de ingravidez.

SpaceX prevé otros vuelos de turismo espacial, incluyendo uno a partir de enero de 2022, que debe transportar a tres empresarios a la ISS.

RELACIONADAS