Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-09-13

Costa Rica: Advierten última reforma en pensiones es insuficiente

Los ajustes anunciados en agosto pasado por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para supuestamente darle mayor sostenibilidad al régimen de Invalidez Vejez y Muerte (IVM), simplemente no son suficientes y representan apenas un paliativo que hará necesaria una reforma mayor para de verdad salvarlo.

Por crhoy.com

Miguel Ángel Rodríguez, expresidente de la República; Rocío Aguilar, superintendente de Pensiones y Edgar Robles, Ex superintendente de Pensiones, coincidieron durante un foro organizado por la Academia de Centroamérica este viernes en que urge comenzar a discutir cambios más profundos en el sistema de pensiones e incluir el tema en la agenda de discusión política.

“Lamentablemente no es así, no va a llegar al 2050. Se demostró que el régimen de reserva se agota en el 2026, así de claro… los cambios (aplicados por la CCSS) empezarán a ser efectivos en 2024 y el efecto sobre la sostenibilidad mejorará si acaso un par de años, así que no se agotará en 2026 sino en 2028… si seguimos con este optimismo veremos que pronto la Caja saldrá a decir que no les alcanza”, advirtió Robles.

Robles y Aguilar coincidieron en que es necesario avanzar a un régimen de pensiones universal en donde el Estado pague de manera equitativa el mismo aporte para todos los regímenes.

Actualmente la CCSS aporta un 5,25% para el caso del IVM y ese aporte se eleva hasta un 15% para el régimen del Poder Judicial. Robles apunta a que no se deben dar subsidios intergeneracionales, y fortalecer el ROP eventualmente tomando ejemplos del extranjero como la creación de aportes voluntarios automáticos.

Aguilar señaló que la propuesta de la Supen es avanzar hacia una pensión básica universal que implica eliminar la pensión mínima, reducir el tope de pensión máxima y unificar la contribución del Estado.

Miguel Ángel Rodríguez por su parte, señaló que es necesario pensar en una reforma de fondo que implique un cambio en las cargas sociales. No se trataría de eliminarlas, sino de hacer un cambio en la fuente. Afirmó que existe un grave problema de informalidad en el país que debe combatirse y que sería una de las opciones para ampliar la base de contribuyentes.

Agregó además que hay cosas “pequeñas” que pueden irse haciendo, como trasladar el 0,25% de los trabajadores que hoy día va al Banco Popular para que pase al régimen no contributivo. Aguilar estuvo de acuerdo en esta opción. Otro de los aspectos que los analistas discutieron, fue las dificultades que existen en el mercado local para que las operadoras de pensiones puedan invertir adecuadamente. Miguel Ángel Rodríguez señaló en ese sentido que se deben empezar a buscar nuevas alternativas para aprovechar mejor esos recursos.

RELACIONADAS