Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-08-22
Latinex es la nueva marca de la bolsa panameña desde el 1 de julio de este año

Mercados bursátiles de Centroamérica expanden sus horizontes

Ante la incertidumbre que generó la pandemia, las bolsas de valores exploran nuevos enfoques, a través del diseño de productos y servicios.

Por Luis Sierra / Pablo Balcáceres

Los mercados de valores de Centroamérica implementan nuevas estrategias para expandir sus horizontes, tras los cambios que ha suscitado la pandemia, en un año en el que la recuperación comienza a asomarse, pero todavía no está garantizada.

El decrecimiento de la actividad bursátil vino a acelerar el lanzamiento de productos y servicios que ya se venían desarrollado, sobre todo aquellos dirigidos a pequeñas y medianas empresas, así como los de enfoque sostenible.

Lea más Transformación Digital en Centroamérica: El futuro ya comenzó

En la comparación de los volúmenes negociados en los primeros semestres de 2021 versus 2020, la Bolsa de Valores de El Salvador sufre una caída del -14,7% con US$2.847,2 millones a junio de 2021; en tanto, la entidad más grande de la región, la Bolsa de Valores de Costa Rica está llegando casi a tablas, con un retroceso del -1,3%, a unos US$18.237,8 millones.

Por su parte, la Bolsa de Valores de Panamá, ex BVP, y desde el 1 de julio conocida como la Bolsa Latinoamericana de Valores (Latinex), ha tenido un buen primer semestre del año, con un aumento del 88,9% en las negociaciones con respecto a 2020, a US$4.574,3 millones; y un 6,4% por encima del primer semestre de 2019.

La mayoría de los segmentos lucen todavía deprimidos en la mayoría de las plazas bursátiles, con excepción del mercado primario. En Panamá, este renglón se ha duplicado en el primer semestre, a US$3.209,1 millones; en Costa Rica ha crecido en 23,4%, a US$3.490,9 millones; y en El Salvador, 69,2%, a US$394,4 millones.

Prevalece la cautela

“Los inversionistas están muy cautelosos para actuar”, dice María Brenes, directora de Negocios y Relaciones Corporativas de la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica (BNV). En este marco, el 2021 no será un año de repunte, sino uno muy similar al del año pasado. La pandemia vino a acelerar una transformación que ya se estaba gestando en las bolsas de valores de la región: diversificar sus productos y servicios, con una visión ampliada del desarrollo de los mercados de capitales para sus públicos de interés.

Lea más: Las claves para crear la 'Shopper Experience' en tu negocio y aumentar las ventas

“Las bolsas están diversificando su portafolio de productos y servicios y están teniendo un rol más activo en el desarrollo sostenible de los países. Ante esta transformación, la BNV ha incorporado nuevas alternativas para ya no depender exclusivamente del ingreso de comisiones bursátiles, sino de diversificar nuestras fuentes de ingresos”, explica Brenes. Esta renovación va de la mano con el diseño de soluciones que se valen de la tecnología para llevar más eficiencias. Por ejemplo, el año pasado la BNV lanzó el servicio de central de facturas con proceso digitalizado. Con este instrumento, se facilita que las pymes accedan a liquidez. Además, los fondos de capital de riesgo ya son una novedad en el mercado costarricense, un esquema que podría apoyar indirectamente a las pymes.

La BNV también respalda activamente a las emisiones sostenibles. Los bonos verdes van enfocados exclusivamente a financiar a proyectos que le ayudan a disminuir su huella de carbono; los instrumentos sociales se destinan a iniciativas con impactos impositivos en la sociedad, en rubros como educación, salud, generación de empleo, reducción de la pobreza, igualdad de género, entre otros.

“Vamos a seguir fuertemente los productos relacionados con la sostenibilidad, el desarrollo sostenible y también vamos a estar trabajando fuerte con la central de facturas”, proyecta Brenes.

bolsa-valores-latinex-(800x600)

Rediseño de imagen

Latinex es la nueva marca de la bolsa panameña desde el 1 de julio de este año. Según la institución, el cambio de imagen corporativa responde a una visión de la institución como un centro de operaciones internacional del mercado de valores, con el compromiso de mantener la agilidad, la rentabilidad, la información hacia los inversionistas y una inclinación hacia las nuevas tecnologías y las finanzas sostenibles.

De hecho, Olga Cantillo, vicepresidente ejecutiva y CEO de Latinex, explica que el plan estratégico de la bolsa panameña este año consiste en la inversión de tecnología. “Exploraremos diferentes sistemas de custodia, con el fin de reemplazar el sistema actual de nuestra central de custodia Latinclear, el cual nos permita generar mayores eficiencias operativas”, sostiene Cantillo.

La bolsa panameña no quiere descuidar el mercado local, por eso ha identificado iniciativas de nuevos productos que aumenten la liquidez e integren a las pymes en el mercado de capitales, entre estas las facturas negociables. La idea es que las cuentas por cobrar de grandes pagadores se conviertan en liquidez inmediata en un mercado centralizado, al mismo tiempo que ofrecen retornos atractivos para los inversionistas.

En sostenibilidad, Latinex presentó en el primer semestre la Guía para el Reporte y Divulgación Voluntaria de Factores Ambientales Sociales y de Gobernanza (ASG), que se elaboró con el apoyo de BID Invest y estuvo a cargo de la firma consultora HPL LLC. “Los bonos temáticos o ASG se han venido desarrollando desde su lanzamiento en el mercado local durante el 2018 y actualmente contamos con varias emisiones de este tipo en proceso para ser ofrecidos al público inversionista”, dice la CEO de Latinex.

De cara a los próximos meses, Panamá tiene expectativas sobre la figura de fondos inmobiliarios. “Este tipo de instrumento tiene muy alto potencial, debido a su estado inicial en el ciclo de vida del producto, la condición del sector inmobiliario y el pleno crecimiento que se ha observado en la bolsa”, prospecta.

Hencorp constituirá gestora de fondos

La demanda por fondos de inversión sigue incrementándose en El Salvador. Ante esta tendencia, Grupo Hencorp inició el proceso para contituir una nueva gestora de fondos de inversión.

Aún en un entorno de pandemia, el crecimiento interanual de los fondos de inversión se sitúa por el orden del 70%. En junio pasado, acumulaban un patrimonio de US$255,76 millones, mientras que en junio de 2020 la cifra se situaba levemente por debajo de los US$150 millones, según estimaciones de Francisco Santa Cruz, Business Manager de Hencorp Casa Corredora de Bolsa.

Hencorp ya opera en el país a través de una titularizadora, Hencorp Valores, y un puesto de bolsa, por lo que la adición de la gestora de fondos vendría a crear sinergias, explica Santa Cruz. En el mercado salvadoreño Hencorp Valores acumula unos US$939,7 millones en titularizaciones desde 2010. A través de la casa de bolsa también puede estructurar certificados de inversión, papel bursátil, entre otros.

¿Qué enfoque tendrá la gestora de Hencorp? En primera instancia manejará un fondo de corto plazo, que es casi de rigor por la demanda que existe sobre dicho instrumento, pero no deja de evaluar otro tipo de productos.

“Al grupo le gusta innovar. Aquí no descartamos nada, podría haber posibilidad de fondos de capital de riesgo −que no hay en nuestra plaza−, fondos inmobiliarios, la ventaja del grupo es que nada está escrito en piedra”, adelanta Santa Cruz.

De momento, la gestora espera el visto bueno de la Superintendencia del Sistema Financiero y se tienen expectativas de que inicie operaciones antes de finalizar el tercer trimestre de este año.
Ciertamente el sector inmobiliario ha sido afectado por la pandemia, pero aún en este momento del ciclo económico existen oportunidades para los inversores, apunta Cantillo.

RELACIONADAS