Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-07-19

Variante Delta del COVID-19 lleva a Wall Street a su mayor caída en dos meses

Las acciones de la Bolsa en Estados Unidos sufrieron una pérdida generalizada ante la posibilidad de nuevos confinamientos por el acelerado incremento de casos de coronavirus en el mundo

Por Reuters.

Las acciones de Wall Street sufrieron una caída generalizada este lunes ante la posibilidad de nuevos confinamientos por el acelerado incremento de casos de coronavirus con la variante Delta.

Los tres principales índices de la bolsa de Nueva York finalizaron la sesión con pérdidas. El S&P 500 y el Nasdaq (el índice tecnológico) registraron su mayor declive porcentual diario desde mediados de mayo, con bajadas de 1.62% y 1.14%, respectivamente. Además, el índice industrial Dow Jones cedió un 2.13%, en su peor desempeño diario en casi nueve meses.

Las nuevas infecciones por coronavirus aumentan en partes de Asia, Inglaterra y América. Los casos de COVID-19 en Estados Unidos crecieron un 70% la semana pasada, principalmente debido a la variante Delta. La apertura de Gran Bretaña de todas sus restricciones sociales, en pleno avance de los contagios, también es un fuerte factor de preocupación, por la posibilidad de que la situación se descontrole. La aversión al riesgo también hundió los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, arrastrando a su paso los precios de las acciones de la banca, sensibles a los movimientos o expectativas sobre las tasas de interés. "Buena parte de esto está relacionado con la variante Delta", dijo a Reuters Paul Nolte, administrador de carteras de Kingsview Asset Management en Chicago. "Hay cierta preocupación ante la idea de que quizás la economía no se reabrirá tan rápido como todo el mundo cree y de que el gran auge que todos esperan será más bien un periodo estable en lugar de una plena bonanza", añadió.

Las acciones relacionadas con empresas de ocio y viajes se desplomaron. El subindicador S&P de las aerolíneas, el S&P 1500 Hotel and Restaurant, sufrió bajas mucho más significativas que el resto del mercado.

La aversión al riesgo también hundió los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, arrastrando a su paso los precios de las acciones de la banca, sensibles a los movimientos o expectativas sobre las tasas de interés. "Buena parte de esto está relacionado con la variante Delta", dijo a Reuters Paul Nolte, administrador de carteras de Kingsview Asset Management en Chicago. "Hay cierta preocupación ante la idea de que quizás la economía no se reabrirá tan rápido como todo el mundo cree y de que el gran auge que todos esperan será más bien un periodo estable en lugar de una plena bonanza", añadió.

Las acciones relacionadas con empresas de ocio y viajes se desplomaron. El subindicador S&P de las aerolíneas, el S&P 1500 Hotel and Restaurant, sufrió bajas mucho más significativas que el resto del mercado. El índice de volatilidad de CBOE, el denominado indicador del miedo en Wall Street, tocó su mayor nivel en más de dos meses. Los 11 principales sectores del S&P 500 terminaron el lunes en cifras rojas.

En México, el IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, también cedía más de un 2%.

RELACIONADAS